Rutas cicloturistas para hacer en familia

El mes de septiembre sigue siendo un momento fantástico para hacer deporte al aire libre. Además de los anillos verdes de cada ciudad, hoy os traigo unas rutas cicloturistas (para toda la familia) que podéis hacer tanto en bici como caminando. ¡A por ellas!

 

Ruta 1. La Senda del Oso en Asturias.

Tiene un total de 22 kilómetros que va desde Tuñón hasta Entrago y transcurre siempre por terreno asfaltado y con valla protectora. Por el camino nos encontraremos fuentes para rellenar nuestro bidón y carteles informativos sobre la flora y la fauna, los monumentos de la zona, rutas alternativas o consejos.

Puedes encontrar más información acerca de la ruta y como llegar hasta ella aquí:

https://www.desdeasturias.com/la-senda-del-oso/

Ruta 2. La ruta de la Albufera en Valencia.

Aquí tienes diferentes alternativas: desde una ruta corta como ir de Valencia al Lago de Saler donde tenemos unos 14 km que se puede alargar hasta el Palmar y sumamos hasta 16 Km todos siempre cerca de la playa, por lo que podemos parar cuando queramos a darnos un baño. Pero si queremos hacer una ruta más larga, tenemos la posibilidad de dar toda la vuelta al lago que depende del punto de salida podemos sumar desde 45 Km aproximadamente en adelante.

Puedes encontrar más información acerca de la ruta y como llegar aquí:

http://bicicleterosdevalenciarutas.blogspot.com/2013/10/rutas-por-la-albufera.html

Ruta 3. Vía Verde del Noroeste de la Región de Murcia

Esta tiene un total de 78 Km de camino natural dentro de la cual tienes diferentes etapas, por lo que cada fin de semana puedes hacer una ruta diferente. Además, tenemos diferentes albergues donde si queremos podemos quedarnos a pasar la noche si queremos hacer varias rutas durante unos días.

Etapa 1: Campus de Espinardo – Alguazas: Consta de unos 10 Km.

Etapa 2: Alguazas – Mula: consta de unos 25 Km.

Etapa 3: Mula – Bullas: Consta de 23 Km.

Etapa 4: Bullas – Caravaca de la Cruz: Consta de 22 Km.

Puedes encontrar más información acerca de la ruta y como llegar aquí:

https://saposyprincesas.elmundo.es/actividades-ninos/murcia/aire-libre/rutas-y-excursiones/de-ruta-por-la-via-verde/

Ruta 4. El Azud del Ebro a La Cartuja y vuelta por el Canal Imperial.

Esta ruta tiene aproximadamente 18 Km. Durante el recorrido tenemos diferentes puntos de interés como el observatorio de las aves, pasado el puente del 4º cinturón, el puente del Bicentenario y ya una vez en la Cartuja podemos ver el Monasterio de La Cartuja. Después, a la vuelta por el canal están las Exclusas de Valdegurriana.

Puedes encontrar más información acerca de la ruta y como llegar aquí:

http://www.rulando.es/?page_id=46

Por supuesto, recuerda que siempre que hacemos deporte hay que llevar agua para hidratarse y es bueno llevar algo de comida.

Espero que te atrevas a probar a alguna y disfrutéis todos juntos.

¡Nos vemos pronto!

Beatriz Salinas Hinojosa

El río subterráneo más largo de Europa está en Castellón

Sí, como lo oyes, el río subterráneo más largo de Europa está en Castellón y además es navegable. En el Parque Natural de la Sierra de Espadán nos encontramos las Cuevas de San José (Coves de Sant Josep) en La Vall d’Uixó. Bien de Interés Cultural y Patrimonio Mundial de la UNESCO desde el año 1998.

 

Las Cuevas de San José tienen más de tres kilómetros de longitud descubiertos, pero aún no se conoce el principio ni el final de la gruta. En ella hay 800 metros navegables que se recorren en barca o en kayak y otros 255 metros que se pueden hacer a pie. Y aún quedan más de dos kilómetros inaccesibles para el público en general.

