Aprovecha el buen tiempo para hacer deporte en familia

Los meses de verano son un momento ideal para hacer deporte en familia al aire libre los fines de semana. El buen tiempo suele acompañar, y el calor afloja un poco. ¡Las condiciones perfectas!

 

Sabemos la importancia de inculcar unos hábitos saludables a nuestros hijos; no solo es alimentarse bien, sino que también hay que moverse. 

Utilizar ese tiempo libre que tenemos para hacer cosas que nos gustan con ellos es muy importante, así que hoy traigo unos planes que poder realizar en diferentes zonas de España.

Seguro que habéis oído hablar del Anillo Verde. Es una red de senderos ciclistas que unen varios espacios verdes de la ciudad, parques lineales, espacios naturales, paisajes rurales, huertos y paseos urbanos. Podemos encontrarlo en diferentes ciudades de España:

El Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz: con 79 km de recorrido. Dentro nos encontramos con el Parque Natural de Salburua, declarado Humedal de Importancia Internacional.

La Ronda Verde de Barcelona: con 72 km de recorrido permite disfrutar Parque de Collserola o la montaña de Montjuïc municipios cercanos a la ciudad.

El Gran Recorrido de Bilbao (GR): con 71 Km de recorrido, atraviesa cinco parques forestales. Se puede acceder a él desde el Centro de la ciudad por 10 itinerarios diferentes.

El Anillo Ciclista de Madrid: 65Km de recorrido. Cada 1’5 Km nos encontramos con áreas de descanso con fuentes y planos informativos.

El Anillo verde de Vic: con 32 Km de recorrido. Se divide principalmente en dos ejes Norte-Sur y Este-Oeste.

El Anillo verde de Zaragoza: con 60 Km de recorrido que se distribuye por ambas márgenes del Río Ebro.

El Anillo Verde de la Bahía de Santander: Está en proyecto para la rehabilitación ambiental en torno a la Bahía de Santander y se prevé que llegue a los 90 Km de recorrido una vez terminado.

El Anillo Verde Metropolitano de Valencia: con 52 Km de recorrido divididos en 9 subtramos.

Estos trazados no son cerrados y tenemos muchísimas posibilidades de ampliar nuestras rutas aprovechando las oportunidades que nos brindan el medio natural y la configuración urbana en cada ciudad.

Espero que te atrevas a probar a alguna y disfrutéis todos juntos.

En el próximo artículo os traeré unas rutas cicloturistas (para toda la familia) que podéis hacer tanto en bici como caminando. ¡No os lo perdáis!

 

Beatriz Salinas Hinojosa

Las bicicletas eléctricas ¿sólo valen para la ciudad?

Las bicicletas eléctricas se están imponiendo cada vez más y no sólo para el uso en las ciudades. Prácticamente todas las marcas tienen ya su modelo eléctrico y no solo de estilo urbano.

 

Los servicios de bicicletas compartidas han hecho mucho para dar a conocer sus ventajas en los desplazamientos por las ciudades. Demuestran su comodidad y facilidad de uso para cualquier tipo de persona, independientemente del nivel de forma física, o la ropa que lleves. Pero más allá, un estudio realizado en 12 ciudades europeas con este sistema, ha demostrado la incidencia directa en la salud de la población. Promueve una mayor realización de actividad física y disminuye el nivel de polución, lo que se puede traducir en reducción de atenciones médicas y muertes en esas poblaciones. 

Estas bicicletas cuentan con un pequeño motor eléctrico. No son una moto, éste sólo se activa como complemento al pedalear, y deja de funcionar cuando la bicicleta alcanza una determinada velocidad. Es una ayuda para determinados momentos. Funcionan con una batería recargable, con mayor o menor autonomía, según los modelos. Las mejores en la actualidad son las de ion de litio, menos pesadas y que duran más. También su tamaño es algo más reducido para poder ocultarse o acoplarse al cuadro.

