8 ejercicios para entrenar en pareja

El ejercicio físico tiene que ser una actividad entretenida y una buena manera de conseguirlo será realizándolo en pareja. Seguramente en muchas ocasiones no hayas ido a entrenar por pereza o porque te resulta aburrido hacer esto solo.

 

Haciéndolo en compañía, no sólo os motivaréis mutuamente, sino que además podréis crear rutinas de entrenamiento mucho más diversas, amenas y divertidas. Adquiriendo además compromiso y constancia en su práctica.

Una de las ventajas de entrenar en pareja es la posibilidad de generar multitud de ejercicios sin necesidad de disponer de grandes medios materiales, bastando con vuestro propio peso y el de vuestro compañero para conseguir entrenamientos mucho más interesantes que de forma individual en la sala de máquinas de un gimnasio.

Además, entrenar en compañía servirá de ayuda no solo a la hora de realizar los ejercicios, sino para observar y corregir la técnica, detectando deficiencias en la ejecución que no somos capaces de ver en nosotros mismos, lo que también da más seguridad.

Aprovecha la capacidad para interactuar con ejercicios donde haya que responder ante estímulos, cargas variables, cambios de peso, etc. El abanico de posibilidades aumenta jugando con el material disponible: trx, bandas elásticas, fitball, bosu, balón medicinal, cuerdas, etc. Aunque estos no sean necesarios o imprescindibles para su práctica.

Para la rutina que os propongo a continuación vamos a realizar un entrenamiento funcional.

El entrenamiento funcional, por definición significa entrenar con un propósito. Se basa en realizar ejercicios y movimientos que nos ayuden a desempeñar tareas que sean de utilidad para la persona que lo practica. De esta forma se trabaja todo el cuerpo, involucrando activamente varios grupos musculares en una misma sesión, utilizando una gran variedad de ejercicios con movimientos muy completos.

Tan sólo necesitas material básico como una colchoneta, un balón medicinal o cintas elásticas (opcional), y buscar a un compañ[email protected] de entrenamiento. ¡Vamos a por ello!

Este circuito consta de 8 ejercicios. Cada ejercicio tendrá una duración de 40”, cambiando a los 20” el papel con el compañero en los que el trabajo realizado por uno y por otro sea diferente. El número de series dependerá del estado físico de la persona. Desde 3 a 4 en un nivel inicial, hasta el máximo número de rondas posibles para personas más entrenadas. El descanso entre ejercicios será de 10” y entre series de 1’.

1. Flexión sujetando pies + sentadilla.

2. Abdominal con balón medicinal.

3. Zancada alterna con salto.

4. Skipping con cinta elástica.

5. Remo + plancha.

6. Flexión + palmada alterna.

7. Sentadilla agarrando brazos.

8. Salto a pareja + plancha.

Espero que os haya gustado y que junto a tu pareja y un poco de imaginación os animéis a disfrutar de diferentes formas de entrenamiento. ¡Juntos es mejor!

 

Leticia Ródenas
dav

Historias AltaFit: Inger y Svend, una pareja admirable.

Inger y Svend Thompsen son una pareja de adorables ancianitos daneses que entrenan en nuestro centro de Fuengirola.

El tiene 77 años y ella 65. Llevan casados desde 1974 y se caracterizan por su educación y simpatía. Él ha sido empresario en su país y ella ha  sido compañera de profesión, ya que ha regentado varios centros fitness en Dinamarca. Al principio, cuando los conocí, no me di cuenta de los problemas de Svend, pensé que tenía problemas motores debido a la edad. Ingrid nos pedía que por favor lo acompañáramos al baño mientras ella lo esperaba fuera y después continuaban su entrenamiento.

No hace mucho me acerque a ellos para ver si necesitaban ayuda en la sala durante su entrenamiento, y fue cuando me di cuenta del problema real de Svend; no eran problemas motores, Svend tiene glaucoma en ambos ojos, y su visión es casi nula. De una manera muy tierna, su mujer, Inger, me contó su historia; Svend empezó a tener problemas de visión allá por el año 1993, sufriendo un deterioro progresivo en la capacidad de ver a lo largo de todos estos años, hasta que en 2011 perdió la visión por completo. Desde entonces ella es su único apoyo, por donde él ve y se relaciona con el mundo.

sven3Hacen un poco de cinta para calentar, luego hacen un circuito de máquinas, todas sentadas por seguridad, y terminan haciendo bicicleta. Los técnicos de Altafit le explicamos el funcionamiento de las maquinas al principio, cuando se inscribieron; después han sido muy autónomos y aunque siempre se le ofrece ayuda, ellos entrenan solos.

Es extremadamente tierno observar con qué cariño ella lo acompaña en cada pequeño paso que Svend da en nuestro centro, y como ella lo anima a seguir haciendo cosas y no caer en el inmobilismo más absoluto.  En Altafit Fuengirola estamos muy orgullosos de poder brindarle nuestra ayuda a esta pareja admirable, y de ser testigos de esta maravillosa historia de amor.

Antonio Sánchez Almendro 
Antonio Sanchez Almendro marbella