A lo largo de la gruta puedes disfrutar de la belleza de las formaciones naturales de estalactitas y estalagmitas en combinación con el agua y goteo de ésta, además de una iluminación muy cuidada. Pero todavía guarda más tesoros escondidos que van más allá de su patrimonio natural.

En su interior posee pinturas rupestres que están catalogadas y protegidas por la UNESCO al igual que todo el arte rupestre del arco mediterráneo ibérico. Esta catalogación de tan alto valor patrimonial otorga a este paraje un valor incalculable. Ya de por sí, históricamente, es un tesoro nacional gracias los yacimientos arqueológicos encontrados en la boca de acceso a la gruta. A pesar de que las pinturas rupestres fueron descubiertas en el año 1993, se sabe desde 1995, gracias a las excavaciones realizadas junto al embarcadero de la Cueva, que la presencia humana se remontaba, al menos, 16.000 años atrás, en el Paleolítico Superior.

El recorrido se divide en dos partes, la primera por el río y la segunda a pie, a través de una galería seca. La excursión se convierte en toda una aventura no apta para claustrofóbicos. La visita guiada dura unos 45 minutos. Para preservar este espacio natural, existen una serie de restricciones: está prohibida la entrada con comida o bebida, no se permiten animales y no se pueden usar cámaras fotográficas.  La temperatura es siempre constante: 20 grados. La parte acuática se puede realizar en barca o probar la experiencia de recorrer el río subterráneo más largo de Europa en kayak. Durante 1,5 horas, aproximadamente, puedes recorrer los 800 metros navegables en kayaks individuales o dobles. 

Si todavía no te hemos convencido para visitar un paraje tan extraordinario como este… no te pierdas este vídeo 360º por el interior de la cueva, verás como te animas a hacer una visita a la zona.

 

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Senderismo a 20º todo el invierno, descubre Madeira

Madeira, es una isla portuguesa en el Océano Atlántico, al norte de las Canarias. Con 2.500 km de senderos y levadas, el senderismo es su principal atractivo. Y todo ello en un clima privilegiado que ha contribuido a que la agricultura sea ya la segunda fuerza económica después del turismo.

 

Madeira es una isla volcánica, su relieve es muy complicado y genera importantes contrastes en pocos kilómetros. En el centro de la isla hay un macizo dominado por el Pico Ruivo (1.861 m). El clima cambia mucho dependiendo del lugar de la isla y del momento del día, por lo que se puede encontrar con sol y calor, lluvia o niebla si pasa por distintos lugares o en momentos diferentes. Tiene un clima oceánico en el norte y mediterráneo en el sur, con lluvias más abundantes en el norte y durante las noches. La temperatura media oscila entre los 24º en verano y unos 18º en invierno, aunque hay que tener en cuenta la altitud de la zona que vayamos a recorrer.

Dentro de todas las rutas que se pueden hacer en la isla, destacan las levadas. Hay más de doscientas que atraviesan toda la isla de Madeira. Son canales de agua que se hicieron para abastecer el sur y ahora también rutas de senderismo muy apreciadas. En todas ellas se disfruta de magníficos paisajes y atraviesan muchos rincones recónditos, como es el caso del bosque de Laurisilva, declarado patrimonio mundial por la UNESCO en 1999. Además suelen tener poca dificultad y estar muy bien señalizadas, eso sí, conviene llevar siempre linterna, chubasquero y algo de abrigo.

Dentro de las muchísimas rutas que se pueden hacer vamos a recomendarte 4 de las más representativas. Dos por levadas, una a orillas del mar, con un paisaje totalmente distinto al del resto de la isla. Y la más exigente por las cumbres de la isla, del Pico Ruivo al Pico Arreiro.

 

Levada 25 fontes – Cascada do Risco. 

 11.0 km
350 m de desnivel acumulado.
Ida y vuelta por el mismo camino.
Nivel: Intermedio.
 3-4h

 

Levada Queimadas – Caldeirao Verde

 11.8 km
95 m de desnivel acumulado.
Ida y vuelta por el mismo camino.
Nivel: Fácil.
 3-5h
 

 

Ruta por la Península de São Lourenço.

