Francia, viajes en bicicleta por el país del Tour.

Con cerca de 20.000 km de carriles bici, Francia nos ofrece numerosas rutas en bicicleta. Sus castillos, parques y jardines, iglesias y capillas, canales, ríos, bosques y viñedos nos harán disfrutar de este destino. Además, los viajes en bicicleta por Francia nos permitirán descubrir grandes ciudades y pequeños pueblos con encanto, siempre a nuestro ritmo.

 

Con tantos kilómetros por recorrer y tantos atractivos, es difícil elegir entre todos ellos. El Valle del Loira, la Bretaña, el Canal du Midi, la Alsacia, la Provenza… cualquiera es un buen destino turístico en sí mismo, y especialmente para hacer en bicicleta. Y en cualquiera de las modalidades que te hemos venido contando en estas últimas entregas.

Para no dispersarnos demasiado, vamos a quedarnos con dos, el Valle del Loira y el Canal du Midi, uno al norte y otro al sur de Francia, aunque cualquiera de todos los mencionados pueden ser una fantástica opción.

El Valle del Loira.

Esta es la ruta de los más de doscientos Castillos! Una región de gran belleza con un buen clima, románticos jardines y recorrido en bicicleta que, por sí mismos, ya son una auténtica delicia. Disfrutarás de exuberante paisajes naturales a lo largo del curso del Loira y de la tradicional cocina francesa. La ruta discurre por terrenos planos con algunas colinas. Adecuado para todas las personas con alguna experiencia en ciclismo y de condición física media. Las visitas a los castillos más destacados, Chambord, Cheverny, Chenonceaux, Chaumont, Amboise, Villandry que encontrarás a cada pedalada, serán el avituallamiento y descanso perfectos.

El Canal du Midi.

El Canal du Midi fue una idea de las que probablemente harían exclamar al gran Obelix: «están locos estos romanos». Pretendía conectar el océano Atlántico con el Mediterráneo, evitando a los barcos tener que dar la vuelta a la península para el transporte de mercancías.  Gracias a este obra maestra del hombre que finalmente se culminó en el s. XVII, la economía de esta región creció y se desarrollo especialmente, y hoy en día es patrimonio de la UNESCO.

El Canal del Midi es otro de los itinerarios clásicos del cicloturismo en Francia. Este itinerario discurre por carriles-bici y carreteras muy tranquilas a lo largo del canal, de perfil llano y con alguna suave colina. Nos ofrece numerosos tesoros arquitectónicos y culturales, especialmente en  Toulouse, Narbonne  y Carcassonne. Y es también una oportunidad para conectar con la gente, entre un paisaje de viñedos, pinos y olivos.

Cualquiera de las dos opciones que te proponemos puede ser un buen comienzo para iniciarte en el cicloturismo. Son viajes para realizar solos, en pareja, con amigos o en familia. Para hacer con niños te recomendamos especialmente el Valle del Loira, por el atractivo extra de sus castillos, aunque Carcassonne en el Canal du Midi es también de cuento. ¿Te animas a echarles un vistazo? No te arrepentirás.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club