¿Respiras correctamente?¿Controlas tu respiración?

La respiración es un acto involuntario y necesario para la obtención de energía.

Durante la actividad deportiva aeróbica nos preocupamos de que nuestra respiración sea rítmica y durante el trabajo de tonificación muscular de expulsar el aire cuando realizamos el mayor esfuerzo o contracción muscular. Pero, ¿eso es todo? ¿Respiramos correctamente?

Las situaciones de estrés o tensión y las malas posturas son algunas de las causas que nos pueden llegar a impedir respirar correctamente impidiéndonos mover correctamente el diafragma sin tensión produciendo una hipertonía del mismo.

pulmones-diafragma

El diafragma es el músculo principal de la respiración. Tiene forma de dos cúpulas y separa la cavidad torácica de la abdominal.

En la inspiración los pulmones se llenan de aire, la caja torácica se expande y el diafragma desciende. Esta expansión torácica ocurre gracias  a la acción de los músculos intercostales y del serrato mayor. Sus pilares se insertan en las tres primeras vértebras lumbares, de ahí su importancia para una buena postura.

Cuando el diafragma se relaja presiona los pulmones y el aire es expulsado al exterior. En este momento los músculos profundos del  abdomen se activan. Solamente el acto de respirar correctamente es un buen ejercicio de trabajo abdominal sin riesgo.

Para poder empezar a practicar esta respiración realiza este ejercicio antes de irte a dormir:

  • respiracion-diafragmaTúmbate boca arriba colocando tus manos en las costillas flotantes.
  • Coge aire por la nariz llevándolo hasta los pulmones y sintiendo a través de tus manos cómo tus costillas se separan expandiendo tu caja torácica. Hazlo relajadamente sin forzar demasiado.
  • Expulsa el aire despacio con la boca relajada. Notarás cómo tus costillas descienden y se acercan entre sí. También puedes colocar una de tus manos en la parte baja del abdominal para comprobar si en este momento tus abdominales se contraen “hacia dentro” actuando como un corsé para tu columna.

 

Realiza este simple ejercicio todos los días y en poco tiempo obtendrás los beneficios que conlleva respirar correctamente:

  • Aumento de la capacidad pulmonar.
  • Mejora del tránsito intestinal.
  • Liberación de contracturas a nivel dorsal y lumbar.
  • Activación del sistema parasimpático. Te ayudará a relajarte.
  • Mejora de la postura.

 

Respirar correctamente es la base de cualquier ejercicio físico, así que no olvides incluir en tu rutina diaria su entrenamiento.

Yolanda Lafuente
yoli fuente vitoria