Mejora la salud de tu espalda con Pilates.

El dolor de espalda es un problema muy común, se puede originar por contracturas musculares o desviaciones de la línea natural de la columna. Muchas veces debido a la tensión, el esfuerzo y el cansancio acumulado, malas posturas al caminar, al trabajar….

Por ejemplo, no mantener una buena posición al estar sentado y mantener esta postura muchas horas, crea una gran tensión en musculatura de la espalda, fundamentalmente en la zona del cuello y los hombros, lo que a largo plazo produce dolor en la zona, acentuándose éste si se lleva una vida sedentaria con poco ejercicio.

Una buena manera de evitar este tipo de dolores, causados por tensión muscular, es mediante la práctica de Pilates. Algunas de las posturas de Pilates para estirar, fortalecer y  relajar la musculatura de la espalda son:

  • Cat stretch: A cuatro patas redondeamos la espalda como se muestra en la imagen, esta posición estira de forma dinámica toda la columna. Hacer entre 5 y 10 repeticiones, lentamente, soltando el aire al curvar la espalda como en la primera figura.pilates 1
  • Swimming: Tumbados boca abajo elevamos brazo y pierna contraria de forma alterna, alargando la línea del cuerpo, de este modo estiramos la espalda y liberamos la tensión. Hacer entre 5 y 10 ciclos de ambos brazos, respirando con normalidad.pilates 20
  • Rolling like a ball: Sentados abrazando las rodillas, mirando al ombligo, nos dejamos caer hacia atrás, rodando sobre nuestra columna y masajeando de este modo la espalda. Hacer 5 repeticiones, inspirando al dejarnos caer y soltando el aire enérgicamente al rodar hacia delante.pilates 3
  • Shoulder bridge: este ejercicio ayuda a liberar tensión en la zona lumbar. Elevamos la pelvis en bloque y bajamos redondos, vértebra a vértebra, hasta apoyar la columna por completo en la colchoneta. Hacer entre 5 y 10 repeticiones, inspirar al elevar la pelvis  y espirar al bajar la espalda lentamente.pilates 23
  • Rest position: sentados sobre los talones , nos tumbamos sobre las rodillas, alargando los brazos sobre el suelo, creando una gran curva con la espalda. Mantener la posición unos segundos para estirar bien toda la zona, respirando con normalidad.Pilates 5

Como se explica al principio, otra fuente del dolor pueden ser las desviaciones en la columna, pero sobre ellas hablaremos en un próximo artículo. Recuerda que para notar resultados, como en cualquier tipo de ejercicio o entrenamiento, hay que trabajar de forma constante, además los ejercicios del Pilates hay que realizarlos de forma consciente, concentrándonos en el movimiento y en la respiración para que  sean efectivos. Busca unos minutos cada día y realízalos con calma, poco a poco notarás que la tensión y el dolor de tu espalda disminuye.

Laura Sánchez García
 Laursa Sanchez