Principios básicos en el entrenamiento de core

¿Es lo mismo Core que Abdominales?

La respuesta es NO, aunque la musculatura abdominal si está incluida en ese núcleo de diferentes grupos musculares que denominamos CORE.

Entonces… ¿Qué más músculos activamos al entrenar el CORE?

Dependiendo del movimiento a realizar, la musculatura implicada varía. Hay que tener en cuenta que, aunque la musculatura pueda generar movimiento, en este caso su MISIÓN PRINCIPAL ES LA CONTRARIA, es decir, ESTABILIZAR en frenadas, cambios de dirección, subir/bajar escaleras, levantar cualquier tipo de carga… en definitiva, conseguir que cierta parte de nuestro cuerpo no se mueva.

En relación a nuestra columna:

  • Flexión: Recto abdominal, oblicuo externo, oblicuo interno
  • Extensión: Erector de la columna, músculos espinales profundos
  • Flexión lateral: Recto abdominal, oblicuo externo, oblicuo interno, erector de la columna, músculos espinales profundos, cuadrado lumbar, psoas mayor
  • Rotación: Oblicuo externo, oblicuo interno, erector de la columna, músculos espinales profundos.

¿Qué ejercicios y recomendaciones no podrían faltar en el entrenamiento de CORE?

Todos los ejercicios en los cuales se busque mantener posiciones ACTIVAS para vencer una fuerza externa (ya sea la gravedad, la tensión de una goma, una polea…), nos otorgarán mayores beneficios. No dejamos de lado ejercicios como el crunch, pero va a ser más completo tu entrenamiento si añades planchas (de todo tipo), ejercicios anti-rotacionales (como el press palof), o ejercicios integrados (como el deadbug).

Ten en cuenta que no es necesario entrenarlo todos los días, ya que es una musculatura que trabaja de manera muy constante para vencer la fuerza de la gravedad en nuestro día a día. Puedes incluir estos ejercicios en la parte final del calentamiento, entre series, al final de la sesión, ¡donde quieras! Pero su adecuada ubicación dependerá del tipo de entrenamiento que lleves a cabo (por ejemplo, no sería interesante realizarlo previo a un trabajo con cargas altas en sentadilla, ya que podemos dejarlo fatigado y perder control en un movimiento tan técnico, lo que podría aumentar el riesgo de lesión.

Recuerda que no existen recetas mágicas y el individualizar cada entrenamientro es la clave para obtener resultados. Para ello nuestro equipo de GENIUS está a tu disposición ¡CONSÚLTALES!