Altafit Solidario, la importancia de la responsabilidad social

La responsabilidad social corporativa (RSC) es un concepto que suele asociarse inmediatamente con el beneficio empresarial –económico o cualquier otro de carácter intangible- que puede derivarse como resultado de nuestra actuación en cuestiones sociales o medioambientales.

Con frecuencia, la búsqueda de este beneficio se convierte en el objetivo primordial, hasta el punto de subestimar los principios altruistas que habitualmente sustentan estas causas, quedando relegado su papel al de mera herramienta necesaria como parte de la estrategia orientada a aumentar nuestra cuenta de resultados, en menoscabo de la función solidaria como parte fundamental de la RSC. En mi opinión, es un error valorar nuestro éxito o fracaso en este área únicamente en función del beneficio propio obtenido, opinión además que he podido corroborar a raíz de nuestra experiencia con la fundación Astrapace, la cual es la motivación que me lleva a escribir este artículo

Hace ahora tres años que desde Astrapace se pusieron en contacto con nosotros para ofrecernos una colaboración en relación a lo que ellos llaman actividades de ocio y deporte inclusivo para sus asociados; personas con parálisis cerebral y otras enfermedades afines. La propuesta consistía en algo tan lógico y razonable como que las personas de su asociación que estuvieran interesadas pudieran darse de alta en nuestro club y participar de las actividades dirigidas como cualquier otro socio, con la única particularidad de que en todo momento estarían acompañadas por un tutor que se hiciera cargo y le asistiera en aquellas situaciones en las que el asociado no pudiera valerse por si mismo. Con este tipo de actividades de carácter inclusivo se persigue así que todo participante de la actividad, con independencia del origen de sus limitaciones, puedan ser valorados por igual, tratados con respeto, y  provistos de igualdad de oportunidades

Por supuesto, aceptamos la propuesta inmediatamente y no tardamos más de una semana en recibir a los primeros interesados. Tal y como pude explicar recientemente en un programa de radio de Onda Regional de Murcia en el que tuve ocasión de asistir, tengo que decir que, salvo algún que otro tropezón de principiante por los nervios de las primeras clases (recordemos que por su condición, son personas que han tenido pocas posibilidades de hacer deporte en su vida), la experiencia no ha podido ser más positiva, tanto para personas como Josefa, que acude a AltaFit Murcia desde poco después de nuestra apertura, como para los técnicos, compañeros y tutores que la suelen acompañar en las clases en las que participa.

Aquí puedes escucha el programa completo:

No hace demasiado tiempo que la responsable de actividades deportivas de Astrapace me hizo saber que su satisfacción con nuestra colaboración era mutua, y que además, estaba especialmente agradecida porque antes de nuestra apertura estuvo buscando durante algún gimnasio en la ciudad donde poder acometer actividades de ocio inclusivo para sus asociados, encontrándose con la negativa de todos aquellos clubs en los que preguntó alegando que la participación de los asociados de Astrapace podría incomodar y violentar al resto de socios del club y alterar el desarrollo normal de la clase.

Siendo honestos, esas razones que alegaban otros clubes es una posibilidad que nosotros también consideramos. Pero valorando la propuesta en su conjunto, tuvimos claro que la posibilidad de perder algunos socios no nos importaba tanto como la oportunidad de participar en una iniciativa tan solidaria desde el punto de vista social, puesto que para nosotros, la fórmula del éxito en este campo consiste en conjugar de forma equilibrada la ética y la estrategia empresarial

Visto con perspectiva, está claro que acertamos plenamente en todos los sentidos al colaborar con Astrapace, y a día de hoy, seguimos haciéndolo. Afortunadamente, no hemos tenido queja alguna de ningún socio (todo lo contrario) ni tampoco que sepamos, ninguna baja por este motivo. Pero si la hubiéramos tenido, nos hubiera quedado la satisfacción de participar en una iniciativa tan loable, lo cual, para nosotros es mucho.

Marcelino Cardona