Senderismo en Tenerife: Cañadas del Teide

El Parque Nacional de las Cañadas del Teide, de 13.571 hectáreas de extensión, se sitúa en la base del pico, a partir de los 2.000 metros de altura. Geológicamente y paisajísticamente es de un valor incalculable; su variedad de rocas, formas y colores te produce una sensación emocionante y conmovedora.

 

Las Cañadas del Teide forman una gigantesca Caldera de unos 17 km de diámetro sobre la que se asienta el Pico del Teide, de 3.718 metros, que supone la mayor altura de España y el tercer volcán más alto del mundo. Originariamente era más alto, pero por su peso el pico se hundió, creando esta base de paisajes espectaculares a unos 2.000 metros de altura, presididos por su cima.

El circo de Las Cañadas está formado por dos semicalderas separadas entre sí por una alineación rocosa: los Roques de García. Precisamente te vamos a proponer una pequeña ruta circular de unos 5 km nada más, a estos roques:

Ruta de los Roques de García. Cañadas del Teide.

Uno de los emblemas de los Roques de García, es el Dedo de Dios o Roque Cinchado, ‘un roque’ que se alza en equilibrio desafiando la gravedad con un telón de fondo incomparable, el Teide. Conocido por todos por haber protagonizado la imagen de los billetes de 1.000 pesetas. Este roque es el principal protagonista del sendero número 3  que te proponemos. Parte del mirador de la Ruleta, en el aparcamiento frente al Parador de Turismo.

Empezaremos a andar junto al famoso roque, dejándole a nuestra izquierda, con el Teide al frente, y siguiendo una senda perfectamente trazada y balizada sin posibilidad de pérdida. Disfrutaremos a cada paso de las curiosas formaciones de los roques, formados por diversos materiales volcánicos, y de la particular vegetación del Parque Nacional marcada por las extremas condiciones del medio.

Más adelante el camino dará un giro a la izquierda (a la derecha queda una senda que sube al Pico Viejo), permitiendo disfrutar de las vistas hacia el Llano de Ucanca. Desde ahí ligero descenso hasta llegar a la base de las formaciones conocidas como la Catedral desde donde quedaremos impresionados con las vistas del Llano, muy cerca de la última subida de vuelta al punto de partida.

La ruta es corta, bien señalizada, y salvo la última subida de vuelta al mirador de la Ruleta, que no es muy larga, con muy poca dificultad. Perfecta para todos los niveles físicos y todas las edades. Las vistas a lo largo de toda ella son espectaculares.

Al hacer esta ruta no sabrás si estás en los desfiladeros de las películas del oeste, o si te has hecho un viaje espacial a Marte… En cualquier caso, sencillamente, ¡no te la pierdas!

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

María Villalón