7 de abril, Día Mundial de la Salud

En el Día Mundial de la Salud, Altafit te anima a hacer clic, a pasar del OFF al ON. Pasarte a una vida activa y saludable. Hacer pequeños cambios en tu vida diaria para ganar en salud.

Con esta campaña, Altafit invita a todo el mundo a hacer clic, a pasar del OFF al ON, a pasar a una vida más activa. Según palabras de su Director General, José A. Sevilla, “celebrar el día mundial de la salud es el reflejo de nuestra preocupación por acercar la práctica de actividad física en entornos controlados por profesionales y hacer llegar el mensaje de la importancia de conseguir hábitos de vida activa y saludable”.

El Día Mundial de la Salud se celebra el 7 de abril todos los años para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1948. Precisamente la OMS se fundó sobre la base del principio de que todas las personas deberían poder hacer efectivo su derecho al grado máximo de salud que se pueda lograr.

Según sus datos, la inactividad física es ya el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial (6% de las muertes registradas en todo el mundo). Además, se estima que la inactividad física es la causa principal de aproximadamente un 21%-25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes y aproximadamente el 30% de la carga de cardiopatía isquémica.

El sedentarismo se ha convertido en un problema de salud pública mundial. Al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud. Y es que un nivel adecuado de actividad física regular en los adultos:

  • reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y de colon, depresión y caídas;
  • mejora la salud ósea y funcional, y
  • es un determinante clave del gasto energético, y es por tanto fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso.

 

Además del perjuicio para la salud, de aquí se deduce que la falta de actividad física está suponiendo un alto gasto sanitario. El Consejo Superior de Deportes incluso se atrevía a dar cifras, diciendo en un estudio presentado en 2016 que: «el incremento de la actividad física en la población española puede reducir un 10% el gasto sanitario y lograr un ahorro anual de 5.000 millones de euros».

Incomprensible que a la “actividad física” no se le aplique un IVA reducido como ocurría hasta el 2012, estando tan íntimamente ligada a la salud y al gasto sanitario. Sería una medida que favorecería y facilitaría el acceso a la población española a todos los beneficios de la práctica deportiva. Esperemos que se pueda corregir en un futuro próximo. 

En cualquier caso, desde AltaFit animamos a todos a hacer clic, del OFF al ON con pequeños gestos del día a día. Dejar de usar el ascensor y subir por las escaleras. Ir andando o en bicicleta en lugar de otros transportes. Optar por una alimentación sana… Cosas pequeñas que pueden suponer un gran cambio para la salud. ¡ACTÍVATE!

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

María Villalón

Ejercicios para mujeres masectomizadas.

La actividad física y su práctica se ha extendido en los últimos años a todos los sectores de la población, e incluso a ciertos grupos de personas que anteriormente tenían una perspectiva alejada de realizar algún tipo de ejercicio físico deportivo. Es el caso de las mujeres mastectomizadas que debido a la importancia de sus intervenciones, en la mayoría de los casos, pierden buena parte de su movilidad en su extremidad superior  intervenida.

cancer de mama

Fisiológica y anatómicamente, tras una mastectomía es frecuente que se produzcan molestias en los hombros, cuello, cervicales y cabeza, apareciendo dolor e inmovilidad en la zona, lo que causa atrofia muscular y pérdida de movilidad en las articulaciones.

Así mismo, la propia cicatriz de la intervención puede hacer que la piel pierda elasticidad, y recobrar dicha elasticidad, es fundamental para mejorar el estado diario.

Como REGLAS BÁSICAS INICIALES, cabe mencionar que:

  • En los primeros entrenamientos, el cansancio aparece de forma muy temprana. Es conveniente realizar series de 3 a 5 repeticiones, hasta alcanzar las 10 repeticiones.
  • No realizar movimientos bruscos ni explosivo balísticos. Pueden hacer que las cicatrices y los nódulos linfáticos afectados, sufran más de lo que su elasticidad le permita.
  • Como en todo entrenamiento, la continuidad es muy importante, por lo que es recomendable ser constante con el entrenamiento, sin llegar al sobreentrenamiento.
  • Para recuperar y prepararse para la siguiente serie o ejercicio, es importante realizar respiraciones profundas, inspirando por la nariz y expulsando el aire por la boca.

