Senderismo por Brañosera, el pueblo más antiguo de España

Recientemente Brañosera ha sido reconocido como el pueblo más antiguo de España. Su carta puebla está fechada en el 824, lo que le ha hecho merecedor de este distintivo para orgullo de sus 240 habitantes. El vetusto municipio está situado al norte de la provincia de Palencia, en la región conocida como Montaña Palentina.

 

Esta situación, a 1200 metros de altitud, hace que Brañosera disponga de un entorno de gran riqueza ecológica: robles, hayas, avellanos, tejos, hongos, acebos, muérdago, jabalíes, buitres, ciervos e incluso osos son algunas de las variedades que se conservan en la zona. Enclavado en el parque natural de Fuente Cobre, ofrece una espectacular imagen de las praderías verdes rodeadas de las montañas cantábricas, de hecho, muy cerca están las laderas de las Sierras de la Braña y la Cebollera.

Pero Brañosera también tiene una gran riqueza patrimonial, histórica y arquitectónica. Cuenta con algunas joyas del románico palentino. Por ejemplo: la Iglesia de Santa Eulalia que está construida con sillería de arenisca rojiza de procedencia local, la Iglesia de Salcedillo y la Iglesia de Valberzoso. También merece la pena visitar el Cementerio de Brañosera, para poder datarla se cuenta con un documento excepcional: la lápida de consagración que constata su primitiva construcción románica en el año 1118.

En este entorno, como te puedes imaginar, las rutas de senderismo para realizar son innumerables. Las hay para todos los gustos y niveles. Con el aliciente (o dificultad) de la nieve en invierno. En este mapa de la zona de la página de web de Brañosera, puedes ver algunas de ellas. Sólo tienes que pinchar en los nombres de las rutas (en azul) y acceder a la descripción de las mismas.

Si te animas para fin de año, todos los 31 de diciembre se organiza una subida al pico de Valdecebollas. Una tradición que se lleva realizando desde el año 2000 y que cada edición cuenta con más participantes… Un fin de año en estos parajes debe ser sin duda muy especial. Además la Estación de Esquí de Alto Campoo está a tan sólo 20 kilómetros.

Si echas un vistazo por todas estas opciones, seguro que te entran ganas de hacer una escapada activa y cultural a la zona. Como nos dicen desde Brañosera, “unas buenas botas, tu mochila y la hoja 107 del Instituto Geográfico Catastral son las cosas que necesitas para disfrutar de las rutas”. Nosotros añadimos un buen bocadillo, que andar abre el apetito. Después de esto, visitar el municipio más antiguo de España se convierte en algo casi obligatorio. 

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Vías verdes, turismo activo y naturaleza accesible para todos

Desde 1993, los antiguos trazados ferroviarios en desuso están siendo acondicionados para ser recorridos por viajeros un tanto diferentes a los que los transitaron en tren: cicloturistas y caminantes, accesibles para personas con movilidad reducida. Son las actuales Vías Verdes.

 

En España había más de 7.600 kilómetros de líneas de ferrocarril en desuso o inconclusas. Este patrimonio de gran valor histórico y cultural, se está rescatando de su olvido y de la desaparición total por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, con gran implicación de las comunidades autónomas, diputaciones, municipios y ciudadanos. Ofrecen un enorme potencial para desarrollar iniciativas de reutilización con fines ecoturísticos, acordes a las nuevas demandas sociales de turismo activo.

Actualmente ya hay 115 itinerarios, 2.600 kilómetros de Vías Verdes en nuestro país. Han sido reconvertidos en itinerarios cicloturistas y senderistas para uso y disfrute de los ciudadanos de forma activa. Y permiten la interconexión de espacios naturales, enclaves culturales y núcleos de población.

De los 115 itinerarios vamos a destacar 7, aunque es una tarea muy difícil… ya que todos tienen muchas características que pueden hacerlos muy especiales.

Vía verde del Carrilet I, en la Garrotxa

El carrilet, un antiguo ferrocarril de vía estrecha catalán, une Girona y Sant Feliu de Guíxols en un recorrido de cerca de 40 kilómetros.

Vía verde de la Senda del Oso

Esta vía verde tiene una longitud de 36 kilómetros, y una altura máxima de 435 metros, en Entrago, su punto más elevado.

