Beneficios de trabajar el CORE

El core o núcleo es el área que engloba toda la región abdominal y parte baja de la espalda. Lo componen los oblicuos, recto abdominal, suelo pélvico, el diafragma, y el transverso abdominal.

Trabajo principalmente de: Lumbar, glúteo y abdomen.

BENEFICIOS DE TRABAJAR EL CORE:

-Es el centro de gravedad del cuerpo, hace de enlace entre el tren inferior y el tren superior, por tanto, resulta clave para desarrollar el equilibrio, la estabilidad y la coordinación.

-Mejora la respiración porque, cuando realizamos un movimiento lumbopélvico-cadera, conseguimos expulsar todo el aire de nuestros pulmones, evitando que quede en ellos aire pobre y dejando espacio para mayor cantidad de aire limpio.

-Reduce el riesgo de lesiones y equilibra tu postura, ya que es el centro de gravedad donde se inician todos nuestros movimientos. Un core estable nos permite mantener las posturas, disminuyendo el riesgo de lesiones al proporcionar mayor fuerza a nuestras extremidades.

-Quema la grasa de la zona media del abdomen , con variaciones donde los estabilizadores de la columna trabajan de forma más intensa.

RECOMENDABLE: utilizar accesorios deportivos como el fitball, el bosu (trabajan la estabilidad) actividades como el yoga y el pilates.

Jocelyn Romero Navarro
Genius en Altafit Fuengirola

 

Claves para fortalecer tus abdominales

Es habitual ver a multitud de personas trabajando constantemente los abdominales con trabajos analíticos de contracción, pero si echas un vistazo al resto de su entrenamiento les veras realizar todas las máquinas guiadas del gimnasio así como todos los ejercicios que puedas imaginarte, pero sentados en un banco y con la espalda bien apoyada en el respaldo.

 

Llegados a este punto yo me pregunto ¿Cuál es la función principal del abdomen? La respuesta es clara y concisa: ESTABILIZAR Y FIJAR el tronco y curiosamente  esta labor se ve inutilizada debido a que esa función pasa a realizarla la máquina y el respaldo, pues hacen innecesaria dicha labor por parte del core. Aquí llega el problema, después de haber entrenado todo el cuerpo, salvo la zona abdominal y lumbar (curiosamente el “centro de fuerza” de nuestro cuerpo),  nos  ponemos como locos a realizar todos los ejercicios que conocemos de trabajo abdominal analítico, en los cuales vuelve a quedar carente la función principal de nuestro core, por algo le llaman “faja abdominal”, porque aprieta, fija y estabiliza y si no entrenas con esta idea clara te ocurrirá lo siguiente y es que si contraes el abdomen (si pones dura la tripa) parecerá acero para barcos, pero una vez que relajes el abdomen estará blando por falta de tono muscular.

Para que quede más claro pondré un ejemplo: imagina que tu core es un cinturón, que al trabajarlo de forma aislada con ejercicios de contracción será muy duro y resistente, pero que al carecer de tono muscular, al no trabajar su función fijadora y estabilizadora, pues ese cinturón no será de tu talla, te quedará grande y se te caerán los pantalones.

Así que mi consejo es que realices los ejercicios de pie y fuera de máquinas guiadas y bancos que hacen el ejercicio más fácil. De esta forma tus abdominales ya estarán activos realizando su función principal. Entonces una vez hecho esto, si quieres trabajar el abdomen de forma analítica, pues te recomiendo que no realices solo los clásicos encogimientos sino que realices otros ejercicios como la plancha abdominal y si tienes disponibilidad de material, pues utiliza el fitball para realizar esos encogimientos ya que obligará a tu abdomen a trabajar esa función estabilizadora. Esto mismo ocurre con el rodillo.

Germán Galindo Pérez

Ejercicios abdominales para corredores

Fortalece tus abdominales para el running. En el mundo de los corredores no solo es importante el trabajo de las piernas también hay que ejercitar la musculatura abdominal.

 

Los músculos abdominales tienen la función estabilizadora que nos protege de los impactos durante el momento de la carrera a pie y además contribuyen a una mejora de la técnica de carrera.

Por estos motivos es necesario realizar un trabajo especifico a nivel abdominal. A continuación se expone una rutina de entrenamiento dividida en dos niveles: básico e intermedio.

