Segunda etapa en el Ultraman. Superviviencia.

2 de Agosto – Ultraman de Canadá  

275,8 Km bike – 10h 32′ 30»

salida dia 2 ultraman canada Marcos LopezA la segunda etapa todos los triatletas llegamos con bastante respeto, ya nos habíamos quitado los nervios de la primera etapa, y había un posicionamiento claro en la clasificación, pero todos sabíamos que sería la ley del más fuerte, que iba a ser un largo día, y que esta etapa sería pura supervivencia. Todos decían que la segunda es la etapa más dura del Ultraman (aunque en mi opinión; me pareció más dura la tercera), desde luego es la más larga, y todos íbamos mentalizados para sufrir porque sabíamos que sería un duro y largo día dónde pasaríamos todo tipo de calamidades y sólo los más fuertes, física y psicológicamente, aguantarían hasta el final.

Ese era el ambiente que se palpaba, “tranquilos todos que hoy es un día muy largo en el que vamos a sufrir” era la frase que más se repetía en todos los idiomas.

En cuanto a mi estrategia, yo lo tenía claro; estaba a un pasito de meterme entre los 10 primeros, pero no me podía obsesionar ni volver loco con ese pensamiento, así que me mentalice de que hoy era verdadera supervivencia y que el objetivo más inteligente a fijarme era el de terminar sea como sea y esperar a la carrera que es mi fuerte, por otro lado estaba el “Marcos malo” que me decía; “tio! vas como un tiro en esta Muse con mongui-acople… pártete el pecho con los primeros y disfruta”… Y en esos momentos es cuando aparece Abel y me dice: “Marcos; no estarás pensando en partirte el pecho con los primeros no?! Que te vemos venir! No te emociones como ayer, que esta etapa es el doble de larga que la de ayer y se trata de sobrevivir, hay que dosificarse y no desfondarse al principio”. Me parto de risa, como si me hubiera leído el pensamiento, supongo que todos los de mi grupeta pensamos igual; “Tienes toda la razón Abel, no te preocupes” le contesté.

Viendo la preocupación que tenían, cogí a Abel y a David y les dije lo linea salida dia 2 ultraman de canada Marcos Lopezque pensaba hacer para que luego no me gritarán desde el coche; iría con el grupo de los primeros sólo si llevaban el mismo ritmo que yo, y luego aguantaría, siempre sin forzar. “Así que no sufráis si me veis en el grupo de los primeros porque hoy tengo claro que llevaré un ritmo cómodo”, estaba seguro que sólo con sobrevivir muchos caerían de posición en esta etapa, y después de ver lo ocurrido no me equivoqué mucho en el planteamiento.

Comienza la etapa, nos colocan por orden según los tiempos que hicimos ayer en bici, y por un momento me siento lleno de orgullo de estar justo detrás de los grandes triatletas que en esos momentos estaba viendo que tenía delante de mí. “Sales con los mejores porque ayer lo hiciste genial, no la cagues hoy” me dije. Beso esa virgencita que esa persona tan especial para mí me ha dejado para que me cuide en el Ultraman y me preparo.

2 dia ultraman canada grupeta Marcos LopezDan la salida y, aunque parezca mentira, las piernas responden, de repente se me pone esa sonrisa tonta que tengo y parece que estoy un domingo cualquiera saliendo con mi grupeta de “Postureo Bike”, sólo que esta vez no pararemos a por la palmera de chocolate, jeje! Rápidamente nos posicionamos los 5 primeros, dejando un hueco con el resto: Kate (la australiana), Chamba (mi gran compatriota sevillano), Chris (de Estados Unidos) y Marc (De Singapur). Os puedo asegurar, que quitando los primeros 70 Km donde volé en la 1º etapa, estos han sido los que más he disfrutado sobre la bici. Estar rodando acoplado con estos 5 titanes, pensando que el segundo grupo que venía eran también buenísimos, era superemocionante… No sé como explicar el placer que se siente cuando vas tan concentrado que se produce un silencio tal que sólo se oye el sonido de las ruedas, y no te queda más que disfrutar de la armonía de las 4 personas que alineadas y acopladas llevas delante, con una cadencia y un pedaleo espectacular de bonito… en fin… !Cómo disfruté! Unas veces primero, otras segundo, tercero… y a partir del Km 50-60 nos empezamos a descolgar, y yo me quedo en quinta posición solo hasta el Km 100, dónde viene un puerto de esos de los que te acuerdas del organizador y de toda su familia y les dices: “GRACIAS, te agradezco de corazón que tengas la deferencia de ponerme este “puertaco” por si no tuviera bastante con llevar 245 Km de bici en mis patitas, y quedarme otros 175…”.

ultraman canada dia 2 solo Marcos LopezDe todas formas subo cómodo, ese puerto me recuerda al de Canencia que tantas y tantas veces he subido, y no hago más que disfrutar del paisaje, me adelanta otro compi, como no, que había cambiado a bici de ruta y ahí subía tan cómodo, “ojalá tuviera yo dos bicis pensaba”, pero no hay excusas, y además al coronar puerto hay una carpa de la organización con Steve King comentando, y me anima los comentarios que oigo sobre mí; dice que voy en sexto lugar y recuerda mi remontada del día anterior… claro, soy humano y me crezco, sonrío a la cámara, como si no hubiera sufrido en el puerto y continuo.

