Cuida tu postura, no cruces las piernas al sentarte.

Son muchos los problemas de articulaciones que se diagnostican por malas posturas, vicios posturales, malos hábitos o simplemente en tu trabajo, si pasas muchas horas sentado.

Acciones como éstas generan multitud de problemas en la articulación de la cadera, la mayoría de las personas y en especial las mujeres, tienen esta costumbre de cruzar las piernas al estar sentados, brinda una falsa sensación de bienestar, nuestro cuerpo no está cómodo.  Específicamente en esta posición, los músculos que deberían estar en contracción para dar protección, no actúan, generando una importante sobre carga en la pelvis.

La pelvis, es la base de cavidad abdominal inferior, articulación se une por tres huesos, el Ilion, el Isquion y el Pubis. Es Isquion, es donde recae el peso de nuestro cuerpo, al estar sentados. Debido a la relajación que provocamos al estar sentados,  se formará un espacio entre la cabeza del fémur y el acetábulo (cavidad articular).

cadera

Esta acción genera que la articulación salga del eje permitiendo así que el muslo se desplace de la articulación.

Al estar sentados los músculos soportan cargas diferentes de la que están preparados y no ejercen la debida contracción para mantener las articulaciones protegidas, motivo por el cual debemos sentarnos en la silla manteniendo la mejor postura posible.

Si estamos sentados con las piernas cruzadas estaremos proporcionando la ampliación de este espacio articular, pero a la vez al levantarnos de la silla, la musculatura necesita un tiempo para activarse y casi nunca se lo proporcionamos.

Como resultado, las piernas estarán desniveladas y una cadera más alta que la otra. Tendremos que ejercer una fuerza y tensión desequilibrada en la musculatura, esto dificultará que el muslo retorne a su situación normal de igualdad y de división de cargas, generando una importante descompensación y desequilibrio muscular, provocando leves hipertrofias musculares en glúteos y lumbares, inflamaciones de caderas, problemas circulatorios, desniveles en la pelvis, problemas circulatorios, trombosis venosa, etc…

Por este motivo es fundamental practicar deporte, si estas muchas horas sentado, mejora tu postura, un tonicidad muscular, evita vicios posturales, que no en el momento si no con el tiempo se van desencadenando alguna de estas lesiones.

Importante, si ya tienes artrosis de cadera, evita esta postura.

Recuerda, el Pilates, es una gimnasia pasiva, y es la actividad por excelencia la cual uno de sus principales resultados es la estabilización lumbo-pélvica, justo la zona que necesitamos trabajar, reduciendo esos malos hábitos que día a día generamos por nuestras posturas.

CONSEJOS ÚTILES:

  1. Si no tienes opción de acudir a clases de Pilates, y vas a pasar muchas horas sentado, intenta que sea en una silla ergonómica, recuerda que la carga, en  si se distribuye a lo largo de tus piernas y no sobrecargas solo la articulación de la cadera.
  2. Otra consejo a tener en cuenta, a cada hora o cada no dos horas ponte de pie, y anda un poco, moviliza las piernas, estíralas, activa la circulación para eliminar los bloqueos.
  3. Algo que también es importantísimo, en casa estira todos los días que puedas, al finalizar el día tomate 15 minutos y estira esas piernas, le mandas a las articulación líquido sinovial, imagina que es como si riegas una planta, todas tus articulaciones, músculos, tendones y ligamentos te lo agradecerán.

Muchísimo ánimo!!!…verás que con estos consejos te ayudarán a cambiar tus malos hábitos.

Lorena Zaragoza Quevedo
Lorena Zaragoza Quevedo