 

EJERCICIO Nº1
  1. Brazos extendidos a lo largo del cuerpo.
  2. Inspirar, subir los hombros, mantener los hombros arriba 2”, y bajar los brazos soltando el aire.cancer 1
EJERCICIO Nº2
  1. Girar la cabeza hacia un lateral, inspirando el aire.
  2. Volver a la posición inicial soltando el aire.
  3. Repetir, una vez a cada lado.cancer 2
EJERCICIO Nº3
  1. Inclinar la cabeza hacia delante.
  2. Inclinar la cabeza hacia atrás.cancer 3
EJERCICIO Nº4
  1. Antebrazos elevados a la altura del pecho, en paralelo, y un sobre otro, formando, aproximadamente, un ángulo recto con los codos.
  2. Acercar los omóplatos a la columna vertebral.
cancer 4EJERCICIO Nº5
  1. Antebrazos elevados a la altura del pecho, formando un ángulo recto. Las palmas de las dos manos enfrentadas con los dedos hacia arriba.
  2. Inspirar, y al presionar palma contra palma, soltar el aire.
  3. Dejar de presionar y volver a inspirar.cancer 5
EJERCICIO Nº6
  1. Extender los brazos a la altura de los hombros y realizar giros de los hombros hacia atrás.
  2. Descansar con los brazos relajados.
  3. Misma posición de inicio, realizar giros hacia adelante.cancer 6
EJERCICIO Nº7

A trabajar con el lado intervenido.

  1. Levantar el brazo, en ángulo recto desde el hombro, con los dedos extendidos. El otro brazo permanece relajado.
  2. Realizar giros de muñeca hacia atrás.
  3. Relajar el brazo y realizar el mismo ejercicio pero con giros de muñeca hacia adelante.

cancer 7

EJERCICIO Nº8
  1. Colocamos los brazos formando un ángulo recto entre el hombro, el codo y el brazo. Las manos extendidas hacia abajo y realizar giros desde el hombro.
  2. Misma posición de inicio, las manos extendidas hacia arriba y realizar giros desde el hombro, simulando el limpiar cristales.cancer 8
EJERCICIO Nº9

Con los brazos extendidos por encima de la cabeza, balancearlos a un lado y a otro.cancer 9

EJERCICIO Nº10
  1. Una mano elevada por encima de la cabeza, y la otra por detrás de la cintura.
  2. Alternar las posiciones de una y otra.

cancer 10

EJERCICIO Nº 11
  1. Situar las manos detrás de la nuca con los dedos entrelazados, y el brazo en paralelo con el suelo.
  2. Intentar aproximar los codos, por delante de la cabeza.

cancer 11

Esta guía de prescripción y de planificación de ejercicio esperamos que sea de utilidad para todas las mujeres masectomizadas, para sus familiares y amigos y, sobre todo, para los Genius que nos dedicamos a velar por la salud de nuestros socios. La idea principal del artículo, así como la infografía, ha sido recopilada de la GUÍA PARA CUIDADOS DE MUJERES MASTECTOMIZADAS, del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. La foto de portada es de The SCAR Project.

Alberto Fernández Viguera
Alberto Logrono_

Chicas, a la sala fitness!!

A menudo me encuentro con chicas en nuestro centro deportivo, que creen que las pesas y las máquinas de la sala fitness no son para ellas. Las miran de  lejos con cara de pensar, eso no es para mí, si lo hago me pondré musculosa y tendré aspecto masculino.

Error!! Estáis totalmente equivocadas!!!

El entrenamiento de fuerza nos permite aumentar la masa muscular, sí, he dicho aumentar. No pasa nada, ni vas a ensanchar, ni vas a engordar, ni te vas a poner como una deportista de rugby.

Este aumento tiene más cosas positivas que negativas, aunque nos cueste creerlo por todos los falsos mitos que hasta ahora han acompañado al entrenamiento de fuerza en mujeres.

Un entrenamiento de este tipo da a ambos sexos  excelentes resultados, el quid de la cuestión está en que chicas y chicos solemos tener objetivo distinto y aparte diferencias físicas.

Una de las cosas positivas, es que ayudamos a nuestro cuerpo a combatir enfermedades como la osteoporosis, la diabetes, reducir el colesterol y tendremos menos riesgo de tener enfermedades cardiovasculares.

Nuestros músculos van a estar en mejores condiciones y van a proteger mejor a nuestras articulaciones y nuestros huesos, reduciendo el riesgo de lesiones.

Otra cosa positiva de tener más musculo es que incrementa tu metabolismo basal y tu cuerpo consume más energía y utilizara más calorías a lo largo del día.

Lo que se traduce en el mejor aliado para perder peso.

No existen ejercicios específicos de musculación para chicas, hay unos ejercicios básicos que deben estar presentes en  cualquier rutina de entrenamiento, tanto para hombres como para mujeres.

Lo que cambia es la forma de entrenamiento, dependiendo de tus objetivos trabajaras, con más o menos carga, más o menos repeticiones, en circuito, por series….

Lo primero que tienes que hacer es sentarte a reflexionar sobre cuáles son tus objetivos, ¿Construir musculo? ¿Perder peso? ¿Tonificar? Os recuerdo que el objetivo tiene que ser realista, concreto y medible en el tiempo y no debemos  olvidarnos de llevar  una buena dieta, saludable y variada.