En un principio estas bicicletas pueden parecer ideales sólo para las ciudades, zonas con muchas cuestas,  o para personas con bajo nivel físico. Los primeros modelos han sido bicicletas de paseo, o plegables, pensando fundamentalmente en este uso. El hecho de que el peso sea alto, no lo hacía atractivo para otros segmentos. Pero eso está cambiando. Las marcas ya han empezado a comercializar bicicletas de montaña eléctricas. Modelos deportivos con suspensión, y con motor. 

Se están valorando otras ventajas a su uso más deportivo, como permitir entrenamientos más largos de resistencia, o más técnicos sin tener que hacer tanto esfuerzo físico. Alternarlas con la bicicleta normal, utilizando el nivel de ayuda más bajo o más alto según el objetivo. Y es que, pese a la ayuda, no hay que olvidar que mover el peso extra de estas bicis también requiere su esfuerzo.

Parece que el mercado se abre para las bicicletas eléctricas para todos los usos y para todo tipo de personas, desde las más sedentarias hasta los más «pro» de la mountain bike. Conviene recordar, eso sí, que las normas de tráfico son de obligado cumplimiento en bicicleta. Si no las observamos podemos ser multados. Las más habituales son por llevar auriculares puestos (aunque sólo sea uno), no llevar la señalización adecuada (luces reglamentarias), o no llevar casco en carretera.

Así que ya sabes, si quieres desplazarte por ciudad o quieres avanzar más en tus entrenamientos, pásate a la bici eléctrica. Ahora que los precios empiezan a ser más asequibles, puede ser un buen momento.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

María Villalón

Hazte un experto en Ciclo Indoor con AltaFit (1ª parte)

El Ciclo Indoor es una de las actividades estrella en todos los centros deportivos y de las más consolidadas, sobre todo por los #cardiolovers. Cuenta con fieles y constantes seguidores que no perdonan sus sesiones, incluso diarias. 

 

UN POCO DE HISTORIA:

Sin duda, el nombre más habitual con el que se conoce esta modalidad deportiva es el de spinning. El spinning fue creado en el año 1987 por el ciclista sudafricano (que más tarde emigró a Estados Unidos) Jonathan Goldberg, en cuyos orígenes deportivos se dedicaba al culturismo pero que tiempo después decidió competir en pruebas de ciclismo de fondo.

Uno de sus retos consistía en completar la Race Cross America, una prueba de larga distancia en la cual había que recorrer Estados Unidos de costa a costa, por lo que pensó en idear un método de entrenamiento mediante el cual no tuviera que salir de su garaje cuando el tiempo no acompañara.

Para ello ideó una bicicleta que contaba con un piñón fijo y con una rueda de inercia.

Además, esta bicicleta también contaba con un regulador de la resistencia, lo que permitía aumentar la intensidad del entrenamiento. Para hacer más divertidas las horas de entreno las acompañó con música, de forma que adecuaba el ritmo del pedaleo al de la música que sonaba en ese momento y de esta forma tan natural nació el ciclo indoor.

OBJETIVO-BENEFICIOS

El Ciclo Indoor, es una actividad colectiva dirigida, que se realiza sobre una bicicleta diseñada para tal fin Y enfocada principalmente a la perdida de grasa y mejora cardiovascular.

BENEFICIOS Y ASPECTOS A  TENER EN CUENTA:

  • Es muy importante hacer un ajuste correcto de la bicicleta.
  • Utilizar ropa transpirable e indicada para el ciclismo preferiblemente.
  • Apto para todos los públicos.
  • Poco riesgo de lesión.
  • Actividad cardiosaludable.
  • Enfocada a la pérdida de grasa.
  • Sigue el ritmo de la música.
  • Conoce la carga o resistencia que has de poner en cada tramo de la sesión (consulta con tus genius todas las dudas).
  • Divertida.
  • Ayuda a dormir mejor.
  • Produce químicos de felicidad (endorfinas, serotoninas…).
  • Mejora el sistema inmune.
  • Mejora la resistencia.

