¿Aprender a respirar? ¡Tú ya sabes hacerlo!

Cuando nasciste respirabas bien… Cuando te sientes bien… respiras mejor… No se trata de aprender a respirar, si no de LIBERAR…

 

Si tienes un día maravilloso y emocionalmente te sientes mejor, ahí respiras mejor. El problema es saber liberar. La respiración mantenida retiene emociones, cuando lloras, ríes, gritas, te notas más libre, te ayuda a respirar mejor.

La respiración puedes dormirla, acabarla o relajarla… y también puedes liberarla…

¿Qué puedes hacer?

Aprende a realizar la respiración abdominal no forzada, no la realices de forma militar, se consciente de tu respiración, de tu pecho, de las tensiones. Aprende a calmarla, con ejercicios que te enseñare, también te puede ayudar mucho la meditación, el Yoga, inducción a la relajación, etc…

La ESPIRACIÓN, tiene que ser libre. “EL SUSPIRO” es muy importante que lo hagas, libera emociones, es una vía de escape. Aumenta la energía corporal.

¿Qué ejercicios puedes realizar para aumentar el nivel energético?

Es importante que tengas en cuenta, que la parte anterior de tu cuerpo  está formada por una cadena anterior muscular (visceral) y una cadena posterior muscular (espalda, sostiene el cuerpo) entre medio nuestro pulmones, entre la inhalación y la exhalación, ambas cadenas generan mucha tensión y la presión al respirar se ve reducida, es muy importante estirar estas dos cadenas musculares, que incluyen grandes grupos musculares, el acortamiento de estas cadenas, ya sea por estrés, emocional, ejercicios, postural, genera una respiración forzada, genera cansancio y un nivel energético muy pobre.

Estiramientos de cadenas musculares

Estiramiento de cadena anterior con bola, alarga tus brazos, notarás tu diafragma y pared abdominal como se estiran, libera a tus pulmones.

respirar altafitEstiramiento de cadena anterior (opción sin bola). Cierra tus puños e intenta abrir el pectoral.

Estiramiento cadena posterior. Ejercicio de Pilates, La pirámide. (Opción más fácil, utiliza el balón, te tumbas encima de la bola, boca abajo.)

Y lo mejor de todo…un consejo!

Realízalo todos los días y te ayudará a dormir mejor.

Te tumbas en el suelo, para lograr ese estiramiento para todo cuerpo,  sé consciente de tu respiración durante unos minutos, cierra los ojos, escucha tu respiración, suspira… realízalo por la noche y descansarás mejor por la noche.

 

Lorena Zaragoza Quevedo