Un embarazo activo te ayudará a acompañar el crecimiento de tu bebé.

Durante el primer trimestre del embarazo, ocurren cambios físicos que provocan molestias, debido a que el cuerpo tiene que adaptarse a este proceso y reacondicionarse a esta nueva etapa. La práctica regular de ejercicios mediante el seguimiento de un monitor permite minimizar los desequilibrios funcionales y posturales y estimular el normal desenvolvimiento corporal, acorde a las posibilidades de cada futura mamá.

_mg_2461Previa autorización médica, es altamente recomendable que se lleve adelante un embarazo activo a través de la gimnasia, actividad que ayudará a prevenir o minimizar dolores en la columna, tonificar los músculos, aportará mayor flexibilidad, aumentará la resistencia y contribuirá a descargar tensiones, características de un momento de tantos cambios en la vida de la mujer.

Además, la liberación de endorfinas producida durante la actividad física estimula al bebé, quien lo siente y asimila de manera positiva. Mantenerte activa durante este proceso te ayudará también a que tu cuerpo no pierda su forma y, después del parto, sea más fácil la recuperación de la silueta. De esta manera, descubrirás nuevas maneras de interacción entre tu bebé y tú, lo que redundará en una mayor sensación de optimismo durante este período.

Por otro lado, debes evitar actividades físicas intensas, que eleven demasiado la temperatura corporal, el ritmo cardíaco por encima de los 140 latidos por minuto, así como la gimnasia aeróbica de alto impacto, y las flexiones profundas de las articulaciones. Tampoco es aconsejable sobre exigir al cuerpo. Si te sientes agotada o mareada, debes interrumpir la práctica de inmediato y descansar hasta sentirte recuperada.

Es importante mantener una comunicación fluida con tu monitor, quien realiza un seguimiento exhaustivo e individualizado de cada futura mamá. De esta forma, no sólo podrá controlar que estés haciendo bien los ejercicios y respirando adecuadamente, sino que podrá brindarte atención y contención más estrecha, dos valores claves y necesarios, en este momento especial que es el embarazo.

_mg_2454Resultará beneficioso ejercitar los diferentes grupos de músculos, de manera gradual, a través de la gimnasia. Los aductores y abductores intervienen activamente en el momento del parto, por lo tanto, es muy beneficioso que comiences a realizar ejercicios de fuerza. Por otro lado, la ejercitación de los gemelos, a través de un trabajo de fuerza localizado, te ayudará a mejorar la circulación sanguínea.

También es primordial tonificar, mediante ejercicios de contracción y relajación, la musculatura del suelo pélvico, que se encuentra debilitado debido a la acción de la progesterona extra que produce el cuerpo.

Así mismo, resulta importante que no olvides acondicionar los músculos de los brazos, bíceps, tríceps y deltoides, que participan de manera activa en el momento del parto y que ocupan una tarea sumamente delicada a la hora de amamantar a tu bebé.

De esta manera, mantenerte activa durante el embarazo te ayudará a acompañar de mejor manera a tu bebé, quien va creciendo en tu vientre y que recibe las estimulaciones que tanto tú como su futuro papá le transmiten.

 

Lic. Mariela Villar 
Mariela es colaboradora de Altafit Gym Club especializada en la actividad física durante el embarazo y el post-parto. Es directora de EMBARAZO ACTIVO® – ESPACIO ACTIVO® y miembro del American College of Sports Medicine.
Miembro del Instituto Internacional del Deporte y Ciencias Aplicadas Latinoamérica y Europa y creadora de una técnica de trabajo propia para Embarazadas y Puérperas en EMBARAZO ACTIVO®, institución en la cual dirige y coordina actividades y charlas temáticas.
Formadora de profesionales para aplicar el Sistema EMBARAZO ACTIVO® en el mundo de la maternidad con Aval Internacional del ACSM y del IIDCA Latinoamericano y Europeo.