¿Por qué no incluir Pilates en tu rutina de ejercicio?

Cuando nos inscribimos en un gimnasio nos marcamos unos objetivos que podrían ser en la mayoría de los casos bajar esos kilos de más que poco a poco hemos ido cogiendo, tonificar o sentirse mejor, más ágil, etc…

 En función de esos objetivos creamos una rutina semanal de clases colectivas o asistencia a sala de musculación que incluiría trabajo muscular y cardiovascular.

 Pero, ¿Por qué no incluir en nuestra rutina semanal clases colectivas de Pilates?

 Os diré porque sí:

  • Porque te ayudará a tener conciencia corporal.

Conocer tu cuerpo te ayudará a moverlo correctamente. Tus movimientos no serán descontrolados adquiriendo coordinación y control sobre el mismo. Sabrás cómo moverlo y por qué.

  • Porque realizarás tus otras actividades deportivas con mayor eficacia.

Mediante la disociación de movimientos el método Pilates te ayudará a aislar mejor tus músculos en el trabajo de fuerza y a coordinar mejor en clases dirigidas como Zumba o Step.

Con el trabajo del centro  lograrás tener mayor estabilidad en tus clases de ciclo indoor y controlarás el TRX como nadie.

  • Porque afinará tu cintura y estilizarás tu figura.

No quemarás grasas pero tu postura cambiará tanto que realmente tu aspecto físico será otro.

Al realizar movimientos con alargamiento axial (proyección de la columna alargada) a la vez que se trabaja el transverso del abdomen.

  • Porque previene y alivia dolores musculares provocados por malos hábitos posturales.
  • Te enseñará a cambiar tus hábitos posturales en tu vida diaria tales como caminar, sentarte, trabajar, que son muchas de las veces los causantes de muchos de los dolores de espalda que sufrimos habitualmente.

Así que ya no tienes excusas. Incluye en tu rutina  semanal clases colectivas de Pilates y tu entrenamiento será 100 por 100 completo.

yoli fuente vitoria