 7.2 km 
417 m de desnivel acumulado.
Ida y vuelta por el mismo camino.
Nivel: Intermedio, cuidado con viento fuerte.
 2-3h
 

 

Pico Arieiro – Pico Ruivo.

 10.5 km 
1.172 m de desnivel acumulado.
Ida y vuelta por el mismo camino.
Nivel: Difícil.
 2-4h

 

 

Con estas rutas tendrás una idea muy general de la isla, pero hay muchísimas más. Decide cuántos días quieres pasar, y organiza las rutas en función del tiempo que vaya a hacer cada día… si va a llover en el norte puedes hacer las del sur, si hace viento haces las levadas que están más resguardadas… Es un destino asequible, eso sí, tendrás que alquilar coche  para todos los días. Pero, pese a los desniveles que te vas a encontrar, con el modelo más económico es suficiente para dos personas. ¡Empieza a planificar tu próxima escapada!
María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Rutas en bicicleta por el Delta del Ebro

Si eres de los que te gusta tener unas vacaciones activas… pero con tiempo para el descanso y en contacto con la naturaleza, este es un gran plan. Unos días en el Delta del Ebro, recorriéndolo a través de sus rutas en bicicleta.

 

Aunque es una obviedad, el terreno es totalmente llano, así que la mayor dificultad que te podrías encontrar en estos recorridos es el viento. Por ello es una propuesta muy recomendable para hacer en familia, con niños, gente que no esté muy acostumbrada a montar en bicicleta, etc… Pero si te gusta algo más de caña, otra opción es hacer rutas más exigentes por las cercanas Sierra del Boix y Cardó, o el Parque Natural de Los Puertos, y combinarlas con los itinerarios por el Delta. Si vas en época estival la combinación puede incluir también algo de playa, en el mismo entorno o en calas cercanas de la Costa Dorada.

El Delta del Ebro tiene 320 km2 de superficie. Constituye el hábitat acuático más extenso de Cataluña con una rica diversidad de ambientes. Río, mar, bahías, playas, dunas, salobrales, bosque de ribera, lagunas costeras, islas fluviales y colmillos conforman su paisaje natural… sin olvidarnos de los arrozales. En todos ellos hay una gran diversidad de organismos (pájaros, pescados, reptiles, anfibios, invertebrados …) adaptados a los diferentes hábitats. Algunos tanto que ya no migran al final de la temporada y viven continuamente en la zona.

Los recorridos tienen tramos por carretera (con poco tráfico), pistas y carriles bici. Y las distancias son orientativas. Puedes adaptarlos a tus gustos o necesidades, haciendo algunos tramos nada más, o varias rutas en una… La zona da para hacerte tus propios recorridos siempre que lleves un gps, ya que los caminos entre arrozales pueden parecer a veces todos iguales.

RUTA DE LAS LAGUNAS

Recorre las dos lagunas más grandes del Parque Natural, con una de las reservas más importantes de aves acuáticas y limícolas. Con las salinas y el Trabucador tendrás la oportunidad de recorrer uno de los lugares más emblemáticos del Delta del Ebro junto con el paraíso de los amantes del kite-surf en la playa de l’Aluet. Y si se te queda corto, puedes seguir la pista del Trabucador hasta la Punta de la Banya… pero son unos cuantos kilómetros.

RUTA BAHÍA DEL FANGAR

Un espectáculo que combina las actividades tradicionales de pesca con el cultivo del mejillón y la ostra, pudiendo observar las casetas de trabajo dentro del mar: las mejilloneras. Recorre los humedales de depuración rellenos de aves acuáticas que te envuelven durante toda la ruta junto con la esencia de las playas salvajes. Un paisaje excepcional que te obligará a parar a cada poco para sacar fotografías. Como te decíamos esta ruta la puedes extender por la orilla del Fangar lo que desees, siempre teniendo en cuenta que después hay que volver.

RUTA DE LA DESEMBOCADURA DEL EBRO

Rodeados de campos de arroz partimos de Deltebre por un carril bici que nos lleva hasta la desembocadura de uno de los ríos más importantes del estado español, con sus 910km de recorrido. Importante pasarte a la pista a la izquierda de la carretera, ya que un largo tramo el carril queda a más bajo nivel que esta, y no puedes disfrutar del paisaje. Una vez llegas a la desembocadura, la fusión entre el río y el mar con todo su esplendor paisajístico.

