Ejercicios para empezar a entrenar con pesas rusas o kettlebells.

Hace unos días te introducíamos en el entrenamiento con pesas rusas, sus ventajas y su técnica de manejo. Si te gustaría comenzar a practicar con las pesas rusas, pero no se te ocurren ejercicios más allá del entrenamiento de abdominales oblicuos o algún curl de bíceps, aquí tienes algunas sugerencias para empezar a entrenar.

Peso Muerto:

  • Sitúate de pie con la pesa rusa en el suelo entre tus pies y éstos más o menos a la anchura de tus caderas.
  • Desde esta posición realiza una retracción escapular y mantén tu espalda recta de manera que tu pecho sobresalga hacia delante.
  • Flexiona la cadera y las rodillas y desciende hasta coger la pesa por el asa manteniendo los brazos rectos.
  • Toma aire y levanta la pesa rusa del suelo mientras exhalas tensando tus glúteos, abdominales y estirando las rodillas, (focaliza el movimiento en las caderas) ten en cuenta que los brazos solo intervienen para coger y sujetar la pesa, procura levantar la pesa cerca de tu cuerpo activando tus músculos dorsales para que ésta no vaya hacia adelante y sobrecargue tu zona lumbar.
  • En el movimiento de subida la cadera y las rodillas se extienden a la vez, hasta acabar con el cuerpo totalmente recto.
  • Desde esta posición desciende la pesa hacia el suelo de manera controlada.
  • Repite las veces que sean necesarias.

Swing:

  • Éste es uno de los ejercicios balísticos más interesantes que podemos realizar con pesas rusas, con el que aprendemos a levantar la pesa con la fuerza de las caderas y que si lo llegamos a dominar, nos servirá para aprender otros movimientos balísticos como el Clean o el Snatch.
  • La posición de inicio es igual que la del peso muerto, salvo que en este caso la pesa se encuentra delante de nosotros en lugar de entre los pies.
  • Desciende como en un peso muerto para coger la pesa del suelo y aprovecha la inercia que se genera para guiar la pesa entre tus piernas, cuando toques el interior de los muslos con los antebrazos impulsa la pesa con fuerza hacia arriba con la fuerza de tus caderas que debe ascender más o menos hasta la altura del pecho.
  • Recuerda la retracción escapular y mantener la espalda recta durante todo el movimiento.
  • Cuando la pesa comience a bajar, acompaña el movimiento con una flexión de caderas y una leve flexión de rodillas y aprovecha la energía que se genera en el descenso para volver a empujar la pesa hacia arriba de nuevo.
  • Ten muy presente durante la práctica del swing que el movimiento aprovecha la inercia de la pesa y que ésta se eleva gracias a la fuerza de las caderas, si notas que tus brazos o tus deltoides se fatigan haciendo swing, es que no los estás haciendo correctamente, tus brazos deben estar relajados mientras la pesa se eleva.
  • Si tienes problemas para elevar la pesa con las caderas, unas extensiones de cadera en el suelo, hip trust o puente de glúteos, te pueden ayudar a localizar el movimiento.


Clean
:

  • El clean es un movimiento similar al swing, la posición de inicio es la misma que en el swing, pero con una mano.
  • Coge la pesa con una mano y elévala de la misma manera que en el swing aprovechando la inercia de la pesa y de manera que ésta pase por la línea central de nuestro cuerpo, el brazo libre acompaña el movimiento moviéndose estirado hacia atrás.
  • Recuerda que debes mantener tu espalda recta.
  • Cuando la pesa comience a elevarse, trata de que lo haga lo más pegada al cuerpo posible, por lo que debes mantener el codo lo más cercano posible a la pelvis o justo encima de la cresta ilíaca y el brazo pegado a nuestro cuerpo.
  • Como en el swing, la pesa no debe elevarse con la fuerza de flexión del brazo, la pesa asciende describiendo una especie de J, de manera que la pesa termine aterrizando suavemente sobre nuestro antebrazo (sin golpearlo), bíceps y pectoral, descansando en el hueco en forma de triángulo que se forma.
  • Antes de que la pesa aterrice relaja un poco el agarre para que la pesa se deslice por el hueco de la mano desde los dedos hacia la palma.
  • Cuando la pesa aterriza puedes flexional ligeramente las rodillas para absorber el impacto.
  • La pesa debe quedar lo más pegada y cercana al centro que sea posible.
  • En esta fase las piernas quedaran estiradas con los glúteos activados para sujetar la pesa con la estructura ósea del cuerpo y proteger la espalda, esta posición se conoce como rack.
  • Desde la posición de rack, inclínate un poco hacia delante llevando la cadera hacia atrás para que la pesa caiga sin chocar con nuestro cuerpo casi de manera vertical (de nuevo describiendo una forma de J), suelta un poco el agarre para que la pesa se deslice desde la palma hacia los dedos.
  • De nuevo, para que la pesa no se aleje del cuerpo mantén el codo pegado al cuerpo nuevamente, cuando la pesa descienda, acompáñala con una flexión de caderas y una leve flexión de rodillas y aprovecha la energía que se genera en el descenso para volver a empujar la pesa hacia arriba de nuevo.
  • Es recomendable que comiences a practicar el clean con una pesa ligera hasta que domines el movimiento de la mano y la cargada en el rack.
  • Cuando lo tengas dominado, puedes practicar el rack sosteniendo pesas cada vez más pesadas con cada brazo hasta que se convierta en una postura cómoda.

Sentadillas:

  • También puedes utilizar las pesas rusas para hacer sentadillas, utilizando la misma técnica de las sentadillas profundas, pero sosteniendo la pesa con las dos manos por delante del cuerpo agarrando por su base, por el asa o desde la posición de rack, siendo esta última opción la más interesante ya que al desplazar el centro de gravedad hacia un lado, vamos a hacer trabajar a los oblicuos para estabilizar el tronco.

 

Jorge García