Busca la ayuda de nuestros genius, que os ayudaran a planificar vuestro entrenamiento. Te lo aseguro, si eres constante y te lo tomas en serio notaras tan rápido los resultados que esto te enganchara para siempre.

Ya sabéis chicas, no paséis de largo por la sala fitness!!!!

Cristina Márquez
 cris marquez talavera

¿Te vas de vacaciones? No dejes de entrenar!!

Por fin ha llegado la tan ansiada época estival y con ella las vacaciones. Tiempo de relax, momento de desconexión del día a día y de la rutina laboral.

En todo programa de entrenamiento siempre tenemos un momento de descanso, necesario y obligatorio para que nuestro cuerpo se recupere y regenere. Pero en vacaciones no hay que renunciar del todo al ejercicio físico, sino simplemente buscar la forma de incluirlo, de una manera más calmada, diferente y atractiva, para que no suponga un esfuerzo y caer de nuevo en la rutina.

Es la época perfecta para practicar deporte, debido que tenemos más horas de tiempo libre, del buen clima, de nuestros días de vacaciones durante el año. Lo que conlleva que cambiemos de destino durante unos días y nos alejemos de nuestro centro deportivo habitual, pero no significa que no podamos continuar con nuestro entrenamiento durante este periodo.

Nuestros destinos de vacaciones suelen ser variados, playa, montaña, campo, ciudades etc., pero cada uno de ellos nos ofrece distintas posibilidades de aprovechar el entorno y poder continuar con la actividad física y mantener activo nuestro cuerpo.

Aquí tenéis unos ejemplos:

  • Si vuestro destino elegido es la playa, hay muchas alternativas para aprovechar lo que nos rodea. La natación puede convertirse en nuestra principal, junto con los innumerables deportes acuáticos tales como windsurf, kitesurf, vóley playa, futbol playa, etc., o simplemente un “deporte” que todos hemos practicado alguna vez en nuestras vidas… los “patines a pedales”, ejercicio cardiovascular combinado con tonificación de tren inferior. O nuestra compañera de playa , la “toalla” a la que podemos darle varios usos aparte de tumbarse al sol, como por ejemplo un curl de bíceps o un jalón de tríceps ayudado por un amigo, o por último, jugar con la inestabilidad que nos proporciona la arena, caminando, corriendo o practicando tenis playa.
  • entrenando en la montaña 2En la montaña tenemos la oportunidad de practicar deportes como el rafting, escalada, senderismo, actividad que aparte de activar nuestro cuerpo también lo hace con la mente, ya que el paisaje que suele rodearnos nos transmite paz y tranquilidad, aportándonos un extra de relajación para nuestra mente. También podemos tener en cuenta y usar las pendientes de las laderas, o los recursos que nos da la naturaleza como dos simples piedras que podemos usar a modo de un press de hombro.
  • Las diferentes actividades deportivas que podéis encontrar en un camping son diversas ya que suelen contar con pistas de tenis, de baloncesto… piscina y al igual que en la playa , la natación es una buena opción , pero tenemos otras opciones como el acuagym o acuatonic, actividades que uno mismo puede practicar dentro del agua como usar la fuerza del agua al caminar o hacer varias repeticiones de adducciones o abducciones para fortalecer las piernas dentro de la misma.
  • Pero si vuestro destino es una gran ciudad y no queréis caer en la rutina y acudir a un gimnasio, recordad que los parques son nuestro gran aliado para ejecutar una rutina entrenando en el parquefuncional , usando bancos, arboles, aceras, gimnasios en parques o los carriles bici donde podréis patinar o usar la bici al igual que en cualquier otro destino vacacional. Existiendo la posibilidad de combinar ejercicios de tonificación como subir y bajar un banco, fondos sobre la acera, o practicar running por cualquier parte de la ciudad siempre teniendo en cuenta las horas adecuadas para ello, debido que por ejemplo a las 4pm nos puede dar un golpe de calor.

Todo esto son varios ejemplos que podéis y debéis llevar a la práctica para mantener vuestra condición física, dependiendo del destino vacacional elegido, y que cuando volváis a cualquiera de nuestros centros ALTAFIT no os de un “parraque” ya que os vamos a estar esperando a la vuelta, dándolo todo en el próximo curso escolar-deportivo¡¡¡¡¡¡

Buen verano a todos y disfrutad de vuestro destino¡¡¡¡¡

David Nieto Pinilla

Primer día en la sala del gimnasio… ¿y ahora qué hago?

Todos hemos pasado por ese primer día en el gimnasio, te sientes con ganas de comerte el mundo pero a la vez no sabes por dónde empezar.

