Cinta de correr VS correr en la calle

En este período de pandemia, aquellos que han tenido cinta de correr en casa han continuado su práctica de running, pero muchos se han preguntado si es mejor correr en la cinta o en la calle. Existe un amplio debate alrededor de este tema.

Podríamos afirmar que no existe un método mejor o peor, pues ambos tienen sus ventajas y desventajas. Dependerá del momento de la elección y de cuál sea nuestra preparación. Veámoslo a continuación:

 Desde un punto de vista biomecánico, hay algunas variables que podrían ser relevantes, según los estudios de Van Hooren.

          Las cintas de correr con una superficie blanda podrían ser preferibles para situación de rehabilitación, debido a que la carga en posición vertical es menor.

 

          La fuerza ósea que tiene la tibia es menor en la cinta. Pero la fuerza en el tendón de Aquiles es mayor. Por lo que correr en cinta para una persona que se recupera de una lesión por estrés es más recomendado en cinta, mientras que no lo sería para una persona que se recupera de una lesión en el tendón de Aquiles.

Si le damos un enfoque en relación a las posibles lesiones, vemos que:

          Salir a correr por la calle, sin un calzado adecuado, con frecuencia y sin una técnica cuidada puede provocarnos futuras lesiones en las articulaciones del tobillo y la rodilla. Por lo que correr en cinta es menos agresivo para nuestras articulaciones ya que controlamos mucho más la postura, como la intensidad y la inclinación.

¿Efectos en nuestra salud? Debemos siempre controlar 3 principales facturas ambientales:

          Temperatura: Si es muy elevada provocará una mayor sudoración.

          Humedad: Si nos encontramos en un ambiente de mucha humedad podemos encontrarnos con un nivel de fatiga mayor y de sudoración.

          Polución: La contaminación que tienen las grandes ciudades, preferiblemente siempre correr por zonas verdes y/o montaña.

Desde un punto de vista lúdico y de motivación:

          El principal enemigo de correr en cinta para todos los corredores es el aburrimiento, este provoca una sensación de fatiga mucho antes que si estuviéramos corriendo al aire libre con un objetivo de desplazarnos hacia un lugar y tener que volver.

 

          Para poder solucionar este tema lo mejor es poder jugar con las intensidades / inclinación de la máquina. Por ello, una buena planificación del entrenamiento nos hará conseguir acabar la sesión en cinta que tengamos programada.

          Correr al aire libre nos permite cambiar el lugar, el escenario. Decidir cada día el recorrido evita caer en la monotonía y poder disfrutar de infinidad de alternativas para conseguir que un entrenamiento nunca se parezca al del día anterior.

Como conclusión podemos afirmar, que las grandes diferencias se encuentran en el contexto de la actividad. No tanto en la actividad propiamente dicha. Por ello dependerá solo y exclusivamente de ti.

Lo que está claro es que salgas a correr en la calle o decidas hacerlo en la cinta. Practicar la actividad de correr es una de las mejores opciones tanto para tu salud como para tu mente. Ya sea solo o acompañado … ¡No hay excusa para no hacerlo!

 

 

 

Entrevista a nuestros runners

Como ya sabéis, dentro de nuestra casa tenemos a nuestros grandes Genius Runners, ¿quieres conocer un poco más sobre ellos?

Seguro que sus experiencias no te dejarán indiferente y querrás comenzar tú también a sentirte un runner.

Diego Martín Conde

¿Cuál es tu nombre completo? ¿Tienes algún nombre deportivo?

Me llamo Diego Martín Conde, trabajo en Altafit Lugo y no tengo nombre deportivo. Diego o en el caso de triatlón y duatlón por reglamento se utiliza el primer apellido.

¿Recuerdas cuando empezaste a correr? ¿Qué te hacía sentir?

Mi deporte desde pequeñito ha sido el futbol hasta hace 4-5 años. De siempre he tenido buena forma física, siendo de los destacados del equipo año a año.

Esporádicamente hacía alguna carrera popular por hobby. Recuerdo hacer 2 años consecutivos haciendo la media maratón de Oviedo y sobre todo correr cada año la San Silvestre de Oviedo donde siempre estaba cerca del grupo de cabeza.

Me considero que tengo mucha capacidad de sufrimiento corriendo por lo que disfrutaba cada paso de la carrera. Pero he de destacar la satisfacción que se genera si cumples tu objetivo o te has acercado a él.

Más allá de la competición, correr como rutina para mi es libertad, desconexión y salud a partes iguales.

¿Cuál es tu rutina diaria?

Podría decirse que mi rutina diaria es un poco masoca… Habitualmente trabajo por la mañana hasta media mañana. Al salir hago sesión de bici o carrera que me toque dependiendo del espacio de tiempo que me quede libre.

Comida mini siesta y sesión de natación (1h30-2h) dependiendo de parte de la temporada. Vuelta al trabajo hasta por la noche 22.00 o 23.00 y si aún me ha quedado algo por hacer o es el día de triple sesión y no me ha dado tiempo antes es el momento de calzarse las zapatillas y correr.

Es un poco caótico el día a día visto desde fuera pero con planificación y sobre adaptación todo es posible.

 ¿Qué prueba es la que más te gusta? ¿Por qué?

Hablando de carrera a pie mi formato preferido es el 5000 o el 10000. Son las dos distancias en las que suelo competir en duatlón y triatlón, entonces les tengo el punto y la forma de correrlas bastante bien.