Nivel básico:

 

Nivel intermedio:

 

Recuerda que también es importante la recuperación. Tanto en el nivel básico como en el intermedio, la recuperación entre series es de 20/30″ y entre ejercicio y ejercicio de 60″. Empieza a entrenar cuanto antes, notarás la diferencia.
 
Ramón Martínez 

Entrenamiento Personal: la clave para alcanzar nuestras metas.

Cuántas veces te has dicho a ti mismo: ¡Mañana comienzo el Gimnasio! Y luego has vuelto a caer en la monotonía del día a día, sin lograr dar ese primer paso, tan importante para tú salud y para tú vida. Cuántas veces te has propuesto revertir ese estilo de vida sedentario y no has tenido la fuerza de voluntad o no has sabido cómo canalizar esa energía para comenzar a practicar algún deporte.

También hay que mencionar a todas esas personas que, en su mayoría por desconocimiento, han dado ese tan difícil primer paso y una lesión los dejó imposibilitados a poder continuar. Teniendo que verse resignados, una vez más, a retomar sus vidas sedentarias, esperando con optimismo poder recuperar totalmente esa lesión sin que les deje secuelas. Y estos casos reales son sólo un ejemplo parcial de muchos otros que podría mencionarles, porque también existen todos los que sí han logrado dar ese primer paso, han superado ese gran obstáculo. Y, al cabo de unas semanas o a los pocos meses, vuelven a abandonar la actividad física, sin haber notado más resultados que unos dolores musculares horripilantes, causados por un entrenamiento inapropiado, o se marchan del gimnasio con esa sensación de que han tirado su dinero.

A todas estas personas quiero darles mi mejor consejo: hagan un último esfuerzo, pero de la mano de un Entrenador Personal.

Todavía muchos piensan que un Entrenador Personal es un servicio caro e innecesario, pero les puedo asegurar que es la mejor manera de dar ese primer paso en el mundo del deporte y la actividad física sin fracasar en el intento.

Lo primero que debemos hacer es contactar con un verdadero profesional, cualificado y con experiencia, que nos sepa escuchar y que realmente comprenda cada uno de nuestros objetivos, respetando siempre nuestros gustos y preferencias, un aspecto clave para alcanzar esa tan deseada CONTINUIDAD.

La entrevista inicial con nuestro Entrenador Personal es fundamental, por medio de un breve cuestionario él podrá conocer nuestro caso y, de esta manera, podrá desarrollar una planificación de entrenamiento 100% personalizada, además de brindarnos una serie de consejos nutricionales, con las que lograremos alcanzar cada una de nuestras metas. Este es el primer paso de nuestro largo camino. Pero les aseguro que el esfuerzo vale la pena.

Les mencionaba la importancia de que nuestro entrenador sea un profesional experimentado porque esto es un aspecto clave a la hora de desarrollar una planificación de actividad física; a los entrenadores, la experiencia nos brinda innumerables recursos, herramientas y opciones para trabajar con nuestros alumnos, esto nos permite innovar diariamente sin caer en la monotonía, logrando que nuestro cliente descubra métodos de trabajo que seguramente desconoce y que pueden ser muy efectivos para alcanzar sus objetivos.

Otro aspecto muy importante que nos aportará un Entrenador Personal es la posibilidad de evaluar y valorar nuestro progreso, sin ellos sería como correr una carrera sin línea de llegada, estas valoraciones suelen ser por medio de mediciones y test muy simples, con los que periódicamente lograremos saber si vamos avanzando por el camino correcto.

Por último quiero dirigirme a esas personas que sí han logrado permanecer apuntados a un gimnasio durante meses o tal vez años y se siente estancados en sus entrenamientos, arrastran lesiones y molestias producto de la falta de planificación y ya no notan otro resultado más que la cuota que se les cobra mes a mes de sus cuentas bancarias… a estas personas también les animo a hablar con un Entrenador Personal, estoy seguro que podría brindarles una serie de consejos para romper con ese estancamiento, renovar sus entrenamientos y hasta planificar nuevas metas para seguir mejorando vuestra salud física y mental, porque nunca se olviden de estas palabras:

MENTE SANA EN CUERPO SANO.

Eduardo L’Enfan Heis. 
 

8 errores que cometes al trabajar tu abdomen.

A todos nos gusta lucir palmito enseñando un abdomen marcado y nos machacamos seriamente para ello en el gym. No obstante, esta obsesión por lucir abdominales hace que cometamos errores graves en nuestro entrenamiento y finalmente no lleguemos a obtener los resultados que realmente queremos.