Vía verde de la Sierra de la Demanda

Construida sobre lo que fue un efímero ferrocarril minero, esta vía verde de 52 kilómetros de longitud se extiende desde Arlanzón hasta Monterrubio de la Demanda, en Burgos.

Vía verde de El Pas

Entre Obregón y Puente Viesgo, 34 kilómetros, al pie de las montañas, que lleva de las tierras pasiegas al mar.

Vía verde del Plazaola-Leitzaran

 

A lo largo de 40 kilómetros, entre Pamplona y Donostia, pasamos por numerosos túneles perfectamente acondicionados que se convierten en un aliciente más del recorrido.

Vía verde del Noroeste – Murcia

Esta ruta aprovecha el trazado, de 78 kilómetros, que unía Murcia y Caravaca de la Cruz.

Vía verde de la Jara – Toledo

Concebida para unir Talavera de la Reina con el macizo extremeño de Villuercas. El trazado de 52 kilómetros nunca llegó a estar en uso.

¿Te ha picado el gusanillo? La verdad es que las Vías Verdes son una buena opción para incluir en tus salidas de turismo rural algo de deporte y cultura, recorriendo parte de nuestra historia y patrimonio. ¡Toma buena nota!

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Paseo otoñal por el Hayedo de Tejera Negra

El Hayedo de Tejera Negra en CatalojasGuadalajara, es uno de los hayedos más meridionales de Europa y uno de los bosques con más encanto de la provincia de Guadalajara. Los ríos Lillas y Zarzas, que nacen en el glaciar La Buitrera, lo alimentan. El bosque crece en dos valles flanqueados por altas y afiladas crestas rocosas.

La mejor época para visitar el hayedo es sin duda el otoño donde la mezcla de colores que adquieren las hojas nos dejará con estampas preciosas y paisajes increíbles. El bosque de hayas, su mayor atractivo, tiene un ambiente de cuento por sus colores, el musgo de sus suelos y sus silencios. Además, crecen robles melojos, pinos silvestres, tejos, acebos y abedules. En su suelo crece en otoño el apreciado Boletus Edulis, y sus cielos los surca el águila real, sobre corzos, zorros y jabalís.

Hay 2 rutas circulares para realizar a pie: la “Senda de Carretas” y la “Senda del Robledal” y una tercera ruta circular señalizada para bicicletas que llega al río Zarzas. Recomendable acceder al Centro de interpretación para recoger toda la información sobre la zona. Desde allí parten una de las rutas, la “Senda del Robledal”, de 17 kilómetros con posibilidad de enlazarla y continuar después por la “Senda de Carretas”. Y la ruta para bicicletas, de 21 kilómetros.

Si hacemos cualquiera de estas dos no es necesario reservar el acceso, pero si deseamos hacer la Senda de Carretas de 6 kilómetros de distancia, y que comienza en un aparcamiento a 8 kilómetros del Centro de Interpretación es necesario realizar esta reserva (especialmente en otoño) en esta página web de reservas. El precio por turismo es de 4 € para toda la jornada.

La Senda de las Carretas, acompaña al río Lillas aguas arriba. Tras abandonar el fondo del valle para remontar el curso del arroyo Carretas, y siempre con la guía de las balizas blancas que pespuntean todo el recorrido, se alcanza, en unos 20 minutos desde el aparcamiento, La Carbonera, una reproducción didáctica del método tradicional usado para producir carbón en estos bosques. Seguiremos caminando por una senda que ya se encuentra bajo las copas de las hayas, en algunos momentos con algo de pendiente de subida, hasta la Pradera de Matarredonda donde podremos parar a comer disfrutando de las vistas tan espectaculares.

La Senda del Robledal. El nombre de la senda viene de que el primer bosque que encontramos es de roble en su totalidad, mientras vamos ganando altura aunque cómodamente. Siguiendo esta pista alcanzaremos un claro desde que a menor altura se ve el aparcamiento del hayedo. Aquí ya comenzaremos a ver algún haya y los contrastes de las hojas caducas próximas a caer y las verdes de la vegetación perenne, principalmente pinos y tejos, que dan nombre a la zona precisamente.