Como entreno me gustan los entrenos rápidos, series de 400/800 o incluso series de 1000 pero por encima de esas distancias el sufrimiento en serie ya es mayor y no se disfruta tanto. Salvo el post si ha salido bien.

 ¿Qué les dirías a todos aquellos que no saben si empezar a correr?

No hay prisa, tranquilidad y poco a poco se notará una mejoría. Solo se necesita continuidad y planificación.

Una vez que pruebes con alguien que de verdad te va a saber guiar descubrirás una nueva forma de entrenamiento de la cual no vas a querer desprenderte. Disfruta y siéntete libre. 

Miguel Angel Sánchez

 ¿Cuál es tu nombre completo? ¿Tienes algún nombre deportivo?

Miguel Angel Sanchez Moreau, la gente me identifica más por mi segundo apellido, Moreau

¿Recuerdas cuando empezaste a correr?

Siempre he estado ligado al deporte, sobre todo a la bici, quería hacer un triatlón pero no me veía con fuerzas, sobre todo el miedo a hacer el ridículo. Sobre el año 2008 me inicie en a correr en una cinta en el gym, llegar a ritmos de 6 min el km era un logro. ¿Qué te hacía sentir? Al principio me costó adaptarme mucho, pero cada vez veía que los ritmos aumentaban con menos dificultad para el cuerpo.

¿Cuál es tu rutina diaria?

Hoy en día la carrera a pie la practico con el club de corredor dos días a la semana combinando técnica de carrera a pie, series y cambios de ritmos ademas solía hacer una carrera popular el fin de semanas. No hago mucho volumen de 30 a 40 km semanales. Lo completo con bici y natación.

¿Qué prueba es la que más te gusta?

Media distancia, tanto medio ironman como media maratón. También he disfrutado de trial, maratones, Ironman y 10k ¿Por qué? Aunque he podido competir y exigirle al cuerpo el 100% en maratón y Ironman la carga que se le mete al cuerpo es excesiva. El cuerpo se recupera antes en distancias medias.

¿Qué les dirías a todos aquellos que no saben si empezar a correr?

Hay que quitarse el miedo, y sobre todo empezar poco a poco. Como le suelo decir a los que se inician, nuestro ritmo lo marca nuestro corazón no la velocidad del que está corriendo al lado. Hay que entrenar todas las zonas de nuestro corazón, pero sobre todo las bajas.

Sara Reglero Marcos

 ¿Cuál es tu nombre completo? ¿Tienes algún nombre deportivo?

Sara Reglero Marcos. No, no tengo nombre deportivo.

¿Recuerdas cuando empezaste a correr?

Con 8 años (hace 24 años). Me hace sentir muy feliz, es mi estilo de vida.

¿Cuál es tu rutina diaria?

Siempre intento sacar una hora para mí, correr y entrenar siguiendo objetivos y retos deportivos individiales y en grupo. Disfruto mucho compartiendo entrenamientos.

¿Qué prueba es la que más te gusta? 1500M ¿Por qué?

Prueba Reina en España y ese punto intermedio de medio fondo con ritmos y tácticas especiales.

¿Qué les dirías a todos aquellos que no saben si empezar a correr?

Que se den la oportunidad de dar un paso más y descubrir que correr te devolverá tanto como le des. Todos somos capaces de hacer cosas increibles, y es una maravilla sentir esa satisfacción personal.

Ramón Martínez Martínez

¿Cuál es tu nombre completo? ¿Tienes algún nombre deportivo?

Ramón Martínez Martínez. No tengo nombre deportivo algunas personas me llaman Ramón de Altafit o Ramón de Cieza (mi trabajo y mi municipio).

¿Recuerdas cuando empezaste a correr? ¿Qué te hacía sentir?

Empecé a correr con 12 años porque mi padre era corredor de medias maratones y al verlo quería seguir su ejemplo. Un día le dije que quería correr con él y me llevo en una de sus sesiones suaves. Estaba eufórico porque salía con mi ídolo y encima descubrí algo nuevo, lo que ahora llaman “running”, las sensaciones de cada paso, el movimiento, el entorno, sentir la respiración durante el ejercicio… difícil de explicar con palabras. Desde ese momento, no he parado de correr y disfrutar tanto en entrenamientos como en competiciones.

¿Cuál es tu rutina diaria?

Normalmente me levanto temprano, desayuno mientras veo las noticias y me preparo las cosas para ir a entrenar. Semanalmente entreno 5-6 días, meto 2-3 rodajes suaves de 40-50´y 1 o 2 días de series dependiendo del momento de la temporada. Además incluyo un par de sesiones de fuerza y core en gimnasio para la mejora de fuerza resistencia y para realizar trabajo preventivo.

¿Qué prueba es la que más te gusta? ¿Por qué?

Mi prueba favorita es el 5K y 10K en ruta y el cross porque son pruebas cortas en las que sientes la adrenalina de principio a fin. También me gusta la media maratón en principio de temporada a modo preparación para pruebas más cortas.

¿Qué les dirías a todos aquellos que no saben si empezar a correr?

Que si quieren sentir una experiencia diferente, en la que, por momentos puedes ser libre de toda preocupación no duden y se pongan las zapatillas, elijan un recorrido que les guste y prueben a realizar una sesión de 20-30 minutos sin mirar el reloj a un ritmo moderado y podrán sin duda empezar a sentir nuevas emociones.

Empieza el cambio, empieza a sentirte bien.