  • OLVIDAMOS ENTRENAR EJERCICIOS COMPUESTOS

Nos empeñamos en realizar ejercicios aislados de abdomen cuando realizando ejercicios básicos (con buena técnica) como peso muerto, sentadillas o diferentes press (militar etc.), estamos activando el abdomen de manera muy intensa y efectiva.

  • EJERCITAMOS LOS ABDOMINALES PRIMERO

Esto es un error garrafal. Cuando estamos entrenando casi cualquier musculatura con ejercicios compuestos, implicamos la musculatura abdominal. Para hacer una buena sentadilla, por ejemplo, el abdomen ha de estar fuerte y trabajando. Si ejercitamos primero los abdominales a través de un trabajo directo, éstos estarán agotados a la hora de entrenar otras cadenas musculares, realizaremos el resto de los ejercicios de manera defectuosa, nos sentiremos más cansados y probablemente nos lesionaremos.

  • TENEMOS UNA RUTINA ESPECÍFICA UN DÍA A LA SEMANA SOLAMENTE PARA ABDOMINALES

A la hora de trabajar el abdomen, como con casi todo, es más calidad que cantidad. 15 minutos de trabajo abdominal directo son suficientes. Empieza primero con ejercicios compuestos a través de los que activarás esta musculatura y acaba con algunos ejercicios específicos de abdomen, 2 – 3 series serán suficientes.

  • NO TENER EN CUENTA LA DIETA

Desde luego el secreto para hacer visibles tus abdominales es disminuir tu porcentaje de masa grasa y esto es imposible si no cuidas tu alimentación. La calidad de los alimentos que comas y el balance calórico de la ingesta vs entrenamiento es muy importante.

  • ENTRENAR LOS ABDOMINALES TODOS LOS DÍAS

El abdomen es como cualquier otro músculo de tu cuerpo y necesita descansar para recuperarse y supercompensar. Si te levantas al día siguiente después de un duro día de entrenamiento de abdomen y eres capaz de hacer más, algo has hecho mal. Es preferible que entrenes fuerte los abdominales un día pero que al siguiente día los dejes descansar.

  • OLVIDAR LA ESPALDA BAJA


Los abdominales son parte del CORE, concretamente la parte anterior y lateral. No obstante, la parte posterior del núcleo de tu tronco implica también musculatura de la espalda baja que has de trabajar con la misma intensidad para mantener el equilibrio del CORE. También debes incidir en el suelo pélvico.

  • TRABAJAR EL ABDOMEN SOLAMENTE DESDE UN ÁNGULO

El recto abdominal, los oblicuos mayores, los oblicuos menores y las fibras del transverso, tapizan tu abdomen en diferentes direcciones por lo que deberás hacer ejercicios que impliquen movimientos desde diferentes ángulos y planos del espacio.

  • REALIZAR SIEMPRE LOS MISMOS EJERCICIOS ABDOMINALES

Como todos los músculos, los abdominales se “acostumbran” si siempre realizan la misma rutina de trabajo y así, es imposible progresar. Cambia tus ejercicios periódicamente y ve añadiéndoles, a medida que mejores y tengas más control, más intensidad y/o dificultad.

 

Oliver J. García Sánchez

Las chicas también pueden hacer dominadas.

Seguro que alguna vez has escuchado: “LAS CHICAS NO PUEDEN HACER DOMINADAS”, esta polémica afirmación surgió a raíz de un artículo publicado en la revista bienestar de New York Times a 17 mujeres que no podían realizar una dominada y el resultado fue, un aumento de la fuerza del 36% y una pérdida de grasa de un 2%. Sólo 4 de las 17 mujeres fueron capaces de realizar una dominada completa, pero este dato no es representativo dada la muestra de mujeres en el estudio.

 

Lo que sí está claro es que existen diferencias entre la musculatura de un hombre y una mujer; ellos tienen mayores ganancias de fuerza a menor tiempo de entrenamiento. Pero esta ventaja es temporal, porque una mujer puede necesitar más tiempo para desarrollar su musculatura superior, sin embargo una vez conseguido el desarrollo, sus músculos funcionarán como los de cualquier hombre.

Razones para realizar dominadas.

 

  1. Porque definirás y desarrollarás la fuerza de tu espalda consiguiendo una imagen más esbelta y atlética.
  2. Porque tendrás más fuerza a nivel global y mejor coordinación inter e intramuscular.
  3. Porque tener una espalda y brazos fuertes te ayudarán en cualquier tipo de deporte y en tu día a día.
  4. Porque te sentirás triunfadora, (ES UN GRAN LOGRO).
  5. Porque comprobarás que si se puede y TÚ PUEDES HACER DOMINADAS.