Ahí es donde aparecemos nosotros, todos los Genius de Altafit que te podemos ayudar a planificarte para que puedas sacar partido a tu primer día.

Pero siempre cabe la posibilidad de que no nos atrevamos a hablar con algún Genius, motivo por el cual este articulo te va  ayudar a iniciarte en el gimnasio.

Una vez has salido del vestuario con tu toalla, tu botella de agua y tu ropa cómoda, es el momento de dirigirte a realizar el calentamiento, parte fundamental del entrenamiento que nos ayudará a evitar lesiones.

El calentamiento debe presentar dos partes, una de ellas estará formada por una actividad cardiovascular suave, de unos 5 a 8 minutos que nos ayudara a entrar en calor, por ejemplo en una elíptica o cinta, y otra de movilidad articular que hará que nuestras articulaciones se preparen para el ejercicio. Ejemplos de ejercicios de movilidad articular son la rotación de hombros hacia delante y hacia atrás, movimientos de cuello de manera suave, rotaciones de rodilla, codos y cadera.

Una vez completada esta parte indistintamente de nuestro objetivo debemos realizar unos ejercicios musculares, que si estamos en nuestros primeros días deben ser suaves. Nuestra rutina inicial debe presentar, al menos, un ejercicio básico por cada grupo muscular, como los que pongo de ejemplo a continuación:

– Sentadillas o prensa para tren inferior.

– Press de banca plano para pectoral.

– Dominadas asistidas o jalón al pecho para dorsal (espalda).

– Press militar para hombro.

Con estos ejercicios tendrías trabajado de manera completa para un primer día todo tu cuerpo; piernas, torso y brazos. Estos ejercicios se deben trabajar de manera suave haciendo 4 series de 12 a 15 repeticiones, buscando la comodidad y comenzar a interiorizar los movimientos de cada ejercicio.

Tras haber realizado esta rutina debemos volver de nuevo a realizar cardio, que dependiendo de nuestro objetivo será más o menos duradero, pero como mínimo 10 minutos de manera suave para relajar la musculatura, pero si pretendes darte más caña puedes aumentar el tiempo.

Tras esto llega otra parte fundamental de la rutina, los estiramientos. Para poder aprovechar y rendir los días siguientes es importante unos buenos estiramientos de todos los músculos que hemos trabajado en ese día.

Esta rutina podemos alargarla unas semanas hasta que nuestro cuerpo este adaptado al entrenamiento con cargas, momento oportuno para preguntar a tu Genius por una rutina para seguir obteniendo beneficios.

Pero recuerda, en Altafit los Genius estamos para ayudarte así que habla con nosotros que seguro en persona podemos ayudarte mejor.

¡Ánimo y a por el primer día!

Alberto Añil
Alberto Añil

Guía práctica para salir airoso de tus primeros días en el gimnasio

Todos hemos pasado por nuestro primer día en el gimnasio, muchas máquinas, mucha gente que ya sabe cómo funciona todo y la vergüenza de no saber si estamos realizando los ejercicios correctamente o no. Para solucionarlo aquí tienes una guía práctica para salir airoso de tus primeros días en el gimnasio.

1-Realiza el cardio que más te guste para calentar, bici, correr o elíptica, siempre pidiendo a un monitor (es su trabajo) que te enseñe como funciona y como ejecutar bien el movimiento.

10 minutos.

2-Por lo que a tonificación se refiere normalmente se dividen las rutinas por músculos y días pero si es tu primer día preocúpate más bien de trastear las máquinas y  saber para qué sirven o cómo funcionan las principales, pide ayuda al técnico que de bien seguro estará encantado de ayudarte.

Importante-Fíjate que la mayoría de máquinas están numeradas, apunta en un papel las máquinas que te indica el monitor según tus preferencias de trabajo, eso te ayudará a recordarlas y te facilitara el retorno al día siguiente sin sentirte pesado/a por preguntar tanto.

3-No busques resultados inmediatos, piensa que para conseguir un buen cuerpo es necesario comer bien y entrenar moderadamente, los milagros a Lourdes y te aseguramos que todo esfuerzo obtiene su recompensa.

4-Entrenar cada día y darlo todo al máximo no te asegura resultados inmediatos, al contrario puedes sufrir lesiones y llegar incluso a desmotivarte por el sobre entrenamiento y la sensación de cansancio físico que provoca.

Importante-Un gran error es empezar una dieta y una tabla de ejercicios a la vez, lo que conseguimos con ello es estar más cansados debido a que erróneamente muchas dietas se basan todavía en una disminución de la carga de nutrientes y aparte añadimos un desgaste físico con los entrenamientos que antes no teníamos en nuestras vidas. El resultado es una sensación de cansancio que muchas veces nos induce al abandono de la práctica deportiva.

