Empezar el gym y no morir en el intento

¿Cuántas veces habremos dicho la famosa frase “el lunes empiezo el gimnasio? Os suena, ¿verdad?

El primer día de gimnasio puede marcar la diferencia entre volverte un apasionado del deporte y la vida sana, o verte como un bicho raro sin saber cómo actuar. Para que no te pase esto último, te damos unos consejos.

10 tips para el primer día de gimnasio:

💪 Explora tu gym, mira todas las áreas que tiene y para qué son.

💪 Entérate de los horarios de las actividades y cómo funcionan. Si hay que reservar clase, cómo se hace, etc.

💪 Hazte con una ropa cómoda de deporte y unas buenas zapatillas, asegúrate de que tengan una buena transpiración y no te hagan rozaduras.

💪 Empieza poco a poco. No quieras hacer en un rato lo que no has hecho en meses… Si fuerzas mucho el primer día, al día siguiente estarás hecho polvo y no querrás volver. Yendo poco a poco le cogerás el gustillo y pronto formará parte de tu rutina.

💪 Estira antes y después de tu entrenamiento, si no, ¡luego vienen los tirones que son tan molestos!

💪 Hidrátate: ten a mano una botella de agua o bebida isotónica. ¡Ah! y no se te ocurra ir en ayunas, tu cuerpo va a necesitar mucha energía para hacer ejercicio; tampoco es bueno ponerte a entrenar nada más terminar de comer, deja al menos una hora de margen.

💪 Llévate una toalla mediana para mantener la higiene tanto en las máquinas que utilices, como para poderte secar cuando lo necesites.

💪 Ten claro lo que buscas, es decir, si quieres tonificar, potenciar tus músculos, bajar de peso, etc.

💪 Ante cualquier duda, busca el asesoramiento del personal del gimnasio, en nuestro caso, siempre encontrarás atención en nuestros Genius.

💪 Disfrútalo, es el comienzo de una larga relación de bienestar entre tu cuerpo y tu mente.

¡Esperamos que tu experiencia sea genial y te sirvan todos estos consejos!