 

¿Qué es una dominada? músculos implicados.

 

En lenguaje deportivo se denomina “dominada” a la flexión de brazos, en suspensión, colgado de una barra, o lugar donde sujetarse con las manos. Debemos entrenar los músculos que intervienen en el movimiento, Dorsal ancho (tracción), Redondo mayor, Trapecio, Bíceps Braquial, Supinador largo, Tríceps, braquial anterior, Pectoral mayor, Abdomen, Glúteo (unión toracolumbar, sacro-cuello), debemos extender la cadera y activar los glúteos)

Variantes.

 

NEUTRA SUPINA NEUTRA ASISTIDA
       

 

Ya tenemos, decidido que queremos realizar “nuestra primera dominada”Pero ¿cómo?

  • Dar un pequeño saltito desde la máxima extensión y aguantar la bajada (trataremos de que el salto se reduzca y que la resistencia en la bajada sea más larga).
  • Bandas elásticas: no es tan interesante a la hora de hacer una dominada pero si es efectivo a la hora de asimilar el movimiento y en cuanto a superación de barreras psicológicas.

 

La frecuencia de entrenamiento en dominadas he de ser de 2 o 3 veces semana para principiantes y es importante trabajar todas sus variantes, así como aplicar un programa de fuerza para los músculos que intervienen.

Evitar errores comunes.

 

  • Ante pulsión de hombros.
  • Cruzar las piernas delante.
  • Si quieres realizar una dominada “olvídate de la máquina de dominadas asistidas”.
  • Agarra la barra con la mayor superficie palmar posible.

 

Debemos evitar que existan mujeres que consideren que una dominada no es para ellas, nada más lejos de la realidad (la clave es el entrenamiento adecuado para ambos sexos).“Existe una barrera psicológica, que separa a dos tipos de deportistas: los que pueden hacer dominadas y los que se creen débiles para intentarlo “¿CUÁL ERES TÚ?

 

 

Elena González 

Ejercicios para reducir la cintura.

Existen gran variedad de ejercicios enfocados al fortalecimiento y tono de la cintura pero si lo que buscamos es una reducción del perímetro de ésta, es aconsejable también ponernos en manos de un especialista en nutrición. Por muchos ejercicios que realicemos, si no tenemos un balance calórico negativo en nuestra alimentación, no vamos a obtener esa reducción de forma visible.

Ahora bien, no por esto podemos descuidar el ejercicio, parte importante en la fisiología de la actividad física. El entrenamiento va a contribuir de forma metabólico-basal a esa reducción calórica. Cuanto mayor es nuestro metabolismo basal, más oxígeno vamos a necesitar y más calorías en reposo vamos a consumir (Bompa, 1995). Por ello el trabajo muscular está tan estrechamente relacionado con el consumo calórico.

Ejercicios tenemos todos los relacionados con la propia acción muscular del abdomen, es decir, todo lo que sea flexión del tronco, donde podemos incidir en la capa abdominal más superficial (recto del abdomen) o podemos hacerlo en su capa más profunda (faja transversoabdominal) mediante técnicas usadas en Pilates (Tayson, 1997).

Tenemos diversos ejercicios sencillos muy recomendables:

-Contracciones de abdomen en supinación sobre colchoneta.

Tumbados en colchoneta contraer el abdomen mirándonos el ombligo, con variantes, piernas en 90 grados sobre un banco o fitball.

Elevación de piernas hacia el techo, o desde 90 grados hacia a tras elevando cadera.

Aplicación de todo lo demás pero llevando la contracción hacia los lados (zona oblicua del abdomen), etc.

-Contracción del abdomen en sedestación:

Sentados sobre colchoneta, bosu o fitball, llevando la espalda hacia atrás unos pocos grados de inclinación, buscando isometría en ángulo excéntrico o bajando la espalda hasta el suelo y volviendo a levantar el tronco hasta sentarnos, siempre que no existe implemento que nos sujete las piernas, para que el flexor de cadera no encuentre punto de apoyo en los primeros grados.

