Nuevas mamás: Pasear y hacer fitness al mismo tiempo

Perfecciona tu «técnica del cochecito» y podrás transformar tus paseos regulares con el bebé, en ejercicio de cardio seguro y eficaz. Una sesión fitness para ti, y un agradable paseo para los bebés, dos en uno.

 

Aunque hay algunas fantásticas opciones de entrenamiento después del embarazo, muchas nuevas mamás prefieren elevar su ritmo cardíaco con un paseo.

Los paseos regulares con un cochecito queman calorías y construyen cardio fitness. ¡Lo que es más, caminar te saca de casa y puede ser una gran manera de conseguir dormir a tu bebé!

Técnicamente empujar un cochecito mientras caminas no es particularmente difícil. Pero hay dos cosas que pueden hacer que caminar con un cochecito sea un poco más arriesgado de lo que piensas. ¡Puedes reducir la estabilidad pélvica en las primeras semanas!

Cuando mantienes un cochecito de niño, pierdes tu oscilación del brazo, y la conexión entre la parte superior e inferior de tu cuerpo, apoyandose en la parte posterior y la pelvis baja mientras caminas. 
Entonces, ¿cómo puedes empujar con seguridad un cochecito? 

En primer lugar, tómatelo con calma. Comienza con paseos lentos y planos y escucha a tu cuerpo.

Manten el pecho hacia arriba y los hombros hacia atrás, evite rodar sus hombros hacia adelante a medida que empujas. 

Mientras caminas, empieza con pasos más pequeños y auméntalos gradualmente. Contrae ligeramente el suelo pélvico, y los abdominales profundos mientras caminas.

De esta manera podrás cuidar tu salud y tu suelo pélvico mientras disfrutas de tu hijo y del aire libre.

Mavi Molina Garrido.