Apunte-La jalea real os puede venir muy bien para afrontar el día a día como suplemento natural de venta en farmacias, os puede aportar ese plus que necesitareis para terminar el día con fuerza.

5-Estirar, estirar y estirar. Realiza por lo menos dos clases de estiramientos a la semana y verás cómo tu cuerpo te lo agradece, disminuirás la probabilidad de sufrir lesiones y te sentirás mucho mejor con tu cuerpo disminuyendo las molestias físicas de tu actividad diaria.

ConclusionesEmpieza con objetivos realistas, con una dieta muy equilibrada de 5 comidas al día. Lo ideal es realizar 3 días o 4 sesiones de entrenamientos a la semana alternando el trabajo cardiovascular y la tonificación y siempre manteniendo ese hábito durante por lo menos 21 días para empezar a ver resultados.

Espero que os haya resultado útil esta primera entrega de una guía basada en 5 puntos importantes donde desmitificaremos aspectos arraigados en el fitness, ayudaremos a conseguir objetivos y nos reiremos del día a día que nos rodea. Si quieres puedes y en AltaFit te ayudaremos a conseguirlo!!

Daniel Cardeñoso
dani alta! donosti

¿Puedo hacer deporte si me diagnostican cáncer? Una historia real.

Llevo toda la vida dedicado al deporte, prácticamente desde que tengo uso de razón; a este le debo muchas cosas, la más importante es que gracias al deporte conocí a mi mujer, Mar.

Hace más de 30 años que nos conocimos y empezamos a asistir de forma habitual a un gimnasio del barrio. Sin darnos cuenta empezamos a introducirnos en el mundo de la competición, primero aerobic de competición y más tarde el mundo del fitness de competición; como es normal comenzamos a realizar entrenamiento sistemático supervisado por profesionales. Un día, en una visita rutinaria al ginecólogo,  aparece el que será nuestro compañero inseparable durante aproximadamente 30 años, ese bultito, antes escondido y que es ahora cuando decide salir y presentarse gracias en cierta forma al grado de definición necesaria en estos deportes. Por suerte y tras algunas pruebas no es nada pero debemos estar atentos a que este “gran amigo” no crezca y pueda mutar y convertirse en cáncer de mama. Mientras tanto se realiza vida normal, tanto deportiva como profesional sin ningún tipo de alteración.

Tras competir de forma amateur pero con grandes resultados, en deportes no tan conocidos; ya sea Aerobic (subcampeones de España en parejas y en equipo), Fitness (4º clasificada campeonato de España) y practicar disciplinas como la Escalada, Running (correr 2 grandes maratones y gran cantidad de medias maratones y actualmente, dirigimos nuestros pasos hacia las carreras de montaña).

Es ahora, y gracias a ese inseparable compañero cuando la detectan un cáncer de mama, digo gracias porque, ya de forma habitual y sistemática Mar siempre se examinaba a ver si había cambiado algo. Y un día cambió, algo raro se notaba cerca de ese antiguo bultito y encima, dolía. Después de las diferentes pruebas y porque no decirlo muy sufridas (mamografías, punción con aguja fina y biopsia con  aguja gruesa) vino la “gran” noticia: tienes cáncer. Pero esta palabra que tanto miedo nos da, ¿qué es?

Según la Sociedad Americana del Cáncer (ACS), hay más de 200 tipos de enfermedades diferentes que se clasifican como “cáncer.” El hilo común entre estos diferentes tipos de cáncer es que todos empiezan como células anormales que crecen fuera de control en alguna parte del cuerpo. Según los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica los datos de incidencia del cáncer en España en 2012 eran de 215.534 casos. La predicción para 2015 es de 227.076 casos, con un crecimiento de nuevos casos que se produce en mayor medida a costa de la población mayor de 65 años. El crecimiento de la población y su envejecimiento explicarían fundamentalmente este incremento.

Los tres tipos de cáncer más comunes que ocurren en los hombres son de próstata, pulmón y colorrectal; en las mujeres, los cánceres de mama, colórrectal y cuerpo del útero son los tres más comunes. El cáncer puede ser tratado por un número de métodos, ya sea solos o en combinación. Estos tratamientos incluyen cirugía, radiación, quimioterapia, terapia hormonal y terapia biológica.

Siempre me han dicho que el ejercicio físico es bueno para prácticamente todo, esto quedó más claro tras 4 años de CAFyD (Ciencias de la actividad Física y Deporte). Pero, ¿es posible mediante el ejercicio prevenir o reducir el riesgo de padecer un determinado tipo de cáncer?

Los recientes estudios demuestran que la relación entre cáncer, sobrepeso y obesidad es cada vez es más clara. En este sentido el US Departament of Healt and Human Service, el American Institute for Cancer Research y el ACSM, señalan el incremento de la evidencia científica sobre la disminución del riesgo de desarrollar muchos de los cánceres por la práctica de ejercicio físico.

