Rutas en bicicleta por el Delta del Ebro

Si eres de los que te gusta tener unas vacaciones activas… pero con tiempo para el descanso y en contacto con la naturaleza, este es un gran plan. Unos días en el Delta del Ebro, recorriéndolo a través de sus rutas en bicicleta.

 

Aunque es una obviedad, el terreno es totalmente llano, así que la mayor dificultad que te podrías encontrar en estos recorridos es el viento. Por ello es una propuesta muy recomendable para hacer en familia, con niños, gente que no esté muy acostumbrada a montar en bicicleta, etc… Pero si te gusta algo más de caña, otra opción es hacer rutas más exigentes por las cercanas Sierra del Boix y Cardó, o el Parque Natural de Los Puertos, y combinarlas con los itinerarios por el Delta. Si vas en época estival la combinación puede incluir también algo de playa, en el mismo entorno o en calas cercanas de la Costa Dorada.

El Delta del Ebro tiene 320 km2 de superficie. Constituye el hábitat acuático más extenso de Cataluña con una rica diversidad de ambientes. Río, mar, bahías, playas, dunas, salobrales, bosque de ribera, lagunas costeras, islas fluviales y colmillos conforman su paisaje natural… sin olvidarnos de los arrozales. En todos ellos hay una gran diversidad de organismos (pájaros, pescados, reptiles, anfibios, invertebrados …) adaptados a los diferentes hábitats. Algunos tanto que ya no migran al final de la temporada y viven continuamente en la zona.

Los recorridos tienen tramos por carretera (con poco tráfico), pistas y carriles bici. Y las distancias son orientativas. Puedes adaptarlos a tus gustos o necesidades, haciendo algunos tramos nada más, o varias rutas en una… La zona da para hacerte tus propios recorridos siempre que lleves un gps, ya que los caminos entre arrozales pueden parecer a veces todos iguales.

RUTA DE LAS LAGUNAS

Recorre las dos lagunas más grandes del Parque Natural, con una de las reservas más importantes de aves acuáticas y limícolas. Con las salinas y el Trabucador tendrás la oportunidad de recorrer uno de los lugares más emblemáticos del Delta del Ebro junto con el paraíso de los amantes del kite-surf en la playa de l’Aluet. Y si se te queda corto, puedes seguir la pista del Trabucador hasta la Punta de la Banya… pero son unos cuantos kilómetros.

RUTA BAHÍA DEL FANGAR

Un espectáculo que combina las actividades tradicionales de pesca con el cultivo del mejillón y la ostra, pudiendo observar las casetas de trabajo dentro del mar: las mejilloneras. Recorre los humedales de depuración rellenos de aves acuáticas que te envuelven durante toda la ruta junto con la esencia de las playas salvajes. Un paisaje excepcional que te obligará a parar a cada poco para sacar fotografías. Como te decíamos esta ruta la puedes extender por la orilla del Fangar lo que desees, siempre teniendo en cuenta que después hay que volver.

RUTA DE LA DESEMBOCADURA DEL EBRO

Rodeados de campos de arroz partimos de Deltebre por un carril bici que nos lleva hasta la desembocadura de uno de los ríos más importantes del estado español, con sus 910km de recorrido. Importante pasarte a la pista a la izquierda de la carretera, ya que un largo tramo el carril queda a más bajo nivel que esta, y no puedes disfrutar del paisaje. Una vez llegas a la desembocadura, la fusión entre el río y el mar con todo su esplendor paisajístico.

 

Ahora sólo tienes que decidir si te llevas tu propia bici o la alquilas allí, hay muchos puntos para ello, incluso servicios de rutas guiadas. Y no te olvides de llevar prismáticos, hay miradores y observatorios para ver las aves por todo el Delta, y suficiente memoria en tu teléfono o cámara para sacar fotos. Por último, fundamental, el repelente de mosquitos. Es bastante probable que te traigas algunas picaduras de recuerdo, al atardecer son implacables. 

 

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club