PARTES DE LA BICICLETA

VOLANTE DE INERCIA: Es un disco circular que se utiliza en las bicicletas estáticas para producir la resistencia al pedal. Se diferencian básicamente por su peso que suele estar entre 13 Y 25 kg, dependiendo del tipo de bicicleta y el uso al que esté destinado. Este peso repercute en la fuerza que debe aplicarse en el pedal para arrancar y mantener el movimiento del pedaleo. A mayor peso más dificultad para arrancar y mantener el pedaleo, por lo tanto permite la aplicación de mayor fuerza y velocidad.

FRENO: Un factor de gran importancia es el sistema de frenos que utilizará la bicicleta estática, ya que este define la fuerza que deberá aplicar la persona en el pedal para iniciar el movimiento.

TRANSMISIÓN: Es la que permite transferir la fuerza que realiza el usuario en el pedal a través del plato y mediante una correa o cadena al piñón del volante de inercia

TRANSMISIÓN POR CORREAEstá transmisión es silenciosa pero puede sufrir desgaste si se realizan ejercicios en los que se aplica mucha fuerza o velocidad, por eso suelen ser utilizadas en bicicletas estática que se realizan ejercicios de una intensidad poco elevada.

TRANSMISIÓN POR CADENA: Transmisión no tan silenciosa pero con una larga vida y sin desgaste como en el caso de la correa, por eso son utilizadas en bicicletas estáticas en las que se aplica una fuerza y velocidad elevada.

 

Elena Gonlez.
 

Vuelve el ciclismo clásico con la Eroica Hispania

Los días 2 y 3 de junio se celebrará en Cenicero (La Rioja) una nueva edición de la Eroica Hispania. La cita española para los amantes del ciclismo más clásico, en la que sólo se puede participar con bicis anteriores a 1987.

Nada de frenos de disco, ruedas antipinchazos, cambios electrónicos o pedales automáticos. Para esta prueba tendrás que desempolvar tu vieja bicicleta… ponerla a punto y lanzarte a la aventura. Si no tienes ninguna, no es problema, la organización de la Eroica Hispania te da la opción de alquilar una de estas clásicas. Las bicicletas tienen que tener cambios originales, los pedales con calapiés, los cables por fuera de manillas, las ruedas con más de 32 radios y perfil bajo… En definitiva, pueden estar restauradas, pero  no tuneadas.

Y la ropa y los complementos también debe adaptarse, el único elemento moderno que se permite es el casco. De esta forma, los participantes deberán llevar maillots de lana y pantalones cortos. Los jerseys y pantalones cortos o bombachos de estilo vintage de reediciones anteriores también están permitidos.

La ruta se inspira en el ciclismo histórico y por eso el recorrido de la prueba se basa especialmente en largos tramos de caminos de grava como antaño. En esta tierra de vinos de La Rioja, salpicada de viñedos y bodegas, y rodeada de la Sierra de la Demanda, Sierra de Urbión y la Sierra de Cantabria, discurre la prueba. Con tres opciones distintas de distancia, y un paseo tranquilo de unos 20 kilómetros.

Recorrido corto.

Para todos los aficionados que quieran probarse. 69 kilómetros y 1200 metros de desnivel. Con tramos de tierra entre Torremontalbo y San Asensio.

Recorrido medio.

Ya algo más en serio, con 139 kilómetros y 1950 metros de desnivel. Este recorrido coincide con la primera parte del recorrido largo hasta Laguardia. Con tramos también coincidentes con el Camino de Santiago.

Recorrido largo.

El gran reto. Sólo apto para valientes entrenados, tiene 193 km y 3.349 metros de desnivel. El auténtico recorrido “Eroico” está diseñado para que los ciclistas más exigentes y entrenados puedan disfrutar al máximo por sus increíbles caminos y sus bellos paisajes.

Acompañando a la prueba, una zona de exposición con más de 20 expositores y artesanos para el disfrute de los participantes y acompañantes. Zona de acampada perfectamente acondicionada, por si no encuentras ya alojamiento en la zona, y un taller de asistencia mecánica, con repuestos y asistencia de última hora para cualquier incidencia o percance.