Cualquiera de estas dos opciones, o las dos si las fuerzas y la forma física te dan para enlazarlas, serán una experiencia otoñal inolvidable. Sin dejar de lado la opción en bicicleta, que también puede ser una divertida y diferente forma de conocer el entorno. No te lo pienses, reserva tu fecha en el aparcamiento si eliges esa opción, y organiza tu escapada de este otoño.

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

 

 

La Palma, paraíso para los amantes del senderismo.

La Palma, Reserva Mundial de Biosfera de UNESCO, cuenta con casi 1.000 km de senderos en sus a penas 708 km2. Tiene un sendero europeo, el E7, 2 GR, 38 PR y 24 SL. Y todo ese con unos desniveles de vértigo, se pasa del nivel del mar a los 2.426 m en el Roque de los Muchachos en pocos kilómetros. Así, lo más recomendable para descubrir “la isla bonita” es el senderismo.

 

 

Siguiendo sus rutas descubrirás preciosas playas de arena negra, volcanes, frondosos bosques de laurisilva, observatorios astronómicos, mares de nubes… aunque también te enamorará la arquitectura colonial de sus pueblos, o las plantaciones de plataneras salpicadas de flores de pascua, y como no, la simpatía y amabilidad de sus gentes. Para abrir boca, vamos a empezar por recomendarte una de las rutas imprescindibles de La Palma, la de la Caldera de Taburiente. En próximas entregas, te contaremos también la de los Nacientes de Marcos y Cordero y el Bosque de los Tilos, o la ruta de los volcanes. ¡Empezamos!

 

Mirador de los Brecitos – Caldera de Taburiente – Cascada de colores.

 

 

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente se encuentra en el municipio de El Paso. Para disfrutar de toda su belleza y variedad paisajística se puede hacer una cómoda aunque larga ruta de unos 18 km. Para ello lo más recomendable es aparcar en el final de la ruta (acondicionada para ello) y allí coger uno de los taxis que te suben todo el desnivel hasta el Mirador de los Brecitos. Es un servicio muy habitual, con precio fijo por persona; según se van llenando los coches van subiendo, sin tener que esperar nunca demasiado.

 

En el primer tramo se va desde allí hasta una zona de acampada con un centro de servicios o refugio, a través de 6 km de pinar canario, barrancos, fuentes y miradores como el de Tagasaste, descendiendo después hasta el cauce del río Taburiente. Sendero sencillo y bien señalizado, siempre descendiendo o llaneando. El segundo nos llevará al Barranco de la Angustias, se inicia un intenso descenso denominado La Cuesta del Reventón, con las vistas dominadas por la presencia del Roque Idafe, espectaculares. Para visitar la Cascada de Colores habrás de abandonar por un momento el camino del Barranco (señalizado) y remontar el arroyo que nos lleva a la cascada, es posible que para entrar a verla tengas que descalzarte, ya que hay que mojarse para subir un pequeño tramo de un metro entre las rocas por las que desciende el agua, pero merece la pena, y a esas alturas tus pies lo agradecerán. De vuelta al camino terminarás el descenso por una cómoda senda a la orilla del río hasta llegar al aparcamiento.

 

 

Importante salir temprano, calcular bien las horas de luz. Ten en cuenta que los taxis del aparcamiento sólo suben hasta las 12 del medio día, y que su precio será de 20-25 € por persona. Y lleva agua y comida, la ruta te ocupará perfectamente toda la jornada.

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club
Maria Villalon AltaFit

Lanzarote, destino ideal de turismo activo.

Las Islas Canarias tienen un clima privilegiado para la práctica deportiva en cualquier época del año, y Lanzarote no es una excepción. Lo sabemos nosotros, y lo saben gran cantidad de europeos que lo aprovechan para poder seguir practicando sus deportes favoritos también en invierno. 

Lanzarote es un paraíso para los amantes de las dos ruedas, el ciclismo en cualquiera de sus versiones, tanto de carretera como de montaña. Aquí encuentran un lugar tranquilo, con poco tráfico y rutas para todos los gustos. Aunque no es una isla con demasiados desniveles, sí que cuenta con algunos buenos puertos, como la subida desde Playa Blanca hasta Femes, o la que lleva desde la costa en Arrieta hasta Haría… Y como no, la subida al Mirador del Río…

En ciclismo de montaña también hay buenas rutas para realizar, ya que muchos tramos de sus carreteras son prácticamente pistas, contando también con gran número de kilómetros en pistas y senderos con gran diversidad de dificultades para todos los gustos y niveles. Se pueden hacer recorridos circulares muy interesantes de unos 40 km, como en la zona de los viñedos de La Geria y el Parque de los Volcanes de Timanfaya.

