El entrenamiento funcional en tu AltaFit Gym Club

El entrenamiento funcional está de moda, por ello todos los gimnasios tratan de introducirlo en su planing de clases y la mayoría de practicantes de actividad física lo integran en sus entrenamientos semanales.

Es curioso que algo tan antiguo se haya convertido en la novedad del fitness. El motivo es bien sencillo, produce grandes mejoras a nivel de rendimiento en un plazo corto de tiempo. No busca estética sino rendimiento y salud. A esto hay que sumarle el carácter lúdico que caracteriza a este tipo de entrenamiento con respecto a las rutinas clásicas de musculación consistentes en levantamiento de pesas y máquinas guiadas, que hace que la persona que lo realiza no se aburra por culpa de la monotonía.

¿Qué es exactamente el entrenamiento funcional?

Es aquel entrenamiento que está destinado a un fin. Esta capacidad de metamorfosis y de adaptación a cada individuo y a cada situación permite que cualquier persona pueda realizarlo, sin importar el nivel físico, la edad, los objetivos que busque, donde esté, ni el material del que disponga.

Su principal virtud es la clara transferencia de los beneficios obtenidos a cualquier ámbito de la vida, ya sea cotidiano, laboral o deportivo.

La gran diferencia entre el entrenamiento estructural y funcional, es que el primero fortalece las estructuras musculo-esqueléticas, produciéndose un aumento de masa muscular, que no conlleva una mejora de rendimiento, lo cual no es eficiente desde el punto de vista “funcional”.

Los principales beneficios son:

1- Mejora la movilidad general, tanto articular como muscular.

2- Trabaja músculos secundarios y adyacentes que trae como beneficio las mejoras de las habilidades motrices: agilidad, coordinación (intramuscular e intermuscular) y equilibrio.

3- Al entrenar movimientos (predominan los ejercicios multiarticulares), tiene un mayor gasto calórico, lo que favorece a la disminución de grasa.

4- Realiza ejercicios en todos los planos (frontal, sagital y transversal) y ejes de movimiento, lo cual proporciona una mejor postura corporal.

5- Es divertido,  porque utiliza distintos materiales (TRX, bosu, kettlebells, sogas, fitball, balones medicínales,…) y movimientos que colaboran al entrenamiento lúdico y se puede realizar en grupo favoreciendo así la integración entre los participantes.

6- Mejora las cualidades físicas para luego transferirlo a la práctica deportiva, laboral o vida cotidiana (trabajo más eficiente).

7- Previene las lesiones y evita desequilibrios musculares. También sirve como readaptación tras una lesión.

Después de todo esto, ya sabes, ¡disfruta del entrenamiento funcional en tu Club Altafit!

Germán Galindo
German Galindo Santa Eugenia