La fruta, una apuesta segura.

fruta

Los expertos recomiendan tomar como mínimo 5 piezas de fruta al día. Si te gusta correr o cualquier deporte cardiovascular, y lo haces a menudo, deberías incrementar esta cantidad ¡¡hasta 7 piezas diarias!!

Lo sé…analizando el ritmo de vida actual, el tiempo del que disponemos, agendas llenas y otros “quehaceres”, ¿nos acordaremos de añadir a nuestra dieta la cantidad necesaria y adecuada de fruta? DEBERÍAMOS,  lo notarás en tu día a día y de igual manera en tus entrenos.

PERO, ¡¡SI NO ME GUSTA LA FRUTA!!! ¡¡CON TRABAJO Y ESFUERZO TOMO UNA O DOS PIEZAS AL DÍA!!¿¿ CÓMO LO HAGO??

Para solucionar estas situaciones debemos desprendernos de la imagen clásica de la fruta y de su consumo como elemento en el desayuno, media mañana, media tarde o pre/post entreno. Tenemos opciones que pueden hacer su ingesta  sencilla y menos monótona y problemática:

Zumos naturales: opción perfecta para aquellos que les de pereza ¡¡hasta masticar!! Y una magnífica fuente de vitamina C  en el caso del zumo de naranja o vitamina D si le añades una hortaliza como la zanahoria.

Batidos: Una opción muy buena si tienes que desayunar camino al trabajo. Deberemos tener en cuenta que, sea de lo que sea el batido, es interesante que por un lado contenga la pulpa (para ayudar en la digestión por aumento de los jugos gástricos) y la cáscara (ayudando a reducir el colesterol).

Compotas o mouse de frutas: el cambio de textura puede facilitarte la ingesta y dependiendo de la composición pueden ser muy efectivas contra el estreñimiento (manzana o pera al horno por ejemplo)

Ensaladas de frutas o vegetales: tanto si sólo es un complemento dentro de una ensalada de espinacas o “ensalada de verano”, a la que se le puede añadir trocitos de piña o granada, como si es en forma de macedonia, mezclando las frutas  y añadiendo zumo de naranja, incluso un toque de limón a quién le guste, son opciones muy interesantes.

Sorbetes: Mezclando frutas como peras, uvas o fresas a un yogur helado.

Brochetas: Magnífica opción de variar frutas exóticas como el mango con fresas, kiwi o la piña y siempre darán un toque de “estilo” si tienes que preparar un postre especial.

Parrilla o grilladas: Quizás una opción menos conocida pero igual de interesante, rodajas de piña, melocotón, banana e incluso ciruelas son las más habituales.

Sea como sea, lo mejor es utilizar la fruta de temporada y el máximo de nuestra imaginación, al igual que lo hacemos día a día con nuestros entrenos.

Ana María Llaveria Plaza
 Ana Maria Llaveria Plaza