El ejercicio físico es por tanto uno de estos hábitos a inculcar en la prevención primaria.

A la vez que el sobrepeso y la obesidad, distintas entidades como la OMS determinan el sedentarismo como factor de riesgo.

La obesidad y la adiposidad central son factores de riesgo en el cáncer de colon, pecho (en la posmenopausia), endometrio, riñón y esófago. El sedentarismo se ha relacionado directamente con el adenocarcinoma esofágico, cáncer de colon y recto, riñón, páncreas, endometrio y mama.

Durante el tratamiento del cáncer han aparecido un gran número de estudios que han evidenciado los beneficios de hacer ejercicio. Aunque la mayoría de los estudios han examinado las mujeres con cáncer de mama en estadio temprano, la evidencia científica sugiere que el ejercicio puede tener un impacto positivo sobre el peso corporal, estado físico general, la fuerza muscular, la flexibilidad y la calidad de vida, así como en los síntomas como el dolor y la fatiga. Un estudio reciente de Kerry Courneya, Ph.D., y sus colegas encontraron que las mujeres con cáncer de mama que participan en un programa de entrenamiento de resistencia durante la quimioterapia tenían reducciones en sus dosis y menos retrasos en sus tratamientos de quimioterapia.

Ahora bien ya tenemos claro que la realización de actividad física es importante y recomendable, pero ¿cuánto puedo entrenar, cuales son las pautas a seguir?

entrenamiento y cancer

La forma óptima de entrenamiento con ejercicios para pacientes con cáncer que reciben tratamiento sigue siendo poco clara. Los estudios de investigación en general, han examinado el ejercicio aeróbico de intensidad moderada, ejercicios de resistencia y / o programas combinados. Se necesita más investigación para determinar el mejor tipo, tiempo e intensidad de ejercicio para los diferentes tipos y etapas del cáncer, es decir: antes de ser diagnosticado un cáncer cuyos fines son preventivos; durante el tratamiento de dichos tipos cáncer y una vez superada la enfermedad cuyos fines son garantizar una mejora de la calidad de vida.

A pesar de estas limitaciones, en su mayor parte, las prescripciones de ejercicio han seguido de cerca las directrices publicadas por el American College of Sports Medicine.

Consideraciones especiales.

Los individuos son potencialmente diferentes en sus respuestas al tratamiento del cáncer. Los programas de ejercicio pueden necesitar modificaciones en función de los efectos secundarios provocados por la quimioterapia o la terapia biológica, esto puede significar evitar o rebajar la intensidad, duración o volumen de los ejercicios. En el caso de la terapia de radiación, puede ser necesario reducir el ejercicio, o en algunos casos evitarse, hacia el final del tratamiento y/o en las primeras semanas después del tratamiento.

Si un individuo no es regularmente activo y desea comenzar un programa de ejercicios durante el tratamiento del cáncer, es necesario comenzar con ejercicios de baja intensidad, por ejemplo caminatas lentas, y progresar gradualmente.

Si ellos van a recibir quimioterapia, puede ser prudente esperar un ciclo de dicha quimioterapia para ver la respuesta al tratamiento antes de comenzar un programa de ejercicios.

Las personas que se someten a tratamiento para el cáncer deben:

  • Obtener la aprobación de su oncólogo antes de comenzar un programa de ejercicios.
  • Monitorización de los signos vitales (temperatura, pulso / frecuencia cardíaca, presión arterial, frecuencia respiratoria). Si participa en el ejercicio de moderada a vigorosa intensidad, su presión arterial y la frecuencia cardíaca deben ser supervisadas ??antes, durante y después del ejercicio para asegurar que la participación en el ejercicio es apropiado y seguro.
  • Realizar ejercicio con un compañero o profesional por razones de seguridad.
  • Evite lugares donde puede haber un mayor riesgo de exposición a la infección viral y/o bacteriana.
  • Evite nadar si se somete a tratamientos de radioterapia o si tienen un catéter permanente.
  • Deje el ejercicio y póngase en contacto con su médico si tienen alguno de los siguientes síntomas durante el ejercicio o después de una sesión de ejercicio:
    – La desorientación, mareo, visión borrosa o desmayo
    – Aparición súbita de náuseas, vómitos
    – Dificultad inusual o repentina de aliento
    – Latido del corazón irregular, palpitaciones, dolor en el pecho
    – Dolor en las piernas / pantorrillas, dolor de huesos, dolor inusual en las articulaciones o dolor de causa no traumática
    – Calambres o aparición repentina de debilidad muscular o fatiga.

 

Precauciones con el ejercicio.

