Ocho destinos otoñales imprescindibles del norte peninsular.

Los paisajes otoñales son espectaculares, en las últimas semanas hemos compartido ya algunos con vosotros… pero no queremos dejarnos ninguno fuera. Y es que en nuestra península son muchos los lugares que cobran especial belleza en esta época del año. Vamos a empezar por mencionar algunos del norte del país.

1. Faedo de Ciñera, León.Faedo-de-Cinera3

Está en pleno corazón de la cuenca minera. Poblado por hermosas hayas y el curso de arroyo, es un lugar idóneo para visitar durante todo el año, aunque el otoño es la mejor estación para disfrutar de su belleza. El entorno está cuidado al milímetro. Recomendable visitar la Cueva de Valporquero.

2. Las Médulas, León.las medulas

Las Médulas fueron la mayor mina a cielo abierto de todo el Imperio Romano y nos ha dejado, siglos después, uno de los paisajes más inquietantes y hermosos de toda la península. Hoy, este paraje cultural, fruto de la naturaleza y la acción del hombre, es Patrimonio de la Humanidad.

3. Monte Muniellos, Asturias.BosqueMuniellos1

En el suroeste de Asturias, cerca de Cangas de Narcea  está la Reserva Natural de los Montes de Muniellos y el monte de Valdebois en Ibias, se considera el mayor robledal de España y uno de los mejor conservados de Europa. Fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

4. Hayedo de Otzarreta, Álava.parque_gorbea-1

Es un bosque pequeño, apenas unas hectáreas, pero son suficientes para acoger un paisaje que nos traslada a tierras de ensueño. Y que, como no podía ser de otra forma, en otoño luce en todo su esplendor. Se encuentra en el extremo oriental del Parque Natural de Gorbeia, en la frontera entre Álava y Bizkaia.

5. Nacimiento de Urederra, Navarra.nacimiento de urederra

El Nacedero del Urederra, situado al norte de Estella-Lizarra, es la salida natural del acuífero formado en el macizo kárstico de Urbasa. Declarado reserva natural en 1987, es uno de los enclaves más espectaculares de Navarra. En él se suceden las pozas y cascadas de aguas azul turquesa, “agua hermosa”.

6. Selva de Irati, Navarra.Irati 10

Se trata de la mayor masa forestal de Navarra y uno de los mayores y mejor conservados bosques de hayas y abetos de toda Europa. Por su parte española, está situada en el valle del río Irati, entre los montes de Orzanzurieta y Roncesvalles al oeste, y el monte Orhi al este.

7. Garganta de Escuaín, Huesca.Garganta-de-Escuain 2

La Garganta de Escuaín es un cañón surcado por el río Yaga, encajado entre el Castillo Mayor al Sur y la Pala de Montiner al Norte. Es uno de los cuatro valles del Parque Nacional de Ordesa, el menos visitado, ideal si buscamos tranquilidad, aunque los amantes del barranquismo lo conocen bien.

8. Hayedo de Jordá, Girona.hayedo de Jorda

Se encuentra en el  Parque Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa, el mejor exponente de paisaje volcánico de la península Ibérica. Es un hayedo de excepcional valor paisajístico porque crece en terreno llano y de baja altitud (550 metros), sobre la colada de lava del volcán del Croscat.

Está lista podría ser mucho más larga… buscando estos sitios nos han surgido muchos más… por lo que sólo nos podemos sentir afortunados de tener tanta variedad paisajística en nuestro país. En muchos de estos sitios hemos visto que es necesario pedir autorización para poder visitarlos… y es que son ecosistemas muy frágiles que necesitan especial cuidado. Así que ya sabes, cuando disfrutemos del campo seamos conscientes también de cuidarlo como se merece. ¡Disfruta del paseo!

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club
Maria Villalon AltaFit