Pero también es posible coger un ferri hasta La Graciosa o Fuerteventura y pasar una jornada muy especial recorriendo estas islas de una manera diferente, parando para un baño en cualquiera de sus maravillosas playas. En los puertos de llegada hay una oferta variada para alquilar bicicletas con un coste de unos 10 € para todo el día.

Pero no es lo único, como es de imaginar, los deportes acuáticos tienen también muchos adeptos, como el buceo o el surf. En la costa de Famara y La Santa se reúnen, por sus buenas olas prácticamente garantizadas, surferos de todos los niveles, desde los que empiezan contratando un curso de iniciación, hasta los más expertos que esperan su ola perfecta en La Santa.

Tierra, mar… y aire. También disfrutan de sus vientos todo el año los amantes del ala-delta o el parapente, con muchas zonas para practicarlos, como en las laderas de Famara, aterrizando en después en la playa, en la zona de Mala, junto a la presa. En El Cuchillo, o en la zona del Mirador del Río hacia Orzola.

Y por supuesto, el running, el windsurfing, piragüismo, senderismo… Vamos, que no hay excusa para no hacer deporte si visitas Lanzarote, tenlo en cuenta e inclúyelo en tus planes al visitar esta preciosa isla volcánica.

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club
Maria Villalon AltaFit

Deportes para practicar en la nieve, más allá del esquí.

Nuestro clima no se caracteriza especialmente por la nieve, aunque visto lo ocurrido esta semana… igual esto empieza a cambiar. Bromas a parte, parece que cuando hablamos de nieve siempre pensamos en esquí, pero hay muchos otros deportes que también tienen sus adeptos, algunos en claro crecimiento y haciendo ya sombra al deporte blanco por antonomasia.

 

Snowboard.

Quizás el más conocido y extendido. Se utiliza una sola tabla ancha para deslizarse sobre una pendiente cubierta por nieve. Es un deporte similar al esquí, pero en este caso ambos pies van fijados a una misma tabla, que se asemeja a una tabla de monopatín o “skate”. El equipo básico para practicarlo son la mencionada tabla, las fijaciones y las botas.  Se convirtió en deporte olímpico de invierno en 1998.

 

Raquetas de nieve.

Las raquetas de nieve se han usado durante milenios para desplazarse en zonas nevadas. Con la nieve blanda, las raquetas facilitan y posibilitan caminar sin esfuerzos excesivos. No se necesita una técnica muy elaborada, con un buen paso de montañero, un par de bastones de esquí para equilibrar la marcha es suficiente. No obstante es cierto que en función de su longitud, las raquetas obligan al deportista a modificar algo su ritmo habitual de marcha junto con la zancada y la pisada, lo que al principio puede generar algunas molestias.

Equí de fondo.

En el esquí de fondo se recorren largas distancias cuesta arriba, cuesta abajo y en el terreno llano. Se utilizan unos esquís ligeros y estrechos y bastones para impulsarse. Estos esquís consiguen aprovechar las características de deslizamiento de las superficies heladas gracias a una “suela” absolutamente lisa e impermeable. El esquí de fondo también conocido como esquí nórdico o esquí a campo traviesa, comenzó a utilizarse como medio de desplazamiento en los países nórdicos cuyo suelo está cubierto de nieve la mayor parte del año.

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club
Maria Villalon AltaFit

Los 3 mejores destinos de esquí en España.

Hay que decir que sobre esquí en España, para gustos los colores. Afortunadamente tenemos bastantes estaciones de esquí de gran calidad, y por si fuera poco, casi casi podríamos incluir también a nuestra vecina andorrana, Grand Valira, aunque no lo hemos hecho. Destacamos las tres estaciones mejor valoradas por crítica y público.  

Baqueira Beret, Lérida. 

