Actividades Altafit: Ciclo Indoor.

En 1986 se creó el primer programa de ciclo dirigido a personas de todas las edades y condiciones físicas llamado “spinning”. A partir de esa fecha se implanto en los gimnasios de EE.UU. donde tuvo muchísimo éxito.

Desde el punto de vista técnico, en el ciclo indoor (CI) encontramos una serie de destrezas motoras que bien ejecutadas hacen de esta actividad un ejercicio físico de carácter cardiovascular de alta intensidad, saludable y poco agresivo a nivel articular. La perfecta combinación de entrenamiento y música encima de la bici estática hace que sea una de las actividades más practicadas y demandadas en los centros deportivos. En este artículo resumiremos algunos parámetros importantes para el buen desarrollo de una clase de ciclo indoor.

La intensidad en la clase de ciclo indoor viene determinada por tres aspectos:

  • La cadencia de pedalada, que se mide en revoluciones por minuto (rpm).
  • La resistencia de rodadura o la fuerza de frenado, la cual va a ser indicada por el profesor.
  • La posición sobre la bicicleta, diferenciando entre de pie y sentado y requiriendo la primera una mayor demanda cardiovascular, al reclamar la participación de un mayor número de grupos musculares.

 

Debemos tener en cuenta que la intensidad del ejercicio se debe tratar de manera individual para cada uno de nosotros y para eso es muy importante el uso del pulsómetro dentro de las clases. En el caso de no tener pulsómetro, podemos utilizar otros parámetros como la Escala de Borg (escala de sensaciones percibidas). De esta manera podremos conocer la intensidad a la que estamos trabajando durante la sesión de ciclo indoor y así poder optimizar mucho mejor cada sesión.

Además, hemos de tener en cuenta que la FC es un factor inestable sujeto a factores como nivel de estrés, sueño,  ingesta de medicamentos… Para poder observar los efectos positivos que nos aporta el ciclo indoor es necesario que alcancemos una intensidad entre el 70%-85% de la frecuencia cardiaca máxima (FC. Max) el mayor tiempo posible en una sesión de ciclo indoor, respetando la estructura lógica de la clase así como las diferentes zonas de entrenamiento: calentamiento (zona 1), fase principal (zona 2-3) y vuelta a la calma (zona 4).

La combinación correcta de las diferentes zonas será lo que aporte un beneficio a nuestra salud ante la práctica de esta actividad. Igualmente existirán casos que requieran de una prescripción de ejercicio particular en función de una patología o de una características propias (diabetes, obesidad, tercera edad, patologías cardiovasculares, hipertensión…) en los cuales será recomendable informar tanto al médico como al propio Genius de ciclo indoor de la práctica de ejercicio físico.

Teniendo en cuenta esto, la práctica correcta de una clase de ciclo indoor tendrá efectos positivos a nivel fisiológico:

  • Aumento de la capacidad aeróbica máxima: Se observan mejoras muy importantes con el entrenamiento, fundamentalmente basadas en el desplazamiento hacia la derecha del Umbral Anaeróbico, lo cual nos conducirá a poder soportar unas mayores intensidades de ejercicio durante periodos de tiempo prolongados.
  • Descenso de la frecuencia cardiaca en reposo y de la tensión arterial.
  • Aumento del consumo máximo de oxígeno (VO2max): ritmo máximo al que el cuerpo puede tomar, distribuir y utilizar el oxígeno en la realización de un ejercicio que utiliza una masa muscular considerable.
  • Hipertrofia del músculo cardiaco, en concreto aumento de la cavidad ventricular izquierda (zona relacionada con infarto de miocardio).
  • Aumento de la capilarización muscular.
  • Retraso en la aparición de fatiga muscular.

 

Lucía Fernández
 Lucía fernandez arena valencia_