Consejos para correr en verano

G4Run correr en verano

Comienza el buen tiempo y son muchas las opciones que tenemos para realizar práctica deportiva en la calle, y es que, ¿a quién no le apetece calzarse unas zapatillas de correr y salir de casa sintiendo el sol y el aire en la cara? 

Sin duda, salir a correr es una de las actividades por excelencia del buen tiempo. Ahora es probable que el frío deje de ser una excusa y el buen clima se convierta en una muy buena opción para aquellos que quieran empezar a correr (disfrutamos de más horas de sol al día, mayoritariamente no llueve, las temperaturas son más agradables, nos evitamos muchas complicaciones de llevar más capas de ropa y la gestión de estas…) Eso sí, aquellos que no están habituados a entrenar deberían de tomárselo con más calma.

Desde G4RUN os dejamos algunos consejos para que podáis tener en cuenta a la hora de generar vuestras sesiones de entrenamiento:

  1. Elegir bien el camino por el que vas a salir a correr. Nosotros os aconsejamos buscar algún parque o zona sombreada, que cuente con fuentes y espaciosos senderos cómodos de correr.
  2. Escoger la ropa adecuada, si acaso peca de menos que de más, sobre todo en tiempo primaveral, enseguida tu cuerpo subirá de temperatura y te “sobrará todo”. Evita demasiado la manga larga, además si puedes hazte con una gorra y unas gafas de sol que además de protegerte de los rayos solares, estas últimas te evitarán que puedan entrarte los molestos mosquitos en los ojos que en esta época del año encontramos en las zonas de los parques.
    Calcetines deportivos Altafit
  3. ¿Mejor hora del día? Eso dependerá sobre todo de tu rutina diaria, quizá tengas más facilidad para poder salir a primera hora de la mañana ó a última. El caso del medio día en épocas más frías a mí me gusta mucho, pero es cierto que según nos acercamos al verano pueden ser horas muy calurosas.
  4. La hidratación, fundamental en cualquier práctica deportiva siempre antes, durante y después. Las bebidas isotónicas también funcionan muy bien cuando el calor aprieta. Si lo deseas puedes hacerte un test de sudor, es muy sencillo: pésate, y después corre unos 40 minutos, no bebas nada, al acabar pésate de nuevo y calcula cuánto peso has perdido. La pérdida en gramos equivale a los mililitros que tendrás que reponer cuando corras la próxima vez. Además, deberás tener presente la pérdida de sodio (color blanco en tu piel), la pérdida de esta dependerá de tu genética. 
  5. No te obsesiones por sacar sesiones de larga duración, en esta época quizá es mejor enfocarte en la calidad que en la cantidad. Nosotros te recomendamos hacer sesiones variadas, unos cambios de ritmo en sesiones de 30 – 40 minutos máximo te vendrán fenomenal. Y por supuesto realizar un buen calentamiento, hay alguno que pueda pensar que como hace más calor no es necesario. Correr con buen tiempo también implica hacer sesiones que impliquen unos mínimos de seguridad para prevenir la posible aparición de las temidas lesiones.
    G4Run
  6. Toma mucha fruta, sobre todo si la mantienes en el frigorífico. Esta te ayudará a mantener un buen nivel de hidratación además de las vitaminas, fibra y minerales que tu cuerpo necesita: la sandía, el melón, el melocotón, los higos, las ciruelas… todas ellas te ayudarán a correr en verano con total tranquilidad y de la forma más saludable.
  7. Si eres de los que en invierno has tenido un parón, pero corrías de forma constante durante periodos anteriores recuerda que el cuerpo tiene memoria, eso sí, no quieras conseguir lo que hacías antes en la primera semana. La clave estará en ser paciente y constante, disfrutar otra vez de esos ratitos y olvidarte de resultados o tiempos/kms.
  8. Sabías que … ¡el Día Mundial del running se celebra en el mes de junio! Otro motivo más para iniciarte en este mes. Se trata de uno de los homenajes más importantes en cuanto al deporte en el que no importa la edad ni el nivel de profesionalidad, sino que lo único relevante es compartir la pasión por correr e intentar movilizar a más gente para que se una a este día.

Y nuestro último consejo es que escuches a tu cuerpo durante el ejercicio, este será el que nos indique si estamos bien o hay cosas que debemos de modificar. Es normal que los primeros días nos sintamos más fatigados y con agujetas, pero esto no es lo mismo a que tengamos dolores o molestias incómodas mientras corremos. Es por eso, que siempre será conveniente ponerte en manos de un profesional de la Actividad Física y del Deporte para que te podamos asesorar y pautar un plan de entrenamiento adecuado para ti. Pregunta en tu Gym Club por la actividad de G4Run. ¡Te estamos esperando!

¡Disfrutad de los kilómetros corredores!

Laura García – Staff G4Run

Laura García G4Run