Seguro que seas o no amante del ciclismo, ya te ha entrado algo de curiosidad por esta prueba tan especial, aquí tienes el vídeo de la última edición, que fue especialmente épica por la lluvia.

Y si te ha picado el gusanillo, todavía están abiertas las inscripciones para esta edición… ¡Seguro que es toda una experiencia!
María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

María Villalón

Vías verdes, turismo activo y naturaleza accesible para todos

Desde 1993, los antiguos trazados ferroviarios en desuso están siendo acondicionados para ser recorridos por viajeros un tanto diferentes a los que los transitaron en tren: cicloturistas y caminantes, accesibles para personas con movilidad reducida. Son las actuales Vías Verdes.

 

En España había más de 7.600 kilómetros de líneas de ferrocarril en desuso o inconclusas. Este patrimonio de gran valor histórico y cultural, se está rescatando de su olvido y de la desaparición total por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, con gran implicación de las comunidades autónomas, diputaciones, municipios y ciudadanos. Ofrecen un enorme potencial para desarrollar iniciativas de reutilización con fines ecoturísticos, acordes a las nuevas demandas sociales de turismo activo.

Actualmente ya hay 115 itinerarios, 2.600 kilómetros de Vías Verdes en nuestro país. Han sido reconvertidos en itinerarios cicloturistas y senderistas para uso y disfrute de los ciudadanos de forma activa. Y permiten la interconexión de espacios naturales, enclaves culturales y núcleos de población.

De los 115 itinerarios vamos a destacar 7, aunque es una tarea muy difícil… ya que todos tienen muchas características que pueden hacerlos muy especiales.

Vía verde del Carrilet I, en la Garrotxa

El carrilet, un antiguo ferrocarril de vía estrecha catalán, une Girona y Sant Feliu de Guíxols en un recorrido de cerca de 40 kilómetros.

Vía verde de la Senda del Oso

Esta vía verde tiene una longitud de 36 kilómetros, y una altura máxima de 435 metros, en Entrago, su punto más elevado.

Vía verde de la Sierra de la Demanda

Construida sobre lo que fue un efímero ferrocarril minero, esta vía verde de 52 kilómetros de longitud se extiende desde Arlanzón hasta Monterrubio de la Demanda, en Burgos.

Vía verde de El Pas

Entre Obregón y Puente Viesgo, 34 kilómetros, al pie de las montañas, que lleva de las tierras pasiegas al mar.

Vía verde del Plazaola-Leitzaran

 

A lo largo de 40 kilómetros, entre Pamplona y Donostia, pasamos por numerosos túneles perfectamente acondicionados que se convierten en un aliciente más del recorrido.

Vía verde del Noroeste – Murcia

Esta ruta aprovecha el trazado, de 78 kilómetros, que unía Murcia y Caravaca de la Cruz.

Vía verde de la Jara – Toledo

Concebida para unir Talavera de la Reina con el macizo extremeño de Villuercas. El trazado de 52 kilómetros nunca llegó a estar en uso.

¿Te ha picado el gusanillo? La verdad es que las Vías Verdes son una buena opción para incluir en tus salidas de turismo rural algo de deporte y cultura, recorriendo parte de nuestra historia y patrimonio. ¡Toma buena nota!

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Dinamarca, el país que ama a las bicicletas.

Dinamarca cuenta con cerca de 12.000 km de carriles bici y se calcula que tiene aproximadamente unos 4 millones de bicicletas. Esto lleva a los turistas a disfrutar al máximo en sus rutas en bicicleta. Sus infraestructuras ciclistas hacen de este país el destino ideal para terminar esta serie sobre clicloturismo por Europa.

 

Su capital, Copenhague, ha hecho de la conciencia ecológica su bandera, y de la bicicleta, su principal medio de transporte (el 36% de sus habitantes se desplazan a diario en bici). Las distancias entre los diferentes sitios de interés y las atracciones son breves, para que no te falte nunca la oportunidad de parar y recargar tus baterías. El país se caracteriza por un terreno repleto de grandes llanuras, ideal para moverse en bicicleta, y ofrece rutas perfectamente señalizadas para ciclistas.

