Lanzarote, destino ideal de turismo activo.

Las Islas Canarias tienen un clima privilegiado para la práctica deportiva en cualquier época del año, y Lanzarote no es una excepción. Lo sabemos nosotros, y lo saben gran cantidad de europeos que lo aprovechan para poder seguir practicando sus deportes favoritos también en invierno. 

Lanzarote es un paraíso para los amantes de las dos ruedas, el ciclismo en cualquiera de sus versiones, tanto de carretera como de montaña. Aquí encuentran un lugar tranquilo, con poco tráfico y rutas para todos los gustos. Aunque no es una isla con demasiados desniveles, sí que cuenta con algunos buenos puertos, como la subida desde Playa Blanca hasta Femes, o la que lleva desde la costa en Arrieta hasta Haría… Y como no, la subida al Mirador del Río…

En ciclismo de montaña también hay buenas rutas para realizar, ya que muchos tramos de sus carreteras son prácticamente pistas, contando también con gran número de kilómetros en pistas y senderos con gran diversidad de dificultades para todos los gustos y niveles. Se pueden hacer recorridos circulares muy interesantes de unos 40 km, como en la zona de los viñedos de La Geria y el Parque de los Volcanes de Timanfaya.

Pero también es posible coger un ferri hasta La Graciosa o Fuerteventura y pasar una jornada muy especial recorriendo estas islas de una manera diferente, parando para un baño en cualquiera de sus maravillosas playas. En los puertos de llegada hay una oferta variada para alquilar bicicletas con un coste de unos 10 € para todo el día.

Pero no es lo único, como es de imaginar, los deportes acuáticos tienen también muchos adeptos, como el buceo o el surf. En la costa de Famara y La Santa se reúnen, por sus buenas olas prácticamente garantizadas, surferos de todos los niveles, desde los que empiezan contratando un curso de iniciación, hasta los más expertos que esperan su ola perfecta en La Santa.

Tierra, mar… y aire. También disfrutan de sus vientos todo el año los amantes del ala-delta o el parapente, con muchas zonas para practicarlos, como en las laderas de Famara, aterrizando en después en la playa, en la zona de Mala, junto a la presa. En El Cuchillo, o en la zona del Mirador del Río hacia Orzola.

Y por supuesto, el running, el windsurfing, piragüismo, senderismo… Vamos, que no hay excusa para no hacer deporte si visitas Lanzarote, tenlo en cuenta e inclúyelo en tus planes al visitar esta preciosa isla volcánica.

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club
Maria Villalon AltaFit