-Isometría en pronación con Planchas reclutando abdomen y lumbar:

Típicas planchas en pronación con antebrazos apoyados en colchoneta o planchas  laterales, bajando y subiendo cadera o en isométrico, sobre bosu o sobre fitball… etc. Y con un sinfín de variantes: a una sola pierna, cadera a un lado y al otro, con una pierna apoyada y la otra en el aire,  un largo etc…

Famosos Crunch en máquinas o poleas:

Casi siempre las vemos en las zonas de musculación, son un buen aliado para el tono muscular, pero cuidado, no podemos pasarnos con las cargas de peso.

Desaconsejamos cualquier trabajo de abdomen que implique hipertrofia con grandes cargas. Abusar del peso en estos famosos crunch darían como resultado un abdomen más fuerte y de grosor más notable, pero a nivel estético no obtendríamos una reducción visible de cintura, incluso puede que consigamos el efecto contrario, una cintura trabajada, fuerte pero también ancha.

También se debe intentar evitar en la medida de los posible, basar el trabajo de cintura o abdomen con piernas en 40 grados, activando el psoas-ilíaco, provocando estrangulación en toda la franja lumbar: abdominales tumbados en colchoneta subir y bajar piernas, o estirar o encoger piernas hacia delante, etc. Por eso la curva lumbar (la lordosis) se acentúa provocando posibles molestias lumbares, pues solo se usaría de forma accesoria el abdomen, en vez de forma principal (Koch, 1994).

En torno al trabajo de abdomen y la reducción de cintura, nos encontramos mitos y falsas creencias, quién no ha oído alguna vez que para reducir el abdomen, se debe trabajarlo mucho y cuanto más mejor, cuántas veces hemos visto esos giros de cintura en el plano transversal con una barra en la espalda, que no daban ningún tipo de resultado, más allá de un leve calentamiento oblicuo, eran una mitificación sin fundamento que fue arraigando en los centros deportivos por desconocimiento.

Con todo esto, vemos que la equivalencia ejercicio y cintura delgada, tan sólo es correcto en cierta medida, el cuidado de la alimentación es clave para la reducción de cintura. El ejercicio y la alimentación son siempre las dos caras de una misma moneda, que toma forma cuando hay otros factores implícitos como ilusión, motivación, fuerza de voluntad, mucha constancia y sobre todo muchas ganas de hacer las cosas bien.

Koch F. (1994).Strength Training For Sport, Applied Futuristic. Usa: Inc.Tyson
A.D.(1997).Abdominal Antomy and Strength Assessment .part 2 Strength & Conditioning Vol 19 .pp 70 – 71.
Bompa O. T.(1995). Periodización de la fuerza, la nueva onda en el entrenamiento de la fuerza. Buenos Aires: Ediciones Biosystem.

Daniel Álvarez  

¿Conoces los abdominales hipopresivos?

La técnica hipopresiva, con la que se reduce la presión abdominal se diseñó para la salud de la mujer, básicamente, contra la incontinencia urinaria. Hoy en día los beneficios no sólo inciden directamente en el suelo pélvico y en el abdominal. También provocan la reeducación postural, respiratoria y emocional.

 

Los hipopresivos son una combinación de ejercicios  donde se realizan estiramientos globales de todos los grupos musculares. A través de una apnea espiratoria generamos una succión real de las vísceras. En la pelvis tenemos vejiga, útero y  recto. Son  órganos que, después de un parto, de ejercicios de impacto repetitivos o también  a consecuencia de levantar cargas durante el día, pueden llegar a caerse. Esta técnica puede reducir este descenso de los órganos citados.

Por otro lado la musculatura abdominal trabaja el tono, activándose de forma involuntaria y se logra  reducir la cintura. Y no sólo hay una mejora para la salud de la mujer ,ya que para el hombre también hay una mejora sexual. Hay hombres deportistas que sufren el atrapamiento del nervio pudendo por la presión intrabdominal donde se podría mejorar la disfunción sexual a través de este método.

OTROS BENEFICIOS:

hipopresivos Previene todo tipo de hernias.

– Prevención de lesiones articulares y musculares.

– Reduce el dolor de espalda.

– Proporciona una eficaz protección  lumbo-pélvica.

– Bienestar y placer.

– Aumento del rendimiento deportivo.

– Regula y mejora los parámetros respiratorios.

Incluye los hipopresivos en tus rutinas de entrenamiento a partir de ahora, seguro que notas los cambios y empiezas a disfrutar de todos sus beneficios.

 

Arantxa Sanz

Ejercicios abdominales para un vientre plano.

Hacer infinitos ejercicios, series y repeticiones de abdominales diariamente no nos asegura conseguir un vientre plano.