Aunque el ejercicio puede ser una intervención eficaz para los pacientes con cáncer sometidos a tratamiento, es importante reconocer que puede haber factores que hacen que no sea prudente hacer ejercicio. En estos casos, el ejercicio puede ser todavía una práctica beneficiosa; sin embargo, los riesgos de realizar dicha práctica pueden ser mayores, y es necesario una estrecha supervisión médica. Según la ACS, las siguientes son las precauciones especiales a tener en cuenta durante el tratamiento del cáncer:
• Anemia (bajo recuento de glóbulos rojos): Si el recuento de glóbulos rojos es bajo, la capacidad del cuerpo para transportar oxígeno a los tejidos se reduce. El ejercicio puede necesitar ser recortado y posiblemente evitado.
• La neutropenia (recuento bajo de glóbulos blancos): si el conteo de glóbulos blancos es bajo, la capacidad del cuerpo para combatir infecciones se reduce. El ejercicio debe ser evitado si hay una fiebre de más de 38ºC.
• La trombocitopenia (recuento bajo de plaquetas): Si el recuento de plaquetas es bajo, existe un mayor riesgo de aparición de moretones y sangrado. Evite los deportes de contacto o actividades con alto riesgo de lesiones o caídas. Informar cualquier sobre moratones o síntomas inusuales, como sangrado de la nariz, a un médico.
• Los efectos secundarios como vómitos y diarrea, y los síntomas tales como hinchazón de los tobillos, inexplicable pérdida de peso/ganancia, o falta de aire con bajos niveles de esfuerzo pueden hacer que el ejercicio no sea seguro. Consulte con un médico antes de hacer ejercicio.

Como hemos visto existe evidencia de la investigación que sugiere que las personas con cáncer que siguen las pautas recomendadas y siguen las recomendaciones específicas pueden seguir realizando ejercicio de manera segura durante el tratamiento del cáncer. Por lo tanto mientras la terapia nos lo permita, tanto Mar como yo, seguiremos llevando una vida activa donde el deporte forma parte importante de nuestras vidas. El cáncer nos ha enseñado a parar de guardar cosas para una ocasión especial. Cada día es especial. No tienes que tener cáncer para vivir una vida al máximo.

Carlos García Bayod
Carlos Garía Bayod LasRozas

Márcate los objetivos cuando te apuntes al Gym

Se aproxima la Semana Santa… y el verano está a la vuelta de la esquina. Cuando esto sucede nos empezamos a pensar que quizás sea buena idea empezar hacer un poquito de deporte, para lucir lo mejor posible para ir a la playa o la piscina y que mejor forma de acudir a unos de nuestros centros en los cuales encontraras a profesionales que te ayudarán a conseguir esos resultados que buscas. Pero la pregunta es ¿sabes lo que buscas?, es decir, cuáles son tus objetivos.

Para saber responder a esta pregunta obsérvate por un segundo. ¿Cómo te ves ahora?, ¿Cómo te gustaría verte?, ¿Qué necesitas para conseguir ese objetivo?

Reconocer tus propias y únicas necesidades es el primer paso para conseguir rápidos y llamativos cambios y además si a esto le sumamos poder contar con un ENTRENADOR PERSONAL  que nos ayude a conducir ese objetivo mucho mejor.

¿Cómo hacerlos?… Sin objetivos concretos no es posible.

Es esencial conocer hacia dónde vas, cómo intentas llegar a ese punto y el progreso que estás haciendo para acercarte al mismo.

¿Qué quiero? “Verme muy bien” es un objetivo que No ayuda. En cambio perder grasa y ganar tono muscular o tamaño muscular si lo es.

¿Por qué? Piensa en las razones que te impulsan a cambiar. Por las cuales empezar a cambiar tu estilo de vida.

¿Cuándo? Las fechas son importantes. No mejor que ponerse un plazo motivante y cumplir unos objetivos programados, crear objetivos a corto, medio y largo plazo.

Y nunca olvidéis lo más importante:

“SI CREES QUE PUEDES, YA ESTAS A MEDIO CAMINO DE CONSEGUIRLO”

José Gabarda
 Jose Gabarda arena valencia

El vínculo entre el cliente y el entrenador personal

Al principio los clientes ven al entrenador personal como algo temporal para coger el ritmo o tener un plan de entrenamiento para perder peso o ganar musculatura y continuar por su cuenta.

Sin embargo, con el tiempo, se dan cuenta que entrenar no es solo un objetivo, es un modo de vida, que mejora la salud física, psicológica y la moral, además de crear una relación que va más allá de lo profesional. La relación de necesidad es bidireccional, ya que a la hora de plantear variables sobre tu trabajo, bien por pensar en el cambio, o dejar algún entrenamiento que te apura en lo que a tu tiempo se refiere, vienen los comentarios del cliente, tipo:

“Pues yo si tú no me entrenas no levanto una pesa más…” – P.

