5 ejercicios de Cross Training

¿Has oído alguna vez la palabra “Crossfit”? Seguro que sí, ya sea por algún conocido que lo practica, en televisión, revistas, etc. El Cross Training, o “Crossfit”, es una disciplina del fitness.

 

Está de moda, se consiguen resultados increíbles, es entretenido, no requiere mucho material y conocerás muchísima gente nueva. ¿Te he convencido? Empezamos ya, ¿no? Aquí te dejo 5 ejercicios básicos para que sepas cómo realizarlos y vayas conociendo la zona más funcional de tu gimnasio. ¡Rompamos la rutina!

Dominada completa o Muscle up: Mejora del abdomen, espalda y fuerza. Mantén abdomen contraído para ayudarte a mantener la posición y sube hasta arriba. No te impulses, estira los codos al bajar y al subir la barbilla sobrepasará la barra. (Si puedes ya arriba intenta hacer un pequeño y rápido giro de muñecas y mete los codos para completar con un muscle up).

Thruster o sentadilla con empuje de fuerza: Beneficios para el tren inferior, hombros y de funcionamiento cardiovascular. Mantén el tronco recto y baja echando el peso hacia atrás, intenta que tus rodillas nunca sobrepasen la punta de los pies. La barra mientras tanto apoyada en los hombros, al subir estira el tronco y eleva la carga estirando los codos.

Dead lift o peso muerto: Para ganar fuerza, fortalecer abdomen, espalda, caderas y glúteos. Coloca piernas de forma paralela, separadas y con las rodillas ligeramente flexionadas. Separa los brazos entre sí por la distancia que hay entre hombros y las palmas de las manos colócalas hacia adentro. Contrae la región abdominal e impúlsate con la zona lumbar a la vez que enderezas rodillas.

Box jump o salto al cajón: Mejora la potencia y fortalece el tren inferior. Flexiona rodillas para tomar impulso como si de una sentadilla se tratase. Impúlsate y salta sobre el cajón amortiguando el salto mediante flexión de rodillas.

Toes to bar o pies a la barra: Mejora de la resistencia y fuerza. Fortalecerá abdomen y la zona media de tu cuerpo. Agarra con las palmas mirando hacia el frente y sepáralas poco más de la anchura de los hombros. Nos balanceamos ligeramente para que podamos elevar los pies hasta tocar la barra y bajamos haciendo resistencia.

Recuerda que es muy importante no excederse con las cargas y mantener el control de tu cuerpo en todo momento. Pero, sobre todo, no olvides consultar a tus Genius ante cualquier duda sobre la realización de cualquiera de estos ejercicios.

Nino Rodríguez Contreras.