 

Ahora sólo tienes que decidir si te llevas tu propia bici o la alquilas allí, hay muchos puntos para ello, incluso servicios de rutas guiadas. Y no te olvides de llevar prismáticos, hay miradores y observatorios para ver las aves por todo el Delta, y suficiente memoria en tu teléfono o cámara para sacar fotos. Por último, fundamental, el repelente de mosquitos. Es bastante probable que te traigas algunas picaduras de recuerdo, al atardecer son implacables. 

 

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

 

5 rutas a caballo por España

Montar a caballo está de moda. A pesar de no resultar nada sencillo, se ha convertido en una actividad bastante demandada, ya sea por conocer lugares de una manera diferente, o por practicar nuevos deportes. Una opción más de turismo activo en contacto con la naturaleza. 

Te presentamos 5 rutas a caballo por nuestra geografía que puedes realizar sea cual sea tu nivel y en cualquier época del año, ya que nuestro clima es privilegiado para este deporte.

1. Ruta del Camí de Cavalls – Menorca

Ruta con algo más de 100 kilómetros que recorre toda la costa menorquina y que puedes completar en unos cinco días. En ellos podrás deleitarte de las espectaculares playas vírgenes de esta isla gracias a este sendero histórico. Podrás conocer el yacimiento arqueológico de Sanicero. Otra opción es recorrer el Parque Natural de S’Albufera en caballo y subirte al faro de Cavalleria.

2. Ruta del agua y la encina – Badajoz

Con más de 50 kilómetros puede recorrerse fácilmente en tres días. Se desarrolla en Burguillos del Cerro y alrededores. Conocerás el puente romano y los antiguos asentamientos celtas y visigodos de esta localidad. Pasearás por la cañada, podrás visitar las majadas de los pastores… Turismo rural auténtico.

3. Ruta de la Moraña – Ávila

Casi 80 kilómetros a lomos de tu caballo para recorrer la desconocida zona de “La Moraña” en la provincia de Ávila durante durante tres días y dos noches. Durante la ruta podrás visitar los pueblos históricos de la región, donde predomina el arte mudéjar. Visitar Arévalo, y ver el castillo del mismo nombre. Detenerte en la iglesia de La Lugareña, uno de los ejemplos de arte mudéjar mejor conservados de la zona. Esta ruta se conoce por su paisaje de alamedas y pinos, refugio de aves esteparias y parte del camino sigue el curso del río Adaja.

4. El pulmón verde de Barcelona – Barcelona

Casi 60 kilómetros para realizar también en 3 días. Tu viaje transcurrirá por les Valls del Montcau. Tu caballo atravesará bosques de pino blanco y rojo y encinas mediterráneas. Conocerás joyas arquitectónicas como el Monasterio de Sant Benet en el Pla de Bages o el famoso Castillo de Talamanca. Otras paradas destacadas serán el pueblo medieval de Mura o el puente gótico de Vilomara, situado sobre el río Llobregat.

5. Campiña de Jeréz de la Frontera y la Bahía de Cádiz – Cádiz

Cuatro de los itinerarios ecuestres homologados de Andalucía están en esta zona. Desde El Puerto de Santa María a Jerez de la Frontera, por el Parque Natural de la Bahía de Cádiz  y que pasa junto a una reserva natural compuesta por tres lagunas donde nidifican numerosas aves y termina en La Carrascosa. Y desde la Laguna de Medina a la localidad de La Barca de la Florida… Con el aliciente de que también se pueden realizar numerosos deportes acuáticos en toda la costa gaditana.

 

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Dinamarca, el país que ama a las bicicletas.

Dinamarca cuenta con cerca de 12.000 km de carriles bici y se calcula que tiene aproximadamente unos 4 millones de bicicletas. Esto lleva a los turistas a disfrutar al máximo en sus rutas en bicicleta. Sus infraestructuras ciclistas hacen de este país el destino ideal para terminar esta serie sobre clicloturismo por Europa.