“¿Pero tú que vas a hacer que no sea crujirnos?” – L.

La verdad es que me encanta verlos sufrir mientras los entreno, porque sé que me dan todo en cada entrenamiento, y que ese sufrimiento es para ellos alcanzar objetivos y en cierto modo, respeto por el trabajo que realizo cada vez que planifico su entrenamiento.

Disfrutan con las nuevas modalidades que se les muestra, con cada ejercicio nuevo que enseñas y que a los dos días te comentan:

“Ayer me acordé de ti…” – P y L.

La satisfacción que se crea en uno mismo cuando comienza con una persona que para hacer 5 abdominales te las tienes que ingeniar para crear un apoyo lumbar porque le molesta… o porque el cuello le tira… Es sobretodo un reto constante de eso no hay duda, pero pasa el tiempo, y se convierten en cracks capaces de realizar series de entrenamiento funcional, en suspensión, abdominales de todos los colores… ves que el humor que traían al inicio de este, era más bien bajo y con pocas expectativas, y actualmente te piden más abdominales, más retos, se ríen cuando los crujes… Esa satisfacción es la que te hace, pese al esfuerzo que te pueda suponer mantener a alguno,  seguir con ellos.

El entrenador pone los conocimientos, el cliente la ilusión.

El entrenamiento personal es salud, bienestar… y tantas cosas más que se podrían buscar y rebuscar, pero es sobretodo un vínculo en el que cliente y entrenador alcanzan un objetivo juntos de la mano, pasando de ser TU objetivo, TU necesidad, TU lucha… a NUESTRO.

Jorge Luna Valero
 Jorge Luna Valero Marbella

Cada día una nueva oportunidad: Superación Personal

7 a.m. Te levantas algo descolocado y en pocos segundos tus pensamientos empiezan a cobrar nitidez. Te lavas la cara, te vistes y desayunas, posiblemente con una extraña incapacidad motriz que reduce tu velocidad habitual al 50%, pues todavía eres víctima del empane post sueño.

Hoy es día de gimnasio, lo sabes. Empiezas a hacer la mochila, intentando no olvidar la toalla, la botella de agua y dudando entre que camiseta coger entre tres, ¿Qué haces?, claramente siempre acabas cogiendo la misma, tu favorita y la que mejor te sienta, las otras solo existen si tu camiseta predilecta está lavándose.

Toda esta rutina se te hace pesada y aburrida, el camino tedioso y quizás se te pase por la cabeza dar marcha atrás y volver por dónde has venido, pero no lo haces, no, tú no te das por vencido fácilmente. Luchas contra la apatía deportiva sin entender muy bien porque.

Entras al gimnasio, saludas en recepción, y ves una estampa bastante similar a días anteriores. Ese hombre mayor sentado en la tercera bici por la izquierda, esa mujer matándose a abdominales en la esterilla, el monitor hablando con una persona algo perdida puesto que es su primer día… tú vas directo al vestuario y te dispones a vestirte con tu atuendo deportivo, saludando por el camino a alguna cara más o menos conocida.

Una vez dispuesto empieza tu entrenamiento. Sin más motivación que terminarlo y tachar un deber más en la lista del día., porque… posiblemente todavía no te hayas dado cuenta. Te sientes diferente, sabes que eres diferente y único y entrenas y te esfuerzas como la mayoría… tienes miedo a superarte.

Superarse implica de forma intrínseca dejar patente tu diferencia, con uno mismo y con los demás, ser distinto a la mayoría con el miedo que eso provoca, miedo al rechazo, pero…

Pero despiertas, ya te has dado cuenta, eres distinto y brillas con luz propia. Lo sabes… dejando atrás el miedo a destacar y mostrando tu verdadero potencial, entonces te sientes libre.

Darás cada jab más fuerte que el anterior, moverás la rueda de ciclo 360º en vez de 180º, subirás una placa más en pecho y dos en pierna, bailaras cada mambo como si fuese el último… simplemente porque puedes hacerlo, simplemente porque en tu interior te has reprimido bastante y es tu momento, por eso no te das la vuelta cuando no tienes ganas, por eso estas a tu hora clavada en el gimnasio y por eso todo cobrará un matiz distinto.

Porque eres extraordinario, no solo haciendo algo distinto, sino porque eres capaz de marcar tendencia y  lucirte haciendo lo que todo el mundo hace. Porque eres genial y puede que todavía no te hayas dado cuenta… si es así confía en mí, te espero en el gimnasio, sacaremos lo mejor de ti, si no me crees… si no confías en mi… ven… y CONFÍA EN TI MISMO.

Víctor Fernández Pinto
 VICTOR FERNANDEZ