Yoga: Ustrasana o postura del camello

Esta asana o postura de Yoga nos permite ejercitar los músculos de la espalda, glúteo y estirar la columna vertebral, corrige desviaciones, aporta grandes beneficios al aparato digestivo, mejorando el tránsito y aliviando problemas de estreñimiento.

A nivel emocional es una postura donde trabajas la fuerza de voluntad, la valentía, la seguridad en uno mismos y en general con las funciones que tienen que ver con el poder y la fuerza de cada uno como individuo.  Además, está relacionado a la energía del sol, pudiéndolo considerar el sol como reflejo de nuestra personalidad

En cuanto a su dificultad, es una postura orientada a un nivel de ejecución medio-alto. Es posible que algunas personas puedan notar ciertos dolores durante su práctica y tenderán a apoyarse demasiado en las manos. Es importante mantener las manos sin moverlas para que la espalda se estire bien, quien sufra de un funcionamiento excesivo de la tiroides se limitará a elevar el pecho sin echar la cabeza hacia atrás. Como precaución, la postura se desaconseja a personas con lesiones severas de columna o cervicales, con migrañas o tendentes al mareo.

Esta asana está perfectamente integrada en la filosofía del yoga, por lo que nos enseña que la constancia es nuestro mejor amigo, no importa a donde lleguemos en las posturas, lo importante es que las sigamos practicando, hasta donde cada uno pueda, con una actitud neutral, conscientes de nuestro cuerpo, de nuestras limitaciones, de nuestros progresos,  de nuestra respiración, de nuestros pensamientos, buscando ese punto de equilibrio que nos beneficia, que no nos agota, que nos reconforta y nos sienta bien y a la vez nos hace evolucionar  y sentirnos más fuertes.

Seby Sánchez Piñero
 Seby Sanchez Murcia_2