 

Su capital, Copenhague, ha hecho de la conciencia ecológica su bandera, y de la bicicleta, su principal medio de transporte (el 36% de sus habitantes se desplazan a diario en bici). Las distancias entre los diferentes sitios de interés y las atracciones son breves, para que no te falte nunca la oportunidad de parar y recargar tus baterías. El país se caracteriza por un terreno repleto de grandes llanuras, ideal para moverse en bicicleta, y ofrece rutas perfectamente señalizadas para ciclistas.

El punto más distante del mar se encuentra a tan sólo 50 km de las playas: nunca estarás muy lejos de las costas y de su encanto. Los pueblos y ciudades tienen carriles bici seguros, donde podrás mezclarte con los daneses y pedalear entre tiendas, bares y fiestas. Y si en algún momento crees que es la hora de descansar un poco las piernas, no tienes que hacer más que llevarte la bici a uno de los muchos trenes que atraviesan Dinamarca.

La mayoría de las rutas cicloturísticas se concentran en la península de Jutlandia, la parte continental del país. Así como en la isla de Selandia, la isla más grande donde se encuentra su capital, Copenhague y la isla Fionia, conocida como la “isla jardín” siendo la segunda isla más grande. Todo ello forma una zona muy accesible para poder viajar en bicicleta. Entre los recorridos que puedes hacer para conocer el país, tienes una ruta circular de 250 Km. que sale de Copenhague y pasa por Køge, Roskilde, Hillerød, Tisvilde, Helsingør y regresa a la capital. Transcurre entre  granjas, bosques, y pequeñas aldeas.

Una experiencia inolvidable, disfrutaremos con sus espectaculares vistas, los fantásticos puentes por los que cruzaremos de una isla a otra, siempre en contacto con su naturaleza, su historia y su cultura, sin olvidar su pasado vikingo.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Dinamarca, el país que ama a las bicicletas.

Dinamarca cuenta con cerca de 12.000 km de carriles bici y se calcula que tiene aproximadamente unos 4 millones de bicicletas. Esto lleva a los turistas a disfrutar al máximo en sus rutas en bicicleta. Sus infraestructuras ciclistas hacen de este país el destino ideal para terminar esta serie sobre clicloturismo por Europa.

 

Su capital, Copenhague, ha hecho de la conciencia ecológica su bandera, y de la bicicleta, su principal medio de transporte (el 36% de sus habitantes se desplazan a diario en bici). Las distancias entre los diferentes sitios de interés y las atracciones son breves, para que no te falte nunca la oportunidad de parar y recargar tus baterías. El país se caracteriza por un terreno repleto de grandes llanuras, ideal para moverse en bicicleta, y ofrece rutas perfectamente señalizadas para ciclistas.

El punto más distante del mar se encuentra a tan sólo 50 km de las playas: nunca estarás muy lejos de las costas y de su encanto. Los pueblos y ciudades tienen carriles bici seguros, donde podrás mezclarte con los daneses y pedalear entre tiendas, bares y fiestas. Y si en algún momento crees que es la hora de descansar un poco las piernas, no tienes que hacer más que llevarte la bici a uno de los muchos trenes que atraviesan Dinamarca.

La mayoría de las rutas cicloturísticas se concentran en la península de Jutlandia, la parte continental del país. Así como en la isla de Selandia, la isla más grande donde se encuentra su capital, Copenhague y la isla Fionia, conocida como la “isla jardín” siendo la segunda isla más grande. Todo ello forma una zona muy accesible para poder viajar en bicicleta. Entre los recorridos que puedes hacer para conocer el país, tienes una ruta circular de 250 Km. que sale de Copenhague y pasa por Køge, Roskilde, Hillerød, Tisvilde, Helsingør y regresa a la capital. Transcurre entre  granjas, bosques, y pequeñas aldeas.

Una experiencia inolvidable, disfrutaremos con sus espectaculares vistas, los fantásticos puentes por los que cruzaremos de una isla a otra, siempre en contacto con su naturaleza, su historia y su cultura, sin olvidar su pasado vikingo.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Francia, viajes en bicicleta por el país del Tour.

