Barranquismo, deporte acuático y de aventura.

La primavera y el verano son las mejores temporadas para la práctica del barranquismo. Pronto comenzará el deshielo, el agua comenzará a correr por cauces, gargantas, torrentes y cañones, y se darán las mejores circunstancias para la práctica de este deporte acuático y  de aventura. 

 

El barranquismo, en su versión acuática, consiste en sortear los desniveles, unas veces mediante saltos a pozas, otras por los toboganes naturales que forma el paso del agua que pule y labra la roca, y otras con la ayuda de la técnica del rápel. Si no lo has practicado nunca, es mejor que contactes con alguna empresa especializada, ya que no está exenta de peligro, y es necesario conocer bien la zona donde se practica.

En nuestra geografía son muchos los puntos en los que se puede practicar. Galicia, Asturias, Cantabria, acompañan en la franja norte a los Pirineos. Pero también son muchos los puntos para practicarlo en Cuenca, la Comunidad Valenciana, Cáceres, Granada o Málaga más al sur. Vamos a recomendaros tres, uno en el norte, otro en el centro y otro en el Sur, para que podáis planear una escapada cualquier fin de semana.

1. Granada – Río Verde.

 

Con diferentes tramos o niveles adaptados a todos los públicos, el cauce de Rio Verde (Granada) por el parque natural de la Almijara, tiene un sinfín de obstáculos como saltos a las pozas verdes de agua cristalina, a las que descender por toboganes inolvidables o realizando rapeles por cascadas de agua de diferentes longuitudes.

cuenca 22. Cuenca – Barranco de las Chorreras.

 

Es un barranco con un caudal de agua bastante estable. Se trata de un tramo del cauce del río Cabriel donde el agua ha ido tallando sobre la piedra caliza un paraje excepcional y único. Merece la pena disfrutarlo. Ideal para iniciarse en la actividad, repitiendo los saltos y toboganes las veces que sea necesario, ideal también para que no se haga demasiado corto.

3. Huesca – Barranco de Formiga.

 

En la Sierra de Guara, cuenta con todos los elementos de un buen descenso, rapeles, toboganes, saltos, destrepes, sifones. Todo ello muy bien dispuesto, en estrechos pasillos y con el interés mantenido. Y para todos los niveles, ya que no tiene demasiada exigencia técnica, con opción además a abandonar el recorrido en cualquier punto y terminar a pie.

Y tú ¿has practicado barranquismo alguna vez? ¿Te animas a realizarlo esta temporada? Cuéntanoslo, y si conoces algún otro destino recomendable, también.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club