Mitos en la sala fitness

¿Te ha pasado alguna vez que cuando estás entrenando te preguntas si lo que estás haciendo servirá o no? ¿Si lo estás haciendo por inercia o si de verdad hay algún respaldo y, por tanto, será eficiente (y saludable) para ti?

Hoy vamos a intentar aclarar algunas de las dudas más frecuentes que solemos encontrar en la sala de entrenamiento.

PÉRDIDA DE PESO = CARDIO

Algo que siempre se ha escuchado es que para perder peso hay que hacer trabajo cardiovascular. Aunque el cardio es un elemento importante en ese proceso (un ejemplo de cardio podría ser una GClass de GBox), no es el MÁS importante. Cuando hablamos de la parte de entrenamiento, debemos entender dos aspectos previos:

  • Más pérdida de peso no es igual a más pérdida de grasa (en esa pérdida de peso va el agua y la masa muscular también). 
  • Cuando hablamos de perder peso solemos referirnos, aunque no lo sepamos, a pérdida de masa grasa (lo que implica mantener la máxima masa muscular posible).

Así que teniendo en cuenta estos dos aspectos, cuando quieras “perder peso” prioriza el entrenamiento de fuerza (el de sala fitness) y acompáñalo de trabajo cardiovascular. El trabajo de fuerza mantendrá la máxima masa muscular posible y el cardio hará que gastes más calorías, ¿resultado? Mayor probabilidad de reducir tu porcentaje de grasa corporal. Pruébalo y pregunta a tu Genius cómo poder estructurarlo de la mejor manera posible.

Cardio AltafitNO HAGO PIERNA EN SALA PORQUE…

Seguro que alguna vez has escuchado o incluso tú [email protected] has comentado aquello de “…yo no hago pierna porque juego al fútbol” o “…porque luego ya salgo con la bici o salgo a correr” y aquello de “…ya hago piernas en clase GBike”.

Este tipo de actividades, cuando pasamos de ser sedentarios a empezar a movernos pueden ser suficientes para empezar a ganar algo de fuerza y masa muscular en las piernas. Pero su principal función es mejorar tu capacidad cardiovascular. Realizar este tipo de actividades consigue mejorar esta capacidad y te darán todos los beneficios que ésta te produce, pero no sustituye el trabajo de fuerza en la sala de las piernas. Y te vamos a contar por qué:

  • El trabajo de fuerza en sala tiene múltiples beneficios que ayudan a proteger tu salud articular, ósea y, en general, mejoran tu calidad de vida. Esto te ayuda a que todas las actividades del día a día se puedan realizar sin problemas, ahora, y durante el resto de tu vida.
  • Además, ayuda en la prevención de múltiples enfermedades ya que el músculo es un órgano que produce sustancias que mejoran tu metabolismo y hacen que tu cuerpo funcione mejor. 
  • Encima, si realizas las actividades anteriores, el trabajo de fuerza no solo te va a ayudar a prevenir lesiones, si no que mejorará tu rendimiento en dichas actividades. 

Ya sabes, cuando llegues a tu centro pide a tu Genius que te ponga el GPlan y empieza a beneficiarte de todas estas ventajas.

¿PARA ENTRENAR TUS GLÚTEOS SOLO HACES SENTADILLA?

Aunque es indudable que la sentadilla es un ejercicio con muchos beneficios, tal vez no es el ejercicio ideal para trabajar tus glúteos. Si quieres unos glúteos grandes y fuertes apunta estos dos consejos:

  • Prioriza ejercicios en los que el movimiento lo hagas de manera horizontal (puente de cadera, hipthrust, pullthrought…). Estos harán que tu glúteo se active mucho más. Si no los conoces no te preocupes, busca a tu Genius y pregúntale para que te enseñe. 
  • Cuando hagas sentadilla, intenta buscar la máxima profundidad (por debajo de la línea de tus rodillas pero con un buen control postural y ejecución del movimiento). Es en este punto donde tus glúteos trabajarán al máximo, sino serán tus cuádriceps los que más se activen. 

Y tú, ¿cuáles son las dudas que te asaltan cuando entrenas en sala? En nuestros gym clubs te las resolveremos 😉