Con cerca de 20.000 km de carriles bici, Francia nos ofrece numerosas rutas en bicicleta. Sus castillos, parques y jardines, iglesias y capillas, canales, ríos, bosques y viñedos nos harán disfrutar de este destino. Además, los viajes en bicicleta por Francia nos permitirán descubrir grandes ciudades y pequeños pueblos con encanto, siempre a nuestro ritmo.

 

Con tantos kilómetros por recorrer y tantos atractivos, es difícil elegir entre todos ellos. El Valle del Loira, la Bretaña, el Canal du Midi, la Alsacia, la Provenza… cualquiera es un buen destino turístico en sí mismo, y especialmente para hacer en bicicleta. Y en cualquiera de las modalidades que te hemos venido contando en estas últimas entregas.

Para no dispersarnos demasiado, vamos a quedarnos con dos, el Valle del Loira y el Canal du Midi, uno al norte y otro al sur de Francia, aunque cualquiera de todos los mencionados pueden ser una fantástica opción.

El Valle del Loira.

Esta es la ruta de los más de doscientos Castillos! Una región de gran belleza con un buen clima, románticos jardines y recorrido en bicicleta que, por sí mismos, ya son una auténtica delicia. Disfrutarás de exuberante paisajes naturales a lo largo del curso del Loira y de la tradicional cocina francesa. La ruta discurre por terrenos planos con algunas colinas. Adecuado para todas las personas con alguna experiencia en ciclismo y de condición física media. Las visitas a los castillos más destacados, Chambord, Cheverny, Chenonceaux, Chaumont, Amboise, Villandry que encontrarás a cada pedalada, serán el avituallamiento y descanso perfectos.

El Canal du Midi.

El Canal du Midi fue una idea de las que probablemente harían exclamar al gran Obelix: “están locos estos romanos”. Pretendía conectar el océano Atlántico con el Mediterráneo, evitando a los barcos tener que dar la vuelta a la península para el transporte de mercancías.  Gracias a este obra maestra del hombre que finalmente se culminó en el s. XVII, la economía de esta región creció y se desarrollo especialmente, y hoy en día es patrimonio de la UNESCO.

El Canal del Midi es otro de los itinerarios clásicos del cicloturismo en Francia. Este itinerario discurre por carriles-bici y carreteras muy tranquilas a lo largo del canal, de perfil llano y con alguna suave colina. Nos ofrece numerosos tesoros arquitectónicos y culturales, especialmente en  Toulouse, Narbonne  y Carcassonne. Y es también una oportunidad para conectar con la gente, entre un paisaje de viñedos, pinos y olivos.

Cualquiera de las dos opciones que te proponemos puede ser un buen comienzo para iniciarte en el cicloturismo. Son viajes para realizar solos, en pareja, con amigos o en familia. Para hacer con niños te recomendamos especialmente el Valle del Loira, por el atractivo extra de sus castillos, aunque Carcassonne en el Canal du Midi es también de cuento. ¿Te animas a echarles un vistazo? No te arrepentirás.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Croacia, la perla del Adriático, también se puede recorrer en bicicleta.

Croacia cuenta con rutas marcadas a lo largo de toda su geografía. Si decides recorrerlas en bicicleta, podrás contemplar parajes de gran belleza y todo tipo de paisajes. Sea con una visión deportiva o una visión más lúdica, esta opción cada vez atrae a más turistas.

 

Un viaje en bicicleta por Croacia te permitirá, además de ver paisajes espectaculares, visitar algunas de las islas más bonitas de las cerca de dos mil que forman el archipiélago croata, disfrutar de la gastronomía mediterránea y siempre con el mar al lado para poder bañarte. La combinación entre el crucero y la bicicleta por las islas gana cada día más adeptos.

Puedes elegir entre hacer el viaje en bicicleta con alojamiento en hoteles y con traslado de maletas por alguna de las agencias que lo ofertan. O un viaje en combinando barco y bicicleta, pasando de isla en isla. Algunas del archipiélago croata son islas vírgenes y otras están rebosantes de  vida.

