¿Cualquiera puede hacer una maratón?

Es cierto que el paso de carreras cortas a distancias más largas, como son los tan respetados 42,195 km de una maratón, es una decisión que no sólo tiene que ser tomada por la parte emocional si no por la parte racional.

 

Más que responder a la pregunta de si cualquiera puede hacer una maratón, yo les preguntaría a esas personas que se lo plantean otra serie de cuestiones

¿Son constantes en sus entrenamientos?

Afrontar el día de la prueba necesita de un trabajo pre-competitivo de varios meses, al menos quizá 4 meses antes de la fecha, para hacer esa base de resistencia aeróbica y para acumular kilómetros semanales. Yo recomiendo mínimo 3 sesiones a la semana, de forma estructurada y ordenada para evitar lesiones.Incluso si se puede incluir un 4º día de carrera sería lo ideal.

¿Están preparados para saber sufrir sin que les preocupe el miedo a los calambres, ampollas y cansancio absoluto?

El maratón es una carrera difícil y larga, donde es inevitable que el agotamiento físico y mental te afecte. Hay momentos en los que deberás de luchar con la desesperación de saber que te quedan muchos kilómetros por delante con algunas molestias.

¿Saben entrenar despacio?

No tiene nada que ver el ritmo que vas a llevar en un maratón con el que quizá lleves en carreras más cortas, debes conocerte y saber dónde están tus límites, hacer los rodajes en zona de confort, que puedas ir en tu zona aeróbica, incluso charlando con una compañero de carrera. Debes enfocar algunos de tus entrenamientos en pasar la mayor parte del mismo en esa zona.

¿Habitualmente tienen molestias/lesiones?

Muchas veces estas molestias/lesiones aparecen por el sobre entrenamiento, tu cuerpo no acaba de tolerar esas formas de trabajo y acaba “quejándose”. Quizá te planteas el maratón tras salir de una lesión recientemente. Hay millones de fechas y de pruebas de este tipo, yo te aconsejo que busques una época en la que te sientas bien cuando corres, sin molestias ni dolores para poder planificarte un buen programa que puedas ir cumpliendo semana a semana sin saltarte ninguna sesión por molestias.

Una vez respondidas estas preguntas, si tienes en mente hacer esos 42 km, seguramente sea porque te has propuesto un nuevo objetivo. Porque tengas ganas de luchar contra ese famoso muro del que todos hablan, porque un medio maratón se te quede corto, o por tener una nueva experiencia, porque el espíritu maratón empiece a ocupar parte de tu mente a lo largo del día a día. De ser así, estás más que preparado para poder afrontar esta dura pero tan satisfactoria carrera. Hace 5 meses completé mi primer maratón, algo que hace unos años veía imposible.  Como os comento, ni es una carrera imposible, ni hay por qué tenerla miedo, pero sí respeto y ser muy conscientes del trabajo previo que hay que realizar antes de ponerse ese dorsal.

¡ A por esos 42 km!

 

Laura García González