Con 155 km esquiables y 99 pistas, hace las delicias de los amantes del esquí en nuestro país. Tiene para todos los gustos y dificultades, unas instalaciones muy cuidadas, y una oferta hotelera y de restauración amplia y exquisita. Además las vistas del Valle de Arán son una maravilla, una zona de gran valor paisajístico y cultural. Por su 50 cumpleaños abrió 21 nuevas pistas, así que si hace algún tiempo que no vas, puede ser un buen momento para volver.

Sierra Nevada, Granada.

No es la más estable en cuanto a cantidad y calidad de la nieve, pero el clima juega a su favor, ya que aquí cobra casi igual importancia la vida después del esquí (tiene una de las mejores marchas nocturnas). Cuenta con más de 105 kilómetros esquiables y 124 pistas, y el mayor desnivel esquiable (1.200 m). Además en la estación andaluza han apostado por la tecnología. Destaca su plano de pistas interactivo y las pantallas instaladas en todo el valle donde se lanza información continuada del estado de las pistas.

Cerler, Huesca.

Pese a no ser de las más grandes, es de las más valoradas. Cuenta con 79 km esquiables y 67 pistas y ha sido elegida entre las mejores 24 estaciones del mundo. Será porque su tamaño permite disfrutar de la nieve, pero sin ser excesivo para moverse en ella. Además cuenta con una pista, la 9 km, que tiene esa longitud. Es la más larga de la península, arranca en 2.630 m (el Gallinero) y termina en 1.500 m. Una delicia para todos los esquiadores. Está rodeada de 60 picos que superan los 3.000 m, en el Valle de Benasque, con lo que las vistas también son espectaculares, y el pueblo de Cerler conserva un casco histórico muy cuidado.

¿Qué te parece este listado? ¿Crees que alguna otra habría merecido entrar en el ranking?

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club
Maria Villalon AltaFit

Los 3 mejores destinos de esquí en España.

Hay que decir que sobre esquí en España, para gustos los colores. Afortunadamente tenemos bastantes estaciones de esquí de gran calidad, y por si fuera poco, casi casi podríamos incluir también a nuestra vecina andorrana, Grand Valira, aunque no lo hemos hecho. Destacamos las tres estaciones mejor valoradas por crítica y público.  

Baqueira Beret, Lérida. 

Con 155 km esquiables y 99 pistas, hace las delicias de los amantes del esquí en nuestro país. Tiene para todos los gustos y dificultades, unas instalaciones muy cuidadas, y una oferta hotelera y de restauración amplia y exquisita. Además las vistas del Valle de Arán son una maravilla, una zona de gran valor paisajístico y cultural. Por su 50 cumpleaños abrió 21 nuevas pistas, así que si hace algún tiempo que no vas, puede ser un buen momento para volver.

Sierra Nevada, Granada.

No es la más estable en cuanto a cantidad y calidad de la nieve, pero el clima juega a su favor, ya que aquí cobra casi igual importancia la vida después del esquí (tiene una de las mejores marchas nocturnas). Cuenta con más de 105 kilómetros esquiables y 124 pistas, y el mayor desnivel esquiable (1.200 m). Además en la estación andaluza han apostado por la tecnología. Destaca su plano de pistas interactivo y las pantallas instaladas en todo el valle donde se lanza información continuada del estado de las pistas.

Cerler, Huesca.

Pese a no ser de las más grandes, es de las más valoradas. Cuenta con 79 km esquiables y 67 pistas y ha sido elegida entre las mejores 24 estaciones del mundo. Será porque su tamaño permite disfrutar de la nieve, pero sin ser excesivo para moverse en ella. Además cuenta con una pista, la 9 km, que tiene esa longitud. Es la más larga de la península, arranca en 2.630 m (el Gallinero) y termina en 1.500 m. Una delicia para todos los esquiadores. Está rodeada de 60 picos que superan los 3.000 m, en el Valle de Benasque, con lo que las vistas también son espectaculares, y el pueblo de Cerler conserva un casco histórico muy cuidado.

¿Qué te parece este listado? ¿Crees que alguna otra habría merecido entrar en el ranking?

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club
Maria Villalon AltaFit

3 nuevos destinos de esquí en Europa.

