Dinamarca, el país que ama a las bicicletas.

Dinamarca cuenta con cerca de 12.000 km de carriles bici y se calcula que tiene aproximadamente unos 4 millones de bicicletas. Esto lleva a los turistas a disfrutar al máximo en sus rutas en bicicleta. Sus infraestructuras ciclistas hacen de este país el destino ideal para terminar esta serie sobre clicloturismo por Europa.

 

Su capital, Copenhague, ha hecho de la conciencia ecológica su bandera, y de la bicicleta, su principal medio de transporte (el 36% de sus habitantes se desplazan a diario en bici). Las distancias entre los diferentes sitios de interés y las atracciones son breves, para que no te falte nunca la oportunidad de parar y recargar tus baterías. El país se caracteriza por un terreno repleto de grandes llanuras, ideal para moverse en bicicleta, y ofrece rutas perfectamente señalizadas para ciclistas.

El punto más distante del mar se encuentra a tan sólo 50 km de las playas: nunca estarás muy lejos de las costas y de su encanto. Los pueblos y ciudades tienen carriles bici seguros, donde podrás mezclarte con los daneses y pedalear entre tiendas, bares y fiestas. Y si en algún momento crees que es la hora de descansar un poco las piernas, no tienes que hacer más que llevarte la bici a uno de los muchos trenes que atraviesan Dinamarca.

La mayoría de las rutas cicloturísticas se concentran en la península de Jutlandia, la parte continental del país. Así como en la isla de Selandia, la isla más grande donde se encuentra su capital, Copenhague y la isla Fionia, conocida como la “isla jardín” siendo la segunda isla más grande. Todo ello forma una zona muy accesible para poder viajar en bicicleta. Entre los recorridos que puedes hacer para conocer el país, tienes una ruta circular de 250 Km. que sale de Copenhague y pasa por Køge, Roskilde, Hillerød, Tisvilde, Helsingør y regresa a la capital. Transcurre entre  granjas, bosques, y pequeñas aldeas.

Una experiencia inolvidable, disfrutaremos con sus espectaculares vistas, los fantásticos puentes por los que cruzaremos de una isla a otra, siempre en contacto con su naturaleza, su historia y su cultura, sin olvidar su pasado vikingo.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club