No hay que perderse los densos pinares y lagos salados de la paradisiaca Mljet; los viñedos y pueblos marmóreos de Korcula; la misteriosa Vis o la excesiva Hvar; los pueblos medievales de Cres o las residencias de las Brijuni donde Tito, el extravagante líder yugoslavo, pasaba largos veranos. El Parque Nacional de Plitvice, formado por 16 lagos en diferentes altitudes y comunicados por 92 cataratas y cascadas, es también uno de sus mayores atractivos, y atrae a numerosos turistas.

También su capital Zagreb está salpicada de magia y cultura. En Zagreb y Croacia Central hay rutas bien marcadas que recorren las colinas de Hrvatsko Zagorje y la llanura de Turopolje. También hay rutas por Medimurje, a lo largo del río Drava.

La ruta internacional del Danubio EuroVelo 6, que recorre Europa desde el Atlántico hasta el Mar Negro, pasa por esta parte de Croacia. En total, esta región suma 830 kilómetros de recorridos ciclistas si sumamos rutas como la del río Sava y la del río Drava.

La costa del Adriático sigue siendo uno de los destinos más deseados de Europa. La culpa la tienen sus parques naturales, sus islas y las ciudades-palacio que rocían su, eso sí, accidentado perfil. La Dalmacia es un atracón de belleza en cada curva para los amantes del cicloturismo, es uno de esos lugares que te engancharán para siempre.

¿Todavía no te hemos seducido con alguna de las ofertas que te estamos proponiendo este verano? Dale una oportunidad, seguro que será una experiencia inolvidable.

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club

Holanda, paraíso de los viajes en bicicleta por Europa.

Si hablamos de viajes en bicicleta por Europa no podía faltar Holanda. Con más bicicletas que habitantes, Holanda está surcada por más de 15.000 kilómetros de carriles bici que transcurren por un relieve inexistente, fácil y asequible para todos los públicos. 

 

Un viaje en bicicleta por Holanda, sus molinos de vientos, los campos de tulipanes, los canales con maravillosas áreas naturales, sus pueblos, sus ciudades, sus costumbres… La mejor manera de conocer  todos estos paisajes es recorrerlos en bicicleta,  puedes descubrir lo mejor de este país con los cincos sentidos.

Una de las excursiones más habituales es la que da la vuelta al Zuiderzee, el mar interior de Holanda en la región de Ijseelmeer, y recorre casi 400 kilómetros. Alojarte en barcos tradicionales… y si optas por la opción más organizada, te pueden llevar las maletas de alojamiento en alojamiento.

A lo largo de la ruta se visitan tradicionales pueblos pescadores como Volendam y Enkhuizen y algunos de los más bellos pólders. También se conocen de primera mano antiguos diques con viejos molinos y las más modernas infraestructuras artífices del milagro holandés.

Pero no es la única opción, también puedes hacer un recorrido por Frisia. Hay una ruta muy famosa conocida como “the eleven cities tour” que se ha hecho muy popular para los patinadores pero también para los ciclistas en esta región. La ruta nos llevará a través de pueblos con el paisaje verde, donde la agricultura determina el horizonte. Otra parte importante del paisaje son los pequeños puentes  y los barcos a vela que cruzan los grandes lagos y los pintorescos pueblos de la región.

A la hora de viajar en bici por Holanda siempre apetece realizar alguna extensión y en este caso el sitio indiscutible sería la famosa Amsterdam. Esta ciudad te cautiva, aunque al principio puede parecer algo caótica, llena de bicicletas, pronto descubres su orden, diseñado más para las bicicletas que para las personas. En realidad es la forma más natural de visitarla, con permiso de los paseos en barco que puedes hacer a través de sus fantásticos canales. Visita obligada merecen también sus museos, aparcar la bici una mañana para visitar alguno de ellos es una  magnífica opción.

En Holanda, la forma física no es un excusa, como decíamos al principio, la mayor parte de sus recorridos carecen de desnivel. Sólo tiene que apetecerte hacer turismo de una forma diferente. ¿Te animas?

María Villalón
Comunicación AltaFit Gym Club