El punto más distante del mar se encuentra a tan sólo 50 km de las playas: nunca estarás muy lejos de las costas y de su encanto. Los pueblos y ciudades tienen carriles bici seguros, donde podrás mezclarte con los daneses y pedalear entre tiendas, bares y fiestas. Y si en algún momento crees que es la hora de descansar un poco las piernas, no tienes que hacer más que llevarte la bici a uno de los muchos trenes que atraviesan Dinamarca.

La mayoría de las rutas cicloturísticas se concentran en la península de Jutlandia, la parte continental del país. Así como en la isla de Selandia, la isla más grande donde se encuentra su capital, Copenhague y la isla Fionia, conocida como la “isla jardín” siendo la segunda isla más grande. Todo ello forma una zona muy accesible para poder viajar en bicicleta. Entre los recorridos que puedes hacer para conocer el país, tienes una ruta circular de 250 Km. que sale de Copenhague y pasa por Køge, Roskilde, Hillerød, Tisvilde, Helsingør y regresa a la capital. Transcurre entre  granjas, bosques, y pequeñas aldeas.

Una experiencia inolvidable, disfrutaremos con sus espectaculares vistas, los fantásticos puentes por los que cruzaremos de una isla a otra, siempre en contacto con su naturaleza, su historia y su cultura, sin olvidar su pasado vikingo.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Dinamarca, el país que ama a las bicicletas.

Dinamarca cuenta con cerca de 12.000 km de carriles bici y se calcula que tiene aproximadamente unos 4 millones de bicicletas. Esto lleva a los turistas a disfrutar al máximo en sus rutas en bicicleta. Sus infraestructuras ciclistas hacen de este país el destino ideal para terminar esta serie sobre clicloturismo por Europa.

 

Su capital, Copenhague, ha hecho de la conciencia ecológica su bandera, y de la bicicleta, su principal medio de transporte (el 36% de sus habitantes se desplazan a diario en bici). Las distancias entre los diferentes sitios de interés y las atracciones son breves, para que no te falte nunca la oportunidad de parar y recargar tus baterías. El país se caracteriza por un terreno repleto de grandes llanuras, ideal para moverse en bicicleta, y ofrece rutas perfectamente señalizadas para ciclistas.

El punto más distante del mar se encuentra a tan sólo 50 km de las playas: nunca estarás muy lejos de las costas y de su encanto. Los pueblos y ciudades tienen carriles bici seguros, donde podrás mezclarte con los daneses y pedalear entre tiendas, bares y fiestas. Y si en algún momento crees que es la hora de descansar un poco las piernas, no tienes que hacer más que llevarte la bici a uno de los muchos trenes que atraviesan Dinamarca.

La mayoría de las rutas cicloturísticas se concentran en la península de Jutlandia, la parte continental del país. Así como en la isla de Selandia, la isla más grande donde se encuentra su capital, Copenhague y la isla Fionia, conocida como la “isla jardín” siendo la segunda isla más grande. Todo ello forma una zona muy accesible para poder viajar en bicicleta. Entre los recorridos que puedes hacer para conocer el país, tienes una ruta circular de 250 Km. que sale de Copenhague y pasa por Køge, Roskilde, Hillerød, Tisvilde, Helsingør y regresa a la capital. Transcurre entre  granjas, bosques, y pequeñas aldeas.

Una experiencia inolvidable, disfrutaremos con sus espectaculares vistas, los fantásticos puentes por los que cruzaremos de una isla a otra, siempre en contacto con su naturaleza, su historia y su cultura, sin olvidar su pasado vikingo.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Francia, viajes en bicicleta por el país del Tour.