Para un vientre liso, plano y libre de grasa hay que llevar una adecuada alimentación, realizar ejercicio aeróbico y trabajar la musculatura abdominal.

Vamos a hablar sobre el trabajo de la musculatura abdominal. Antes de empezar a explicar la metodología hacemos una pequeña descripción anatómica.estructura-abdomen-humano

La musculatura abdominal esta formada por el oblicuo externo, oblicuo interno, recto mayor del abdomen y el transverso abdominal.

Toda la vida se han seguido una metodología centrada en el trabajo del recto mayor del abdomen con ejercicios como los encogimientos abdominales que contribuyen a tener un vientre más fuerte pero no lo reducen.

Para reducirlo lo adecuado sería trabajar el transverso abdominal realizando ejercicios en isometría concéntrica. En la página siguiente se detallan dos rutinas de ejercicios para el transverso abdominal divididas en nivel básico y avanzado.

 RUTINA BÁSICA  – 4X15” / Recuperación 15”-30”

RUTINA AVANZADA – 4X30” / Recuperación 15”-30”

 

ramon aEsta rutina se puede cumplimentar con un trabajo de oblicuos (encogimientos laterales, inclinaciones laterales) en isometría concéntrica.

 

Y en el caso de querer seguir realizando ejercicios del recto mayor del abdomen se deberían realizar inspirando por el abdomen elevándolo distendiendo el transverso, con una mano en el abdomen para sentir como descramon biende al realizar el encogimiento mientras se espira y cerrar el final de la espiración con las costillas flotante.

 

Ramón Martínez 
 Ramón Martínez Murcia

Incluye abdominales isométricos en tus ejercicios.

Los abdominales han  sido imprescindibles  en el entrenamiento  a lo largo de nuestras vidas, tanto para los deportistas,  como las personas que se inician en la actividad física. Existen multitud de ejercicios para tonificar y fortalecer el abdomen, pero vamos a centrarnos en una modalidad en concreto, los abdominales isométricos.

¿Qué son los abdominales isométricos?

Plank-levelsSon ejercicios exigentes y de gran intensidad que se basan en realizar contracciones sin movimiento, manteniendo una postura estática concreta. De este modo el musculo está trabajando de forma constante y sin descanso.

¿Cómo puedo empezar?

Cuando comenzamos por primera vez a practicar estos ejercicios, es normal que no seamos capaces de mantener la postura durante un largo periodo de tiempo, pero es importante incluirlos en nuestro programa de entrenamiento.

¿Qué beneficios obtenemos?
  • Mayor reducción de grasa, ya que al estar el músculo en todo momento trabajando sin descanso la intensidad del ejercicio es más elevado.
  • Trabajamos la zona de los hombros, brazos y glúteos.
  • Para los más avanzados se pueden realizar un puente completamente sobre superficies inestables, es decir apoyando tanto piernas como brazos o antebrazos sobre fit-ball.
  • Los isométricos sobre superficies inestables al tener que equilibrar el cuerpo todo el tiempo trabajan muchos más músculos además del abdomen y por ello resultan más intensos y completos.

 

Debemos tener muy en cuenta y destacar:

Qué estos ejercicios no son recomendables en el caso de personas que sufran hipertensión debido a que al mantener la posición, se acumula tensión arterial  en el musculo. Siempre es adecuado el contar con la ayuda de cualquier genius de tu club, para que te de las pautas a seguir, y sea efectivo, y no corras el riesgo de lesionarte. Además de los isométricos siempre es conveniente incluir otros ejercicios en tu programa de entrenamiento abdominal, para lograr mayores resultados.

¡¡¡Practica abdominales isométricos!!!!

“La fuerza de un guerrero procede de un centro firme de estructuras sólidas y funciones flexibles”. HUANG TA CHUNG.

Bibliografía: 
Trendencias Hombre. https://www.trendenciashombre.com/fitness/isometricos-para-lograr-un-abdomen-perfecto
Sport.es https://www.sport.es/es/noticias/mas-deportes/abdominales-isometricos-que-son-3985999 Muy en Forma. https://muyenforma.com/abdominales-hipopresivos-e-isometricos-esos-grandes-desconocidos-diferencias-y-beneficios.htmlAerobi.com https://aerobi.co/ejercicios-de-abdominales-isometricos-abdomen-perfecto/

Gema Peñalver Martínez-Alcocer
 GEMA PEÑALVER alcalá