Envejecimiento saludable: la sarcopenia.

El envejecimiento es un fenómeno que afecta a todos los seres vivos, aunque de manera diferente o con distinta intensidad. Desde hace muchos años los investigadores se han interesado por intentar descubrir los factores que pudieran tener efectos beneficiosos y que pudieran contribuir a promover el envejecimiento saludable. El estilo de vida ha recibido bastante atención y la evidencia acumulada sugiere que un estilo de vida físicamente activo puede ayudar a atenuar los efectos negativos asociados al envejecimiento fisiológico, reduciendo el riesgo de padecer ciertas enfermedades cardiovasculares y mejorando le funcionamiento cognitivo.sarcopenia

Es por ello, que se los investigadores y profesionales de la salud se están centrando en el envejecimiento saludable. Este depende de una amplia gama de factores de los cuales uno es de suma importancia y viene representado por la función muscular, lo que permite llevar un estilo de vida independiente y gozar de buena salud. La pérdida de la masa muscular y de la función que realiza, es una consecuencia clínica importante de la enfermedad, de la inmovilización/reducción de la actividad, de la mala alimentación, y del uso de determinados medicamentos, así como del envejecimiento. Esta pérdida de músculo se acompaña de una serie de consecuencias metabólicas y funcionales. Además, la pérdida de la masa muscular representa un importante riesgo de mortalidad en los adultos, especialmente si está asociada a una pérdida funcional en la capacidad para generar la fuerza. Este concepto descrito en 1989 por Iwin Rosenberg se conoce en medicina como sarcopenia (en griego “sarx” carne + “penia” pérdida)

sarcopenia-and-healthy-agingAsociada a la atrofia muscular la fuerza disminuye de forma gradual con una magnitud inapreciable desde los 30 años hasta cerca los 50 años de vida. Esto, además, ocasiona un deterioro en el intercambio de información sensorial, con una reducción en la calidad de la coordinación inter e intramuscular. A consecuencia de ello se producen pérdidas de la fuerza y del equilibrio, y alteraciones de la marcha, lo que aumenta el riesgo de sufrir mayor número de caídas y de lesiones crónicas que incrementan las enfermedades recurrentes y degenerativas.

En la actualidad, la mejor opción terapéutica contra la sarcopenia es el ejercicio, dado que el mismo favorece el aumento de la masa y la función muscular. El ejercicio es significativamente superior a todas las intervenciones conocidas farmacológicas, nutricionales y hormonales para la estabilizar, aliviar y revertir la sarcopenia. El entrenamiento de la fuerza, por la especificidad del estímulo que proporciona, se considera el más adecuado para la sarcopenia. Sin embargo, sería inapropiado establecer como único éste tipo de entrenamiento debiéndose complementar con el ejercicio aerobio, la flexibilidad, y el equilibrio.sarcopenia

A continuación, se presenta un modelo de entrenamiento publicado en la revista Journal of Sport and Health Research en 2013. “Mata-Ordóñez, F.; Chulvi-Medrano I.; Heredia-Elvar, J.R.; Moral-González, S.; MarcosBecerro, J.F.; Da Silva-Grigogolleto, M.E. (2013). Sarcopenia and resistance training: actual evidence. Journal of Sport and Health Research. 5(1):7-24.”

 

Lucía Fernández 
Lucía fernandez arena valencia_