Con cerca de 20.000 km de carriles bici, Francia nos ofrece numerosas rutas en bicicleta. Sus castillos, parques y jardines, iglesias y capillas, canales, ríos, bosques y viñedos nos harán disfrutar de este destino. Además, los viajes en bicicleta por Francia nos permitirán descubrir grandes ciudades y pequeños pueblos con encanto, siempre a nuestro ritmo.

 

Con tantos kilómetros por recorrer y tantos atractivos, es difícil elegir entre todos ellos. El Valle del Loira, la Bretaña, el Canal du Midi, la Alsacia, la Provenza… cualquiera es un buen destino turístico en sí mismo, y especialmente para hacer en bicicleta. Y en cualquiera de las modalidades que te hemos venido contando en estas últimas entregas.

Para no dispersarnos demasiado, vamos a quedarnos con dos, el Valle del Loira y el Canal du Midi, uno al norte y otro al sur de Francia, aunque cualquiera de todos los mencionados pueden ser una fantástica opción.

El Valle del Loira.

Esta es la ruta de los más de doscientos Castillos! Una región de gran belleza con un buen clima, románticos jardines y recorrido en bicicleta que, por sí mismos, ya son una auténtica delicia. Disfrutarás de exuberante paisajes naturales a lo largo del curso del Loira y de la tradicional cocina francesa. La ruta discurre por terrenos planos con algunas colinas. Adecuado para todas las personas con alguna experiencia en ciclismo y de condición física media. Las visitas a los castillos más destacados, Chambord, Cheverny, Chenonceaux, Chaumont, Amboise, Villandry que encontrarás a cada pedalada, serán el avituallamiento y descanso perfectos.

El Canal du Midi.

El Canal du Midi fue una idea de las que probablemente harían exclamar al gran Obelix: «están locos estos romanos». Pretendía conectar el océano Atlántico con el Mediterráneo, evitando a los barcos tener que dar la vuelta a la península para el transporte de mercancías.  Gracias a este obra maestra del hombre que finalmente se culminó en el s. XVII, la economía de esta región creció y se desarrollo especialmente, y hoy en día es patrimonio de la UNESCO.

El Canal del Midi es otro de los itinerarios clásicos del cicloturismo en Francia. Este itinerario discurre por carriles-bici y carreteras muy tranquilas a lo largo del canal, de perfil llano y con alguna suave colina. Nos ofrece numerosos tesoros arquitectónicos y culturales, especialmente en  Toulouse, Narbonne  y Carcassonne. Y es también una oportunidad para conectar con la gente, entre un paisaje de viñedos, pinos y olivos.

Cualquiera de las dos opciones que te proponemos puede ser un buen comienzo para iniciarte en el cicloturismo. Son viajes para realizar solos, en pareja, con amigos o en familia. Para hacer con niños te recomendamos especialmente el Valle del Loira, por el atractivo extra de sus castillos, aunque Carcassonne en el Canal du Midi es también de cuento. ¿Te animas a echarles un vistazo? No te arrepentirás.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Croacia, la perla del Adriático, también se puede recorrer en bicicleta.

Croacia cuenta con rutas marcadas a lo largo de toda su geografía. Si decides recorrerlas en bicicleta, podrás contemplar parajes de gran belleza y todo tipo de paisajes. Sea con una visión deportiva o una visión más lúdica, esta opción cada vez atrae a más turistas.

 

Un viaje en bicicleta por Croacia te permitirá, además de ver paisajes espectaculares, visitar algunas de las islas más bonitas de las cerca de dos mil que forman el archipiélago croata, disfrutar de la gastronomía mediterránea y siempre con el mar al lado para poder bañarte. La combinación entre el crucero y la bicicleta por las islas gana cada día más adeptos.

Puedes elegir entre hacer el viaje en bicicleta con alojamiento en hoteles y con traslado de maletas por alguna de las agencias que lo ofertan. O un viaje en combinando barco y bicicleta, pasando de isla en isla. Algunas del archipiélago croata son islas vírgenes y otras están rebosantes de  vida.