A los pocos kilómetros están Abel y David esperándome para realizar la primera de las 2 paradas que teníamos planificadas para coger el sólido y hacer pis (el día anterior me regañaron los médicos por no hacerlo). La sensación es que no me apetece parar ni un minuto, me encuentro fenomenal y parece una pérdida de tiempo, pero por otro lado pienso que esto es largo y hay que comer según lo planificado porque en estas etapas si no comes luego te pasa factura, en menos de 4´ me pasan 3 triatletas y me da una rabia terrible, Shane y Dustin Spelber (americanos) y Ross (inglés), de un plumazo había pasado de 5º a 9º, pero la rabia inicial da lugar al recuerdo del planteamiento inicial; “cabeza; hay que sobrevivir”.

parada 2 dia ultraman canada Marcos LopezA Partir de ahí, es un continuo cambio de posiciones entre Ross, Dustin y yo, entre la 7º y 9 º plaza, distanciándonos mucho íbamos alternando las posiciones por momentos, hasta el Km 220 aproximadamente, dónde al pasar por el coche del equipo de Dustin veo su bici fuera y me doy cuenta que él esta dentro, luego me confesó que había tenido un bajón importante. El caso es que Ross y yo íbamos cogiendo comida, y parando si hacía falta a cogerla, y sin embargo a él no le veíamos parar mucho, no sé si fue eso; pero al final en una prueba tan larga si no comes termina pasando factura.

Siguiendo con mi etapa, precisamente por comer bien, no tuve ningún bajón importante, mareo o pájara, simplemente en el Km 200 tuve que parar, como teníamos planificado para masajearme un poco los pies, ya que sentía en la planta un dolor tremendo justo en la parte de la cala. También aproveche para ponerme hielo en la cabeza, ya que me ardía todo el cuerpo. Sin duda alguna fue el momento más duro para mí de la segunda etapa, donde me sacan la famosa foto del sándwich de jamón y queso derretido.

Marcos Lopez comiendo dia 2 ultraman de canadaA partir de ese punto, ya no pude alcanzar a Ross, quedaba el tramo final y un subida importante, yo había recargado fuerzas… y las fuerzas llegaron, el dolor de los pies se fue, y de repente te llenas de energía positiva (también me pusieron unos audios muy especiales) y te sientes triunfador por haber superado el momento más difícil, ya queda menos. Para terminar decidimos utilizar la técnica de la coca-cola, es decir, como ya no me entra nada en el estómago, alternar nueces y coca-cola, para tener un pequeño subidón final, la estrategia funciona, y ese subidón sirve para superar ese tramo tan incómodo de toboganes picando hacia arriba. Comienzo la bajada hacia la meta, a 15 km del final me encuentro genial de fuerzas y me acoplo en la Muse para apretar en la última parte, ya no tengo nada que perder, y cuanto más tiempo recorte mejor, además; os aseguro que en ese momento sólo quería llegar ya y bajarme de la bici. Por otro lado, ese tramo es de doble sentido y me cruzo con los que van delante de mí y con algunos de los que van detrás.  Yo voy lleno de energía, no me preguntéis por qué, (sólo hay que ver la media de mi tramo final), sin embargo me cruzo con algunos compañeros que van casi desfallecidos encima de la bici… así que les grito como loco para animarles, algunos te responden, otros no pueden ni mirarte… es la dureza del Ultraman. Ocho Km a meta me gritan; 8? Pienso yo… empiezo a apretar más porque puedo y quiero llegar, se me está haciendo eterno… Y en esas me grita Abel “Cuidado; a ver si vas a petar a 5 Km de meta y la liamos”, me arranca una sonrisa y le digo: “Tranquilo! Yo lo único que quiero es llegar cuanto antes!”.

fin dia 2 ultraman canada Marcos LopezVer la meta fue la mayor alegría de la segunda etapa, lo había logrado, me había quitado de en medio la etapa más larga. Al llegar me abrazo como el día anterior con David y Abel, y me dicen: “Sinverguenza, has bajado tan deprisa que no nos ha dado tiempo a grabarte!”, no pasa nada!, les digo. En ese momento, aparte de Rafa, familia y amigos,  me acuerdo de Mario y los compis de Muse Hardbikes… Ha sido tan importante poder llevar una bici adaptada en las dos etapas… que me encuentro superagradecido; así que digo: Abel; manda esta foto a Mario; fue levantar la bici y una oleada de flash que no nos esperábamos, después vinieron las bromas de que no estaba cansado por levantar la bici, etc… Rápidamente me voy a ver la clasificación; había quedado octavo, y cuando salgo del masaje veo que me he posicionado también 8º en la general! No podía estar más contento; había logrado meterme entre los 10 primeros, y llegar a la última etapa dependiendo de mí mismo.

Ahora la visión de Abel de la etapa, seguro que saca alguna imagen comprometida de nuevo, por cierto, la imagen de portada también es suya, un crack. Mañana la tercera y última etapa de un sueño.

Marcos López Bonilla
Director Técnico en AltaFit
 Marcos Lopez Ultraman