La pasada semana publicamos 3 destinos de esquí especialmente bonitos de Europa, y muchos nos habéis comentado algunos otros que también merecen ser mencionados, así que esta semana vamos a ampliar la lista, con otras tres estaciones de esquí que también son muy destacables y porqué no, merecen también una visita para poder valorarlos en primera persona. 

Val Gardena, Italia

Situada en los Dolomitas, tiene 175 kilómetros esquiables que se pueden ampliar hasta los casi 500 si unimos a las vecinas Alta Badia, Marmolada y Val di Fassa con el forfait Dolomiti Superski. Se puede comprar forfaits conjuntos o por separado y desplazarte de una a otra por remontes sin tener que quitarte los esquís. Además, cuenta con algunas de las mejores escuelas de Europa, tanto para aprender a esquiar como para iniciarse o mejorar los fundamentos del deporte blanco.

St. Anton am Arlberg, Austria

Más de 1.500 metros de desnivel, itinerarios sólo a la altura de verdaderos expertos, nieve (mucha) de la mejor calidad y unas vistas excepcionales. Así es St. Anton, una de las joyas del Tirol austríaco que no pasa desapercibido entre los aficionados, que en las últimas temporadas se dan cita de manera en sus pistas. También tiene una merecida fama su vida después del esquí. Tiene mucha animación de todos los estilos, y en especial destaca un bar, el Mooser Wirt, el que más cerveza vende del mundo.

Val-Thorens, Francia

Punto culminante de la Comarca de los Tres Valles es la estación de esquí con mayor altitud de Europa. Situada entre seis glaciares es el mayor área esquiable del mundo con más de 600 kilómetros. Hay pistas para todos los niveles, pero también fuera-pistas de calidad. Sin embargo, la oferta no queda sólo ahí, también se amplía con el snowpark, esquí de travesía, boardercross o Telemark para que todo aficionado que llegue hasta esta zona de Los Alpes no se aburra. Las mejores vistas se obtienen desde la cima del Caron, desde la que se divisan nada menos que mil cumbres de Los Alpes situadas entre Francia, Suiza, Italia y Austria.

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club
Maria Villalon AltaFit

3 nuevos destinos de esquí en Europa.

La pasada semana publicamos 3 destinos de esquí especialmente bonitos de Europa, y muchos nos habéis comentado algunos otros que también merecen ser mencionados, así que esta semana vamos a ampliar la lista, con otras tres estaciones de esquí que también son muy destacables y porqué no, merecen también una visita para poder valorarlos en primera persona. 

Val Gardena, Italia

Situada en los Dolomitas, tiene 175 kilómetros esquiables que se pueden ampliar hasta los casi 500 si unimos a las vecinas Alta Badia, Marmolada y Val di Fassa con el forfait Dolomiti Superski. Se puede comprar forfaits conjuntos o por separado y desplazarte de una a otra por remontes sin tener que quitarte los esquís. Además, cuenta con algunas de las mejores escuelas de Europa, tanto para aprender a esquiar como para iniciarse o mejorar los fundamentos del deporte blanco.

St. Anton am Arlberg, Austria

Más de 1.500 metros de desnivel, itinerarios sólo a la altura de verdaderos expertos, nieve (mucha) de la mejor calidad y unas vistas excepcionales. Así es St. Anton, una de las joyas del Tirol austríaco que no pasa desapercibido entre los aficionados, que en las últimas temporadas se dan cita de manera en sus pistas. También tiene una merecida fama su vida después del esquí. Tiene mucha animación de todos los estilos, y en especial destaca un bar, el Mooser Wirt, el que más cerveza vende del mundo.

Val-Thorens, Francia

Punto culminante de la Comarca de los Tres Valles es la estación de esquí con mayor altitud de Europa. Situada entre seis glaciares es el mayor área esquiable del mundo con más de 600 kilómetros. Hay pistas para todos los niveles, pero también fuera-pistas de calidad. Sin embargo, la oferta no queda sólo ahí, también se amplía con el snowpark, esquí de travesía, boardercross o Telemark para que todo aficionado que llegue hasta esta zona de Los Alpes no se aburra. Las mejores vistas se obtienen desde la cima del Caron, desde la que se divisan nada menos que mil cumbres de Los Alpes situadas entre Francia, Suiza, Italia y Austria.

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club
Maria Villalon AltaFit