No hay que perderse los densos pinares y lagos salados de la paradisiaca Mljet; los viñedos y pueblos marmóreos de Korcula; la misteriosa Vis o la excesiva Hvar; los pueblos medievales de Cres o las residencias de las Brijuni donde Tito, el extravagante líder yugoslavo, pasaba largos veranos. El Parque Nacional de Plitvice, formado por 16 lagos en diferentes altitudes y comunicados por 92 cataratas y cascadas, es también uno de sus mayores atractivos, y atrae a numerosos turistas.

También su capital Zagreb está salpicada de magia y cultura. En Zagreb y Croacia Central hay rutas bien marcadas que recorren las colinas de Hrvatsko Zagorje y la llanura de Turopolje. También hay rutas por Medimurje, a lo largo del río Drava.

La ruta internacional del Danubio EuroVelo 6, que recorre Europa desde el Atlántico hasta el Mar Negro, pasa por esta parte de Croacia. En total, esta región suma 830 kilómetros de recorridos ciclistas si sumamos rutas como la del río Sava y la del río Drava.

La costa del Adriático sigue siendo uno de los destinos más deseados de Europa. La culpa la tienen sus parques naturales, sus islas y las ciudades-palacio que rocían su, eso sí, accidentado perfil. La Dalmacia es un atracón de belleza en cada curva para los amantes del cicloturismo, es uno de esos lugares que te engancharán para siempre.

¿Todavía no te hemos seducido con alguna de las ofertas que te estamos proponiendo este verano? Dale una oportunidad, seguro que será una experiencia inolvidable.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Holanda, paraíso de los viajes en bicicleta por Europa.

Si hablamos de viajes en bicicleta por Europa no podía faltar Holanda. Con más bicicletas que habitantes, Holanda está surcada por más de 15.000 kilómetros de carriles bici que transcurren por un relieve inexistente, fácil y asequible para todos los públicos. 

 

Un viaje en bicicleta por Holanda, sus molinos de vientos, los campos de tulipanes, los canales con maravillosas áreas naturales, sus pueblos, sus ciudades, sus costumbres… La mejor manera de conocer  todos estos paisajes es recorrerlos en bicicleta,  puedes descubrir lo mejor de este país con los cincos sentidos.

Una de las excursiones más habituales es la que da la vuelta al Zuiderzee, el mar interior de Holanda en la región de Ijseelmeer, y recorre casi 400 kilómetros. Alojarte en barcos tradicionales… y si optas por la opción más organizada, te pueden llevar las maletas de alojamiento en alojamiento.

A lo largo de la ruta se visitan tradicionales pueblos pescadores como Volendam y Enkhuizen y algunos de los más bellos pólders. También se conocen de primera mano antiguos diques con viejos molinos y las más modernas infraestructuras artífices del milagro holandés.

Pero no es la única opción, también puedes hacer un recorrido por Frisia. Hay una ruta muy famosa conocida como «the eleven cities tour» que se ha hecho muy popular para los patinadores pero también para los ciclistas en esta región. La ruta nos llevará a través de pueblos con el paisaje verde, donde la agricultura determina el horizonte. Otra parte importante del paisaje son los pequeños puentes  y los barcos a vela que cruzan los grandes lagos y los pintorescos pueblos de la región.

A la hora de viajar en bici por Holanda siempre apetece realizar alguna extensión y en este caso el sitio indiscutible sería la famosa Amsterdam. Esta ciudad te cautiva, aunque al principio puede parecer algo caótica, llena de bicicletas, pronto descubres su orden, diseñado más para las bicicletas que para las personas. En realidad es la forma más natural de visitarla, con permiso de los paseos en barco que puedes hacer a través de sus fantásticos canales. Visita obligada merecen también sus museos, aparcar la bici una mañana para visitar alguno de ellos es una  magnífica opción.

En Holanda, la forma física no es un excusa, como decíamos al principio, la mayor parte de sus recorridos carecen de desnivel. Sólo tiene que apetecerte hacer turismo de una forma diferente. ¿Te animas?

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club